Pakistán restablecerá las relaciones diplomáticas plenas con India

El primer ministro paquistaní, Zarafullah Khan Jamali, anunció ayer que su país restablecerá relaciones diplomáticas con India. Los viajes por carretera, tren y aire también se normalizarán. Además, India y Pakistán reforzarán sus vínculos deportivos y se comprometen a dialogar sobre las cuestiones más delicadas, como es la de la fronteriza región de Cachemira, motivo de dos de las tres guerras que estos países han librado desde que ambos países lograran su independencia de Reino Unido en 1947.

Jamali respondía así al anuncio hecho el pasado 2 de mayo por su homólogo indio, Atal Behari Vajpayee, quien prometió la normalización de las relaciones diplomáticas y el restablecimiento de los vínculos aéreos. El anuncio del jefe del Gobierno indio se produjo después de una conversación telefónica con Jamali, en la que ambos estudiaron vías para mejorar sus lazos. Los dos países rivales, dotados de un poderoso arsenal de armas nucleares, estuvieron a punto de ir a la guerra el año pasado a consecuencia de un rebrote de la violencia terrorista en la región de Cachemira. La conversación entre los dos dirigentes constituyó el primer contacto a alto nivel en más de un año.

'Es mi esperanza que India sepa aprovechar el momento, deje atrás las rencillas del pasado y se mueva resueltamente con Pakistán hacia la resolución de todos los asuntos pendientes', declaró Jamali en rueda de prensa. El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, añadió más optimismo: 'Si no hay problemas para nuestra seguridad, podremos llegar a un acuerdo de reducción de fuerzas y firmar un pacto de no agresión con India', declaró ayer.

La cuestión de Cachemira será, sin duda, la más delicada. La región está bajo administración india desde 1947. Los movimientos terroristas separatistas han causado en 13 años de conflicto continuado cerca de 80.000 muertos. Nueva Delhi acusa al Gobierno de Islamabad de prestar apoyo logístico y económico a los independentistas.