_
_
_
_
Editorial
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La amenaza y la oportunidad de los coches chinos

La industria de Pekín apunta a convertirse en el gran adversario del sector en Europa, pero puede ayudar también a democratizar los vehículos limpios

CINCO DÍAS
MG3

La decisión de la china MG de asaltar el segmento del coche híbrido en Europa con el lanzamiento del MG3, un modelo a precio asequible y con una batería muy superior a la de sus competidores, aspira a revolucionar un mercado dominado hasta el momento por marcas consolidadas, como Toyota. La japonesa ha conseguido liderar las ventas en España en 2022 y 2023 precisamente gracias a su apuesta por el híbrido, un modelo que concentró el año pasado casi una tercera parte de las matriculaciones de turismos en nuestro país, con más de 300.000 unidades vendidas. La popularidad de los coches híbridos en el mercado español, frente al fracaso actual de los vehículos eléctricos, se explica por el alto precio de estos últimos y la escasa infraestructura de puntos de carga desarrollada hasta el momento en España. Dos obstáculos determinantes para el consumidor medio, que encuentra en los modelos híbridos el atractivo de poder contar con un coche asequible y con etiqueta ecológica.

La apuesta de MG, que en total comercializará este año diez modelos en Europa, de los cuales tres son híbridos autorrecargables, demuestra no solo su músculo industrial, sino también su comprensión de la heterogeneidad del mercado comunitario, en el que coexisten países donde el coche eléctrico ya ha despegado con otros en los que no acaba de arraigar, como España. La marca ha prometido que su modelo será el “primer híbrido autorrecargable realmente asequible del mercado español”, lo que implica un precio inferior a los 20.000 euros.

El lanzamiento del MG3 forma parte del desembarco que la industria china del motor prepara en nuestro país este año y el próximo, y que incluye lanzar 40 modelos de marcas del país asiático o participadas por capital chino. Una ofensiva que no se limita a España, sino que apunta a toda Europa, y que ha desatado un encendido debate sobre la conveniencia –y, sobre todo, el modo– de proteger a la industria comunitaria de una agresiva competencia que juega con ventajas desproporcionadas, como el contar con unos subsidios estatales que le permiten tumbar los precios.

La industria china del automóvil está llamada a ser, sin duda, el primer adversario del sector en Europa y una amenaza real para las grandes marcas comunitarias. Pero puede ser también el detonante de una guerra de precios que democratice el coche eléctrico y lo ponga finalmente al alcance de todo tipo de bolsillos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_