Los planes de pensiones pierden un 6,01% en 12 meses

La fuerte caída que han sufrido las Bolsas en el último año sigue pasando factura a los planes de pensiones individuales, que ya acumulan en 12 meses unas pérdidas medias del 6,01%, según los datos de Inverco, la patronal del sector, a 31 de marzo de 2001. Los planes de renta variable pura acumulan, con un 23,50%, las mayores caídas.

Los máximos que alcanzaron las Bolsas en febrero y marzo del año pasado, y la posterior caída que han sufrido los mercados, se están ensañando con las rentabilidades de los planes de pensiones del sistema individual, es decir, aquellos en los que sólo hace aportaciones el partícipe. Estos instrumentos de inversión acumulan de media una caída en los últimos 12 meses del 6,01%, peor incluso que los resultados de febrero, cuando el saldo con respecto a febrero de 2000 arrojaba una caída de sólo un 4,6%.

La razón a esta debacle hay que buscarla en los planes de pensiones de renta variable pura, cuyas pérdidas acumuladas desde el mes de marzo de 2000 son de media del 23,50%, dato este que hay que coger con pinzas, pues fue precisamente entre febrero y marzo del año pasado cuando los mercados de valores lograron máximos históricos. Valga como ejemplo que desde entonces el Nasdaq estadounidense ha perdido cerca del 60%. La renta variable, además, está tomando cada vez más protagonismo en este sector, caracterizado por buscar rentabilidades a muy largo plazo.

Entre las diferentes familias de planes de pensiones, las que peor comportamiento han tenido han sido obviamente aquellas en las que la proporción de inversión en renta variable es mayor. Además de los fondos de renta variable pura, acumulan pérdidas de envergadura los planes de renta variable mixta (cuya cartera está integrada por activos de renta variable entre un 30% y un 75%), con una caída media del 11,90%. Dentro de las categorías de renta fija, sólo la renta fija pura ha logrado acumular rentabilidades, un 3,88%, precisamente porque su cartera no invierte en Bolsa. No obstante, dado que la inflación interanual de marzo se situó en el 3,8%, el partícipe, en realidad, no ha ganado nada.

Los planes de renta fija mixta I (que invierten hasta un 15% en renta variable) y de renta fija mixta II ( entre un 15% y un 30% en renta variable), acumulan unas pérdidas medias en un año del 0,86% y del 6,50%, respectivamente.

Tampoco en tres años

En un horizonte temporal más amplio, destaca igualmente cómo en un plazo de tres años vuelven a aflorar las pérdidas. La rentabilidad media acumulada por los planes en este periodo es del 1,66%, frente a un inflación anual media del 2,9%. Ni siquiera en este caso logran los planes de renta fija, con una rentabilidad del 2,86%, superar a la inflación.

Otra cosa es si se mira la evolución de los planes en un plazo de cinco u ocho años, donde las ganancias medias acumuladas son del 8,01% y del 8,49%, respectivamente. En ambos casos la rentabilidad media de la renta variable toma la delantera al resto de categorías, con ganancias del 18,47% en cinco años y del 16,61%, en ocho . Estas cifras coinciden con un periodo, los últimos 10 años, de fuerte crecimiento económico en Estados Unidos, y de fuertes alzas en los mayores mercados de valores.

Los planes de pensiones del sistema individual contaban el 31 de diciembre pasado con un patrimonio en torno a los 3,6 billones de pesetas y cerca de 4,4 millones de partícipes. Los datos de Inverco están tomados de una muestra de planes que representa el 95% del patrimonio y el 87% de los partícipes de los planes individuales.