_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Moderna por fin se afianza en China

Los intereses detrás de la tecnología de ARNm facilitan su entrada al mercado, aunque surgen trabas políticas y nuevos competidores

moderna vacuna
Vial de la vacuna de Moderna. Getty Images

Moderna ha conseguido poner un pie en el segundo mayor mercado farmacéutico del mundo. La biotecnológica de Estados Unidos, valorada en 47.000 millones de dólares, anunció el pasado día 5 que investigará, desarrollará y fabricará sus medicamentos de vanguardia en China, en el marco de un acuerdo con el gobierno de Shanghái.

Se trata de una victoria agridulce para su jefe, Stéphane Bancel, que lleva años planeando su expansión en la República Popular. Las conversaciones para vender vacunas contra el Covid al país fracasaron después de que la empresa se negara a ceder a Pekín la propiedad intelectual relacionada con su innovadora tecnología de ARNm, según asegura el Financial Times.

Aunque la demanda de vacunas para el Covid se ha desplomado en todo el mundo, Moderna apuesta por que el envejecimiento de la población china impulse el crecimiento de su amplia gama de terapias de ARNm, que aún se encuentra en fase de desarrollo. El medio de comunicación local Yicai anunció que Moderna invertirá unos 1.000 millones de dólares en el país.

Pero los planes de Bancel no serán inmunes a la geopolítica. El año pasado, el presidente de EE UU, Joe Biden, lanzó una iniciativa para garantizar que “las biotecnologías inventadas en los Estados Unidos de América se fabriquen en los Estados Unidos de América”. Quizá por eso Moderna insiste en que los medicamentos producidos en el marco del acuerdo de Shanghái no se exportarán. Aun así, Washington se está preparando para restringir las inversiones estadounidenses en China en determinados sectores estratégicos, entre los que podría figurar la biotecnología.

La competencia local también se está recrudeciendo. Puede que los rivales chinos hayan tenido dificultades para reproducir las inyecciones para el Covid de Moderna, pero empresas como Everest Medicines están haciendo grandes progresos. A principios de año, esta firma inició las operaciones de prueba en su nueva planta de fabricación de vacunas de ARNm. El tan esperado premio de Moderna en China aún puede decepcionar.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Más información

Archivado En

_
_