_
_
_
_
Analistas

Wall Street, pendiente de los resultados trimestrales

Las cifras del segundo trimestre presentadas ayer por la estadounidense Alcoa supusieron el pistoletazo de salida a la temporada de presentación de resultados. Si tomamos como referencia el anuncio de este miembro del Dow Jones, uno de los primeros productores de aluminio de EE UU, las perspectivas no son nada halagüeñas. Sin embargo, un cierto grado de optimismo se impone entre los analistas.

El beneficio de Alcoa entre abril y junio fue ligeramente inferior a lo esperado por el consenso del mercado, lo que provocó un retroceso del 3% en el valor. Alcoa, no obstante, añadió que espera una recuperación de los ingresos a medida que avance el año y ofreció un escenario optimista para el resto de 2002.

Las sucesivas rebajas en los objetivos de beneficios llevadas a cabo en los últimos seis meses hacen pensar a los expertos que habrá más sorpresas positivas que en ocasiones anteriores. Durante el fin de semana, la firma estadounidense First Call publicó una nota en la que señalaba que espera aproximadamente una sorpresa negativa en resultados por cada otra positiva. Este ratio de comparación es sensiblemente mejor al del año pasado, cuando en el segundo trimestre a cada sorpresa positiva le sucedieron cuatro negativas.

Los analistas de Safei se alineaban también con las previsiones más optimistas en cuanto a los resultados de las compañías estadounidenses. 'En la medida en que no ha habido anuncios de relevancia de advertencias sobre menores beneficios, no esperamos sorpresas negativas en ese sentido, lo que podría favorecer una evolución positiva de los índices siempre que no veamos nuevos episodios negativos desde el lado empresarial', señala esta firma en su informe de estrategia para el mes de julio, publicado ayer. Los expertos consideran que sólo una retahíla de nuevos escándalos contables puede impedir a las Bolsas reaccionar de forma positiva a unos resultados empresariales que deben responder a las expectativas.

Mejoría en Europa

Así lo creen también para los mercados europeos los analistas de Credit Suisse First Boston, quienes en su último informe de estrategia semanal consideran que el actual panorama de los tipos de interés en Europa (estable hasta el cuarto trimestre, según sus predicciones), 'puede apoyar un sólido rebote en los beneficios empresariales'.

La prueba que ratifique o desmienta estas previsiones de sesgo optimista no tardará en llegar. Esta semana se conocerán en EE UU los resultados de empresas tan representativas para su sector como Yahoo y Genentech, ambas el miércoles.

El jueves le seguirán, Abbot Laboratories, la fabricante de chips Rambus y la proveedora de infraestructuras para redes Juniper Networks. Mientras que el viernes la referencia serán las cifras de General Electric. En Europa destacan los resultados que presenta mañana Carrefour y el jueves L'Oréal.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_