Sociedad

La mitad de las empresas carece de mecanismos para evitar el acoso

La mitad de las empresas españolas con más de 100 empleados reconocen que carecen de mecanismos para solventar internamente situaciones de acoso o discriminación, según los datos del Informe Forética 2000 sobre responsabilidad social de las empresas, presentado ayer y elaborado por Forética y la Universidad Pontificia de Comillas.

No obstante, el estudio, que trata de desvelar la percepción que los directivos tienen de la aplicación de códigos de gestión éticos de las empresas y se realizó a través de encuestas a 388 empresas, señala que más de dos de cada cinco directivos dicen tener un código de conducta, porcentaje que asciende hasta el 95% en el caso de empresas con más de 1.000 empleados. Un 65% cree importante que su organización presente informes anuales con criterios medioambientales y sociales.

En cualquier caso, un 57,7% de los directivos afirman que la razón principal que puede llevar a su organización a asumir su responsabilidad social es de carácter ético, frente a intereses estratégicos o comerciales. Sin embargo, un 54,8% de las empresas con más de 100 empleados no tienen mecanismos para verificar la ausencia de mano de obra forzada y explotación infantil por parte de sus proveedores, independientemente del país en el que actúen.

En cuanto a los valores más implantados el director técnico de Forética, Germán Granda, señaló que las empresas están más concienciadas como temas como las acciones solidarias con ONG, el componente medioambiental o la publicidad ética, mientra que otros temas, como la conciliación de la vida familiar y laboral, el control de las situaciones de acoso y discriminación y los problemas con los proveedores, son asuntos que se están empezando a desarrollar ahora. Así, más de la mitad de los directivos afirma que la problemática medioambiental está integrada en la toma de decisiones de su organización y un 42,2% afirma que su empresa participa en acciones de apoyo a organizaciones benéficas.