El nuevo iPhone SE llegará en abril a España desde 489 euros
Apple lanza un iPhone ‘barato’ y de 4 pulgadas para subir ventas y frenar el avance chino
REUTERS

Apple lanza un iPhone ‘barato’ y de 4 pulgadas para subir ventas y frenar el avance chino

Cook asegura que, en el pulso con el FBI, no rehuirá la obligación de defender la privacidad de sus usuarios

La posibilidad de que Apple lanzara un terminal de moderado precio es algo que se había especulado en varias de ocasiones en los últimos años, pero ha sido hoy cuando por fin se cumplió y con un objetivo claro: impulsar las ventas de su archiconocido teléfono entrando a competir en la gama media de los smartphones (donde hoy está gran parte del negocio y están muy bien posicionados los fabricantes chinos), y lograr mejorar su posición en economías menos desarrolladas, como la India.

La compañía reconoció a finales de enero que en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, cerrado en diciembre, había vendido 74,8 millones de unidades de iPhones, solo un 0,5% más frente al mismo periodo del año anterior. Apple también anticipó en ese momento que este trimestre caerían las ventas del iPhone un 15%, lo que provocaría su primera caída de ingresos desde 2003. Ante esta situación, Apple, consciente de que las ventas del iPhone representan alrededor de dos terceras partes de sus ingresos, no lo ha dudado y este lunes su consejero delegado Tim Cook presentó un “nuevo miembro de la familia iPhone”. “El móvil de cuatro pulgadas más poderoso del mundo”, destacó Philip Schiller, vicepresidente sénior de Marketing mundial de la firma. El iPhone SE se parece por fuera al iPhone 5S, pero por dentro, según la compañía, es tan potente como los últimos iPhone 6S y 6S Plus, pues incorpora el chip A9 de 64 bits que llevan éstos, lo que le convierte en dos veces más rápido que el iPhone 5S, el último terminal de Apple con 4 pulgadas.

El nuevo móvil incluye la posibilidad de utilizar Siri sin tocar el teléfono, lleva una cámara de 12 megapíxeles con tecnología Focus Pixels para un enfoque rápido, e incluye Apple Pay. Además, está preparado con más bandas LTE que el 5S original. El equipo estará disponible en gris espacial, plata y oro rosa en modelos de 16 y 64 GB a partir de 399 dólares en EEUU (sin IVA) y de 489 euros (con IVA) en España. Se trata del precio más económico al que ha salido nunca un iPhone. Los usuarios podrán hacer el pedido del terminal a partir de este jueves y estará disponible desde el jueves 31 de marzo en 13 países, entre los que no está España, a donde llegará a principios de abril. El iPhone SE, con carcasa de una sola pieza metálica, permitirá también hacer fotos vivas.

El Apple Watch baja de precio

Apple sigue sin dar cifras de cuántos relojes inteligentes ha vendido, pero ayer presentó no solo nuevas correas de Nylon para el Apple Watch y nuevos colores para modelo Sport y para las correas de piel, sino que anunció una bajada de precios del dispositivo. Cook explicó que empezarán a venderlo a partir de 369 euros, frente a los 419 euros actuales para el modelo más básico. La firma no desveló el precio en euros.

La empresa también presentó CareKit, un nuevo entorno de software diseñado para que los usuarios puedan gestionar de forma activa sus propias dolencias médicas. “Gracias a la posibilidad de compartir información con los médicos, la gente podrá llevar un control sobre sus tratamientos y supervisar los síntomas y la medicación con datos que los ayudan a entender mejor su salud”, dijeron.

  • ¿Resultará suficientemente económico?

“Estratégicamente parece que tiene sentido el lanzamiento del nuevo teléfono, aunque seguramente lo hubiera tenido más hace un par de años [antes de que la competencia en la gama media fuera tan fuerte], pero son muchas las cuestiones abiertas”, señala el analista español Jaime García Cantero. La primera, saber si el nuevo iPhone resultará lo suficientemente barato como para competir en el rango intermedio. “Ciertamente es bastante más barato que el iPhone de última generación, pero aún así sigue siendo más caro que muchos terminales de gama media, que además ofrecen pantallas de cinco y más pulgadas. En el mercado hay smartphones de muy altas prestaciones en esa banda de precio (como los de Xiaomi, Huawei o los Nexus de Google) que serán una durísima competencia para el nuevo teléfono de Apple”, subraya.

