Crisis del grupo de ingeniería
Torre de una de las plantas solares de Abengoa.
Torre de una de las plantas solares de Abengoa.

Abengoa necesita 300 millones de forma inminente para sobrevivir hasta otoño

Abengoa negocia con los fondos acreedores una nueva línea de liquidez de 300 millones que le dé la respiración asistida que precisa hasta septiembre, mientras negocia la firma de la reestructuración con todos los acreedores.

La presión vuelve a redoblarse para Abengoa. La compañía sevillana negocia con los fondos acreedores liderados por Houlihan Lokey una inyección de liquidez que le dé oxígeno hasta el mes de septiembre y que fuentes conocedoras de la situación de la empresa cifran en unos 300 millones de euros.

Está por ver si esta inyección se hace de forma independiente o como parte del acuerdo de rescate global. En todo caso, el importe se irá desembolsando en varias fases. La mencionada cuantía permitiría a la empresa abonar sus compromisos más ineludibles, como el pago de las nóminas del próximo junio.

ABENGOA 0,03 0,00%
ABENGOA B 0,02 -6,25%

El escenario de Abengoa ha mutado en los últimos meses. El grupo de ingeniería precisa menos liquidez de la prevista inicialmente, entre 1.000 y 1.200 millones, frente a los 1.800 previstos por la caída de varios proyectos. Fuentes conocedoras de la situación de la empresa reconocen que Abengoa “se está desangrando” y llegan a poner en duda que logre el visto bueno a su plan de rescate por parte de los acreedores financieros necesarios. Circunstancia que implicaría su entrada en concurso, algo que intenta evitar desde el pasado noviembre y que supondría el mayor proceso concursal de España. Esos hasta 1.200 millones de euros incluirían los alrededor de 300 que se están negociando ahora, y que fuentes conocedoras del proceso confían en tener firmado entre hoy y la semana que viene. Ese dinero se sumará a las inyecciones que Abengoa ha recibido desde octubre del año pasado de los bancos y fondos que tienen la deuda cotizada.

También está sobre la mesa decidir quiénes serán los encargados de aportar el dinero. Esto es clave, debido a que no todos los fondos representados por Houlihan Lokey tienen los mismos intereses.

Más oxígeno

Listado de inyecciones de capital recibidas

El fondo The Children’s Investment inyectó 130 millones a finales de octubre al grupo sevillano.

Los bancos del entonces G-7 –Santander, CaixaBank, Popular, Bankia, Sabadell, HSBC y Credit Agricole– conceden un préstamo de urgencia de 106 millones a Abengoa.

Los fondos liderados por Houlihan Lokey concedieron otros 137 millones en marzo.

Según los términos del rescate anunciado a finales de marzo, los bancos del G6 –Santander, CaixaBank, Popular, Bankia, HSBC y Crédit Agricole– y fondos, entre los que están BlackRock, Invesco, D.E. Shaw, Värde, Centerbridge y Elliott, que den dinero nuevo se repartirán el 55% del capital de la nueva empresa, mientras que otro 35% estará en manos de los acreedores que capitalicen deuda antigua y solo un 5% quedará en manos de los antiguos accionistas.

La nueva ronda de liquidez se tramitará de acuerdo a las condiciones que empresa, bonistas y bancos esperan tener concretadas de forma inminente. Una vez logrado este paso, Abengoa prevé iniciar la búsqueda de las aceptaciones del 75% de sus acreedores financieros al plan.

Abengoa tiene hasta finales de octubre para lograrlo, si bien fuentes del mercado reconocen que cuanto más tiempo pase la situación de standby que sufre la empresa será peor para su supervivencia. Y es que Abengoa y también su rentabilidad potencial menguan cada día.