Televisión digital

Sogecable y Vía Digital convocan las juntas para aprobar su fusión

La junta de Vía Digital únicamente tiene como objeto eliminar las restricciones estatutarias a la libre transmisión de acciones, trámite imprescindible para que, llegado el momento, Telefónica pueda acudir con el 100% de Vía Digital al canje por acciones de Sogecable. Está previsto que la operadora presidida por César Alierta alcance en la nueva sociedad fusionada un 23% del capital, aunque no podrá ejercer derechos políticos por encima del 16,38%.

Sogecable anunció ayer que maneja la posibilidad de colocar 'en régimen de oferta pública' la emisión de obligaciones convertibles que servirán para financiar a la plataforma de televisión digital.

La compañía también aseguró que una posibilidad alternativa es que una filial de Sogecable extranjera sea la que cubra la totalidad de la emisión y que sea después ésta la que emita las obligaciones. æpermil;stas tendrán un valor nominal de 50 euros y serán emitidas a la par. Paralelamente, la compañía ofrecerá a sus accionistas la posibilidad de participar en un préstamo subordinado por un importe máximo de 175 millones, que podrán suscribirse en proporción a su participación.

Al margen de la retribución fija de este préstamo, fijada en un tipo de interés del 10,28% a un plazo de nueve años, la compañía abre la posibilidad de suscribir derechos de opción sobre acciones (warrants) por un 1% del capital.

Sogecable llevará a cabo una ampliación de capital para atender la conversión de estos warrants y emitirá 1,27 millones de acciones de dos euros de nominal y una prima de emisión de 24 euros.

El importe del préstamo subordinado que no se suscriba por los demás accionistas de Sogecable será suscrito por Telefónica.

En paralelo a estos dos instrumentos de financiación, la nueva Sogecable recibirá un préstamo participativo de 150 millones, que será suscrito a tercios por sus principales accionistas (Telefónica, Groupe Canal + y Prisa). Este crédito cuenta con un plazo de 10 años y un interés del 11%.

Por otro lado, el auditor de Sogecable, Deloitte & Touche, ha estimado introducir en su informe de auditoría una salvedad derivada de la incertidumbre que origina el hecho de que el plan de negocios elaborado por la dirección de la compañía contempla ciertas hipótesis relativas a renovaciones y renegociaciones significativas de contratos que afectan tanto a la propia Sogecable como a Audiovisual Sport.

El auditor refleja que de la resolución definitiva de estas negociaciones podrían 'derivarse efectos cuya cuantificación e impacto patrimonial sobre las cuentas anuales del ejercicio 2002 no es posible determinar' a la fecha de elaboración de su informe.