Bolsa Internacional del Turismo

La OMT prevé que una recuperación del turismo en el segundo semestre

La industria turística recuperará los niveles anteriores a la crisis generada por los atentados del 11 de septiembre entre el tercer y cuarto trimestre de 2002, según señaló el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Francesco Frangialli, en vísperas de la Bolsa Internacional del Turismo (ITB) de Berlín, que se clausura hoy. Asimismo, dijo que el turismo se mantuvo "considerablemente más fuerte" durante los meses de enero y febrero de 2002 que en noviembre y diciembre de 2001. "Esperamos que entre julio y septiembre se produzca una reactivación escalonada en Europa, Africa, el Mediterráneo Occidental y el Caribe", añadió.

Las llegadas de turistas internacionales cayeron un 1,3 % en 2001 hasta alcanzar los 688 millones, registrando de esta forma su primer descenso "importante" desde la Segunda Guerra Mundial. Las razones que el secretario general de la OMT esgrime para explicar este fenómeno son el enfriamiento de la economía mundial, que empezó a finales de 2000, y el impacto del 11-S. La OMT creó un Comité de Crisis tres semanas después de los ataques terroristas con el objetivo de liderar y orientar al sector "en este difícil periodo", explicó Frangialli, quien dijo que en este Comité participan 21 ministros de Turismo de los países más afectados por la crisis, 15 dirigentes del sector privado y miembros del Consejo Empresarial de la OMT, en representación de los turoperadores, empresas de transporte y hoteles.

Los Gobiernos han respondido a la desaceleración del turismo con diferentes estrategias como subvenciones, moratorias fiscales, cambios de estrategias de marketing y una mayor presencia de las campañas de publicidad, indicó el titular de Turismo de Egipto, quien agregó que los grandes turoperadores mundiales ya han observado que estos esfuerzos están empezando a dar fruto, y que se empieza a apreciar un resurgimiento de la demanda turística.

Por otra parte, un alto directivo del grupo turístico alemán Preussag, Günter Ihlau, comentó que la desaceleración del sector turístico ha tocado fondo, lo que se ha reflejado en una recuperación creciente de la confianza de los consumidores en los viajes de ocio y negocios, a pesar de que las reservas de enero y febrero han sido inferiores a las de los años anteriores. Aunque la demanda turística se recupera "lentamente", la crisis ha cambiado para siempre el aspecto del sector de las compañías aéreas, ya que éstas han sufrido los efectos de las crisis en sus tarifas y en la drástica caída de la demanda, lo que ha provocado que algunas de ellas, que ya arrastraban problemas financieros como Sabena, Swissair, Air Afrique y Ansett, hayan quebrado después del 11-S. En Europa, las compañías aéreas de bajo coste y las aerolíneas regionales están cobrando protagonismo, pero en los lugares menos desarrollados del mundo, el transporte aéreo sigue siendo un problema importante para el sector turístico, comentó el directivo de Preussag.

Antich confirma una aproximación de posturas"muy importante" sobre la ecotasa

El presidente de Baleares, Francesc Antich, dijo hoy a los periodistas que "es verdad que hay aproximaciones de posturas muy importantes" con los touroperadores para lograr un acuerdo que retrase la aplicación de la ecotasa hasta el próximo 1 de noviembre, en vez de la fecha inicial de 1 de mayo. Tras el acto de toma de posesión de los miembros del Consell Consultiu de las Islas Baleares, Antich señaló a los informadores que por el momento no se ha alcanzado ningún acuerdo en firme. Fuentes del Govern balear se refirieron a que este pacto podría cerrarse esta tarde en la sede del Govern, el Consulado del Mar, con ocasión de la celebración de una reunión prevista entre Antich y el presidente de la Federación Internacional de Touroperadores (IFTO), Martin Brackenbury. Las mismas fuentes precisaron que este acuerdo prevé que los touroperadores incluyan el cobro de la ecotasa en sus paquetes turísticos y que participen junto al Govern en campañas de promoción de las Islas Baleares como destino vacacional. Antich solicitó "un poco de paciencia" a los informadores porque "las cosas caminan de manera rápida y espero que sigamos por el buen camino para pacificar al máximo la situación del mundo del turismo y, a la vez, impulsar nuestro modelo de crecimiento en materia turística".