Crisis

El consejo de Fiat estudiará en febrero la posible segregación de Fiat Auto

El consejo de administración de Fiat analizará en una reunión extraordinaria que se convocará para finales de febrero próximo, una eventual segregación del negocio del automóvil, según informa el diario 'Il Sole 24 Ore'

Sin embargo, Alessandro Barberis puso ayer énfasis en que Fiat no prevé la segregación del sector auto, en contra de las hipótesis de los medios italianos, que citan como fuentes a los propios bancos acreedores, con el argumento de que se favorecería un relanzamiento del segmento de turismos, con nuevas inversiones y proyectos.

El periódico asegura además, que el inversor italiano Emilio Gnutti puso de manifiesto su interés en invertir en la empresa italiana durante una reunión mantenida el pasado día 2 con Umberto Agnelli.

Por su parte, Roberto Colaninno, ex presidente de Telecom Italia, indicó hoy que podría utilizar la sociedad IMMSI como vehículo para llevar a cabo una adquisición en el capital de Fiat, dentro de su plan para sanear el grupo.

La empresa Omniapartecipazioni, propiedad de Colaninno, compró el 45% de IMMSI a Telecom Italia, y ha lanzado una oferta para hacerse con los títulos de los accionistas minoritarios, cuyo plazo de aceptación finaliza el lunes próximo.

Ayer tuvo lugar un encuentro en Milán, entre la empresa y los bancos acreedores para analizar la situación de la firma italiana en crisis. Al término de la reunión, Fiat emitió un comunicado en el que aseguró que los bancos "confirmaron la validez del plan financiero de julio". Por ese plan las entidades daban un crédito de 3.000 millones de euros, pero exigían medidas claras y eficaces para una sustancial reducción de la deuda.

En los últimos días, los directivos de Fiat han comentado en repetidas ocasiones que las cuentas van mejor de lo previsto, para dar una idea de que cumplen las obligaciones impuestas por los acreedores, aunque los datos definitivos de cómo se ha cerrado 2002 no llegarán hasta la primavera.