Estudio

Las comisiones suponen ya el 23,6% de los ingresos de la banca, el doble que en 1990

La estructura de ingresos de los bancos ha cambiado de forma radical en la última década. Las entidades han encontrado en los ingresos por comisiones una fuente alternativa ante el significativo descenso del margen financiero, y al finalizar 2001 representaban ya el 23,6% de los ingresos financieros y el 0,64% de los activos totales medios del conjunto de las entidades de depósito, según un informe elaborado por el Servicio de Estudios de Caixa Catalunya (ver Cinco Días del 14 de agosto). En 1990 significaban sólo el 11,3% de los ingresos.

Los autores del informe subrayan, sin embargo, que aunque las comisiones han experimentado un fuerte crecimiento en toda la década en valores absolutos, buena parte de su expansión se atribuye al crecimiento de la actividad financiera. En concreto, estos ingresos han pasado de poco más de 2.000 millones de euros en 2000 a 7.500 millones en 2001, lo que representa una tasa de crecimiento anual acumulativa del 12%. Pero el 0,64% que representaban el año pasado sobre los activos es sólo 0,20 puntos superior al de 1990, por lo que 'la variación ha sido relativamente pequeña en comparación al volumen de actividad financiera'.

Lo cierto es que la implantación de comisiones no ha estado exenta de controversia, ya que en muchos casos supone cobrar por servicios que hasta hace poco se prestaban de forma gratuita. No todas las entidades las han aumentado por igual. En el caso de los bancos este porcentaje era del 0,69%, y en el de las cajas, del 0,58%. Además, entre 1997 y 2001 creció 13 puntos básicos en bancos y sólo tres puntos en las cajas.

En 2001, las comisiones netas del conjunto de entidades de depósito crecieron un moderado 3,5%, lo que implica una considerable desaceleración respecto a años anteriores. Del total de comisiones, el 55,7% proviene de la prestación de servicios de cobro y pago, entre las que se incluyen las comisiones por colocación y uso de tarjetas (el 28% del total). El segundo gran bloque, con el 26,1%, son las asociadas a la comercialización de productos financieros no bancarios, como fondos de inversión, pensiones y seguros. La desaceleración se ha producido, básicamente, por la peor evolución de los fondos de inversión, que ha propiciado una caída de las comisiones por comercialización del 12,2%.

El informe destaca también la evolución negativa de las comisiones vinculadas a servicios de valores que, en conjunto, han disminuido un 1,8%. Mejor se comportaron las comisiones vinculadas a servicios de cobro y pago, especialmente las generadas por la colocación y uso de tarjetas de pago, que experimentan un crecimiento del 12,2% y ya representan el 28,8% del total. Otras comisiones que evolucionan favorablemente son las de la comercialización de seguros, con un aumento del 33,3%, la prestación de avales y otras garantías, un 14,3%, y la comercialización de fondos de pensiones, un 13,8%.

La evolución de las comisiones para el conjunto de cajas, con un crecimiento del 8,4%, fue mejor que para la banca (0,7%), aunque su peso es todavía menor.

El mayor aumento de las comisiones de las cajas en 2001 se debe a que evolucionaron mejor los servicios de cobro y pago, principal fuente de ingresos por comisiones de estas entidades, mientras se redujeron las procedentes de fondos de inversión.

El pasado fue un año de inflexión en cuanto a la progresiva expansión de las comisiones, y del 24,7% que representaban en 2000 pasaron a representar un 23,6%. Además, su importancia sobre el total de activos se redujo en cinco puntos básicos para el conjunto de las entidades de depósito, una reducción que fue de seis puntos en el caso de los bancos y de tres puntos básicos en el de las cajas.

España se sitúa por encima de la media de la zona euro

Aunque el fenómeno de intenso crecimiento de las comisiones bancarias es bastante parecido en todos los países de la zona euro, la banca española se ha situado en los últimos años por encima de la media europea. Así, en pocos años se ha pasado de dar servicios de forma gratuita a imponer comisiones y tarifas que, en relación con los activos totales medios, se sitúan por encima de la media de la banca europea. Las comisiones sobre activos totales ingresadas por las entidades de depósito españolas se sitúan ligeramente por encima de las de Alemania y Francia, aunque son inferiores a los porcentajes de Holanda, Italia y Grecia. De media, las comisiones netas sobre activos totales aumentaron en los últimos seis años en 10 puntos básicos en la zona euro.