_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Los reyes de Hollywood se aferran a sus declinantes imperios

La reticencia al cambio de los jefes de Paramount, Endeavor y Disney acelera la decadencia

Bob Iger  Disney
Bob Iger, jefe de Disney.HANNAH MCKAY (REUTERS)

Shari Redstone, Ari Emanuel y Bob Iger consigueron la semana pasada manejar el poder a su antojo en Paramount, Endeavor y Disney, respectivamente,pese a que sus imperios se están desvaneciendo. La reticencia al cambio acelera el declive.

Shari Redstone controla Paramount mediante el vehículo de inversión familiar National Amusements. La empresa está en venta, pero también lo está NAI, su negocio de cines. Hay dos ofertas: una de Skydance, que está intentando una complicada y opaca transacción en dos fases con condiciones no reveladas. La otra es de Apollo, que ofrece 26.000 millones de dólares en efectivo por Paramount, según dos fuentes cercanas.

La subida del 15% de la acción el miércoles al conocerse la oferta de Apollo sugiere que los inversores la prefieren; la posterior caída al quedar claro que Red­stone y el comité independiente preferían Skydance refuerza la idea. ¿El problema? Redstone, que controla el 77% de los votos, tendrá la última palabra.

Emanuel ha orquestado a su vez un acuerdo que le mantiene como rey de su castillo. La agencia de talentos y grupo de entretenimiento que supervisa aceptó el martes una compra por parte de Silver Lake. Los minoritarios no tendrán voz ni voto. Emanuel, que se ha quejado de que la acción no está recibiendo el crédito adecuado, recibirá una ganancia inesperada de hasta 400 millones, y se quedará al frente de la empresa.

En cuanto a Iger, tuvo que hacer un gran esfuerzo para mantener un consejo amistoso, al ganar el miércoles su lucha contra dos disidentes, Trian, de Nelson Peltz, y Blackwells Capital. La tendencia de Iger a quedarse puede conjurar una séptima prórroga de su contrato antes de que en 2026 expire su actual mandato.

Mientras, todo Los Ángeles sufre una crisis existencial. Las redes sociales han desbaratado el control que la vieja guardia tenía sobre sus negocios de entretenimiento. La competencia por las audiencias en streaming es demasiado dura. Disney está un 40% por debajo de su máximo. La acción de Endeavor estaba a la mitad de su pico antes de revelar en octubre que exploraba alternativas. Paramount está sumida en deudas y muy expuesta a la declinante TV tradicional. Los acuerdos complejos y las caras luchas de poder atrincheran a los monarcas de los medios. Pero las empresas necesitan un cambio.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_