Guerra en Irak

Francia ratifica su posición sobre la guerra en respuesta a la amenaza de EE UU

Francia replicó ayer a las amenazas de represalias de Estados Unidos a París por su oposición a la guerra en Irak, al sostener que seguirá actuando según 'sus convicciones y sus principios para defender la legalidad internacional'.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Dominique de Villepin, dijo ayer que 'a lo largo de la crisis iraquí, Francia, junto con una muy amplia mayoría de la comunidad internacional, ha actuado conforme a sus convicciones y sus principios para defender la legalidad internacional. Seguirá haciéndolo en todas las circunstancias'.

Las palabras de Villepin fueron una clara respuesta de París a las duras declaraciones realizadas el martes por el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, quien advirtió sobre las 'consecuencias' que este país tendrá que asumir por su intento de vetar la guerra contra Irak. Powell afirmó en una entrevista televisiva que 'fue un momento muy difícil, y no es un misterio que consideramos la posición francesa como no muy útil'.

El secretario de Estado recriminó a Francia que, 'mientras mi colega De Villepin estaba en África para pedir el voto a estos tres países, yo estaba al teléfono con cada uno de ellos para asegurarme de que no fuera así'. A pesar de lo 'fascinante' del juego diplomático, 'ahora se ha acabado, y es necesario revisar nuestras relaciones'. Powell no precisó el tipo de castigo que EE UU aplicará a Francia, si bien el bloqueo a su participación en la reconstrucción parece clara.

El temor a quedarse fuera de la reconstrucción de Irak parece haber forzado al Ejecutivo galo a dar un giro a sus posiciones. De hecho, el embajador francés Jean-Marc de la Sablière reclamaba ayer en el Consejo de Seguridad de la ONU la suspensión inmediata de las sanciones que pesan sobre Irak desde 1991,

La reacción del entorno empresarial francés es de la máxima prudencia. No obstante, la patronal gala admitió que la intervención de la ONU en la reconstrucción del país 'simplificaría mucho las cosas'.