Otra duda que surge es si las 4 pulgadas del terminal serán suficientes para el consumidor actual. Durante muchos años lo fueron, pero para algunos analistas no parece tan claro que los usuarios que han pasado ya a tamaños superiores den marcha atrás. “Salvo excepciones, el usuario se ha acostumbrado rápido a las pantallas de mayor formato y los patrones de consumo de contenidos en el móvil parecen indicar que la tendencia hacia pantallas más grandes se va a consolidar”, continúa García Cantero. Sobre este punto, Cook apuntó ayer que Apple vendió 30 millones de iPhones de 4 pulgadas en 2015. Según el directivo, porque la gente sí quiere teléfonos pequeños.

Cifrado y FBI

Tim Cook aprovechó el evento para agradecer el apoyo recibido por la compañía frente al FBI. El directivo se reafirmó y dijo que seguirán defendiendo el cifrado. “Tenemos la responsabilidad de proteger vuestros datos y vuestra privacidad. Nos debemos a nuestros clientes”, añadió.

Ante estas incógnitas, el analista español se pregunta: ¿Quién cree Apple que va a comprar su nuevo iPhone SE? “Mi opinión es que Tim Cook está pensando en la multitud de usuarios que siguen utilizando iPhones de las versiones 4 y 5, que quieren seguir confiando en Apple pero que el precio de los últimos terminales les disuadía de cambiar de versión. Estos usuarios nunca han pasado por tamaños superiores de pantalla y ya conocen el entorno de los de Cupertino por lo que me parece el primer mercado potencial de esta versión low cost o mejor dicho not that high cost”, dice este experto.       

Mediante el lanzamiento de este dispositivo, y otros que anunció ayer la compañía, Apple tiene como objetivo incrementar su volumen de ventas, que en el primer trimestre fiscal de este año se incrementaron un 2%, hasta los 18.361 millones de dólares (16.323 millones de euros).

Nuevo iPad Pro de 9,7 pulgadas contra los portátiles Windows

Apple también mantiene firme su apuesta por el segmento de las tabletas. Tras presentar hace unos meses un iPad gigante, el iPad Pro de 12,9 pulgadas para el mercado empresarial, ayer la compañía presentó un nuevo miembro de la familia iPad Pro de 9,7 pulgadas, “el tamaño del iPad más popular”, según advirtieron los directivos de Apple, que aseguraron que los usuarios ya han comprado más de 200 millones de iPad de ese tamaño.

Con este dispositivo, Apple intenta seducir a los usuarios de portátiles con Windows. Así, durante el evento, la firma aseguró que la mayoría de los usuarios de iPad Pro eran usuarios de ordenadores Windows y recordaron que “hay 600 millones de PC en uso actualmente que tienen más de cinco años. Muy triste”, añadieron los ejecutivos, que recordaron que ya hay más de un millón de aplicaciones diseñadas para iPad. La nueva tableta pesa menos de medio kilo y lleva el chip A9X de 64 bits que, según Apple, rivaliza con el de muchos portátiles.

El terminal incluye también un sistema de sonido con cuatro altavoces, una nueva cámara de 12 megapíxeles para hacer fotos con movimiento y grabar vídeo 4K. El equipo, compatible con el Apple Pencil, ofrece nuevas características para ajustar la pantalla a los cambios horarios (Night Shift) y a los cambios en temperatura de color, con el fin de que el dispositivo pueda adaptarse al momento y lugar donde lo esté utilizando el usuario (por ejemplo, en la cama y con la luz apagada).

El nuevo iPad Pro, disponible en oro, plata, gris espacial y rosa dorado, parte de los 679 euros (con IVA)para el modelo de 32 GB con wifi y de 829 euros para el de 32 GB con wifi + celular. Los dos modelos ofrecen capacidades de 32, 128 y 256 GB (la más alta de un equipo iOS). Llegará a las tiendas de muchos países el jueves 31 de marzo (a España en abril). Su precio no incluye el Apple Pencil (109 euros) ni el teclado (169 euros).

Apple dijo que se trata de una “nueva generación de iPad indispensable, inmersivo que permite a los usuarios ser más creativos y productivos que nunca”. Este nuevo dispositivo cuenta con una pantalla retina un 25% más brillante y que refleja un 40% menos que la del iPad Air 2, para ver mejor en interiores y exteriores.