Distribución

Red Eléctrica descarta que haya apagones a pesar de su llamada a reducir el consumo

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Pedro Mielgo, ha asegurado hoy que el suministro eléctrico será "normal" en julio y agosto, los meses de más calor, a pesar de que ayer la empresa pidió a las compañías con cláusula de interrumpibilidad que no consuman electricidad en las horas la mañana y de la tarde para hacer frente a la demanda, que ha alcanzado máximos históricos de verano. Mielgo ha explicado que esa llamada se lanzó porque algunas centrales están efectuando paradas de mantenimiento.

La demanda de energía eléctrica ha alcanzó en el mediodía de hoy nuevo máximo histórico de verano, con 34.170 megavatios, como consecuencia de las altas temperaturas, que han disparado el uso del aire acondicionado. Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido ayer, REE no ha tenido que recurrir a los cortes ya que ya han entrado en operación algunas de las centrales que ayer estaban en parada.

El presidente de la distribuidora eléctrica ha adelantado que hoy "la situación del equipo generador ha mejorado y funciona significativamente mejor". Mielgo asegura que lo ocurrido ayer es "un problema excepcional de carácter zonal" y recordó que ésta ha sido la primera vez que se aplica la cláusula de interrumpibilidad desde el invierno de 2001.

REE 14,01 1,05%

Ante la situación producida ayer, el PSOE ha solicitado la comparecencia del presidente de REE en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso para que explique "si está garantizado el suministro eléctrico a lo largo del presente año".

Demanda eléctrica

La demanda de energía eléctrica ha marcado hoy, a las 12,51 horas, un nuevo máximo histórico de verano, con 34.240 megavatios (mw), impulsada por la ola de calor.

El consumo de electricidad ya había rebasado el récord histórico anterior a las 12,48 horas, con 34.170 megavatios, según la página web de REE. La fuerte demanda y la parada de varias centrales eléctricas obligó ayer a REE a aplicar la cláusula de interrumpibilidad a las empresas que cuentan con ella. Según REE, la ola de calor ha coincidido con el final de las revisiones programadas de algunas centrales térmicas y nucleares, que se realizan fuera de las temporadas de máxima demanda de invierno y verano.