_
_
_
_
_
Las claves
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Claves: la crisis de la mediana edad de la vivienda y el impuesto que más importa a los ricos

La construcción de casas vive un parón crónico

CINCO DÍAS
Vista de Málaga, con dos rascacielos en construcción.
Vista de Málaga, con dos rascacielos en construcción.Garcia-Santos (El Pais)

En cierto modo, el parón del sector inmobiliario en España lo integra en los estándares de otros países europeos, donde el ladrillo no ha sido un protagonista tan abrumador de la economía como en el nuestro. De hecho, es en lugares como Alemania donde se están notando ahora los excesos de los últimos años, siempre incomparables con los de la primera década de siglo en España. Industrias secundarias para la construcción de viviendas, como la del cemento o la logística, se resienten de esta crisis de la mediana edad, que no es aguda como la posterior a 2008, pero que se acumula en las cuentas de las empresas.

Conviene que se adapten a la realidad, aunque desde el Estado se podría fomentar el desarrollo público-privado de viviendas para alquiler social, lo cual estimularía un poco a la industria. Pero no sería nada sano volver a los aparentemente felices 2000, en los que las llaves de las casas se ataban con longanizas, y los trabajadores del sector estrenaban coches de gama alta con inusitada frecuencia. Ahora, en cambio, faltan profesionales, y desde las patronales se reclaman, incluso, vocaciones femeninas.

La apuesta por las renovables muere un poco de éxito

Es un caso claro de muerte de éxito: la caída del precio de la electricidad, tanto por el descenso de la demanda como por el autoconsumo y la sobreoferta en general, está provocando la quiebra de empresas que no están obteniendo la rentabilidad esperada de su inversión en energía fotovoltaica. Nunca llueve a gusto de todos, y el mercado acabará equilibrándose; pero el panorama general debe verse con optimismo, porque refleja que la transición a las renovables va por buen camino. Es un recordatorio, en todo caso, de que subirse a la ola a veces acaba generando burbujas que se llevan a algunos por delante.

Ni patrimonio ni sucesiones: lo que atrae a los ricos es un menor IRPF

El debate sobre la fiscalidad de las comunidades suele centrarse en el impuesto de sucesiones y en el de patrimonio, y en concreto en cómo afectan a las grandes fortunas. Pero la realidad, según un estudio del Instituto de Estudios Fiscales, es que es el IRPF el que más peso tiene a la hora de atraer a los ricos a una región, por el sencillo motivo de que se paga de forma recurrente, no como el de sucesiones, y no tiene grietas para pagar menos, como el de patrimonio. En todo caso, es la menor presión fiscal en el IRPF de Madrid la que hace que los más adinerados decidan vivir en la región capitalina. Pero conviene señalar, para moderar la controversia, que el margen de maniobra de las autonomías con el impuesto de la renta es más bien limitado.

La frase del día

“Crear artificialmente barreras tecnológicas y cortar las cadenas industriales y de suministro solo conducirá a la división y al enfrentamiento. El pueblo chino también tiene derecho a su legítimo desarrollo”

Xi Jinping, presidente de China

Las pensiones son un problema de gasto público, y más en Argentina

Un ranking de la OCDE que clasifica los sistemas de pensiones según su adecuación, sostenibilidad e integridad sitúa el argentino entre los peores del mundo. Resulta, pues, difícil estropearlo. El presidente del país, Javier Milei, ha optado por recortar el gasto en esta partida, como está haciendo en general con el desembolso público. La edad mediana de sus ciudadanos es de 31 años, bastante más baja que en Europa, por ejemplo, por lo que la medida suscitará menos rechazo en la población que si se hiciera en el Viejo Continente.

En realidad, los predecesores de Milei también rebajaron la cuantía real de las jubilaciones. La diferencia es que el presidente actual no intenta disimular los recortes, sino todo lo contrario.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_