_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Microsoft es un panal de miel fiscal

El Gobierno de EE UU le reclama 29.000 millones de dólares en impuestos desde 2004

El CEO de Microsoft, Satya Nadella, en Washington DC el 2 de octubre.
El CEO de Microsoft, Satya Nadella, en Washington DC el 2 de octubre.MICHAEL REYNOLDS (EFE)

El Tío Sam cree que Clippy debe pagar lo que le corresponde. El Servicio de Impuestos Internos (IRS) de EE UU reclama al gigante del software Microsoft 29.000 millones de dólares por impuestos impagados desde 2004, declaró el miércoles el creador del clip animado más famoso del mundo. Casi el 40% de los beneficios de Microsoft el año pasado es una cifra importante, se mire por donde se mire. Sobre todo en un momento en el que el Gobierno de EE UU anda escaso de dinero.

Con el Congreso luchando con uñas y dientes por cada céntimo del presupuesto estadounidense, estas grandes cifras adquieren una resonancia especial. Una ganancia inesperada de 29.000 millones de dólares es teóricamente suficiente para cubrir los 24.000 millones de ayuda adicional a Ucrania que el presidente Joe Biden ha instado al Congreso a aprobar, más los 3.000 millones de ayuda que Estados Unidos ya proporciona cada año a Israel. Podría sufragar durante una década el presupuesto del Gobierno para tratamiento del abuso de sustancias, o financiar otro pedido de 375 aviones de combate F-35 a Lockheed Martin.

Lo que está en juego es especialmente importante para la propia agencia tributaria, y no solo porque 29.000 millones de dólares equivalgan a dos años de financiación del IRS. Ganar a Microsoft también daría a los recaudadores un útil impulso a su reputación. Los conservadores fiscales del Partido Republicano están tratando de eliminar la mayor parte de los 80.000 millones de dólares de financiación que la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) de Biden asignó al IRS con la esperanza de aumentar los ingresos fiscales.

El Tío Sam ya ha perdido anteriormente este tipo de batallas: un tribunal de apelación falló en contra de la agencia tributaria en una disputa con Amazon en 2019. Microsoft está discutiendo la factura, argumentando, por ejemplo, que los recortes de impuestos de 2017 pueden reducir el pago en hasta 10.000 millones de dólares, y señala que ha cambiado sus prácticas desde el tiempo cubierto por el aviso del IRS. Pero es de esperar que este enfrentamiento se prolongue. Con un déficit anual de 1,5 billones de dólares en Washington, cada millardo cuenta.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_