_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La interminable saga de TikTok y Washington

ByteDance está soportando sorprendentemente bien sus problemas, incluidos los que tiene en China

Una mujer, protestando frente al Capitolio (Washington DC) contra las medidas contra TikTok, el 12 de marzo.
Una mujer, protestando frente al Capitolio (Washington DC) contra las medidas contra TikTok, el 12 de marzo.Craig Hudson (REUTERS)

La Cámara de Representantes de EE UU aprobó el miércoles un proyecto de ley que da a ByteDance, matriz de Tiktok, seis meses para desinvertir en sus activos de EE UU o afrontar una prohibición.

El último asalto de Washington a la red social, que los críticos califican de amenaza para la seguridad nacional, suena a deja-vu. En 2020, Donald Trump intentó forzar una subasta de las operaciones de TikTok en EE UU; se rumoreaba que Walmart y Oracle serían los compradores. Desde entonces, más de dos docenas de estados han prohibido la app en los teléfonos gubernamentales; Montana llegó a bloquearla, solo para que la decisión fuera revocada. Cualquier acción definitiva de Washington llevará tiempo, mientras el proyecto de ley se abre camino en el Senado, donde muchos legisladores destacados aún no lo han respaldado.

La distracción es costosa y dificultará a ByteDance centrarse en su país, su principal mercado, donde opera la app hermana de TikTok, Douyin. Allí afronta una economía en desaceleración, la feroz competencia de Kuaishou, apoyada por Alibaba y Tencent, y el endurecimiento de la normativa tecnológica de Pekín. ByteDance está tratando de deshacerse de los activos no estratégicos, como videojuegos y realidad virtual, y de enfocarse en Douyin (cuyo jefe dimitió en febrero), el ecommerce y servicios locales como el reparto de comida. No obstante, el grupo está gestionando sorprendentemente bien su creciente lista de problemas.

Gracias a la publicidad y el ecom­merce, sus ingresos subieron un 30%, hasta los 110.000 millones de dólares, en 2023, según Bloomberg. El ebit de marzo-junio llegó a los 9.000 millones, según el FT, lo cual ayudó a ByteDance a elevar su pila de efectivo a 51.000 millones. En EE UU, TikTok cuenta con 170 millones de usuarios, un 70% más que en 2020.

Ese éxito ofrece cierto alivio. Pero es poco probable que la compañía siga adelante con una OPV de TikTok. En ese sentido, ByteDance no ha dejado de recomprar acciones, la última vez a una valoración de 260.000 millones de dólares, frente a los 300.000 millones del verano. Las compras alivian en parte la presión de los empleados y los inversores, entre los que se cuentan SoftBank, KKR y General Atlantic. ByteDance ha tenido que ser creativa, pero su suerte no ha caído demasiado.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_