_
_
_
_
Las claves
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Las intenciones de la Ley de Vivienda y las preferencias de los intermediarios de criptos

Limitar los alquileres puede perjudicar a la oferta

CINCO DÍAS
Vista de varios edificios de vivienda.
Vista de varios edificios de vivienda.Pablo Monge

El acuerdo para la Ley de Vivienda entre el Gobierno y ERC y Bildu llega, oportunísticamente, poco antes de las elecciones de mayo: el límite del 3% para subir los alquileres solo se concreta para 2024, y luego, ya veremos. Suaviza, eso sí, mucho los criterios para considerar que una zona está tensionada y limitar, por tanto, los precios de los alquileres; también baja el listón para considerar a alguien gran propietario, amén de favorecer que se alarguen los procesos de desahucio. Es una reforma bienintencionada, pero que, como cambios similares ejecutados en otros países, puede resultar contraproducente si desincentiva tanto el mercado del alquiler que los caseros optan por pasarse a la venta. Las zonas tensionadas lo son, precisamente, porque resultan atractivas para vivir; y lo serán, con gran probabilidad, para comprar una vivienda. Eso puede redundar, cierto es, en que se reduzca el precio de las compraventas, al aumentar la oferta. Pero muchos ciudadanos, especialmente los jóvenes y los vulnerables, alquilan justamente porque no pueden arriesgarse a una hipoteca. A no ser, y no es por dar ideas, que el Gobierno intervenga también ese otro mercado.

Algunos intermediarios de las criptos parecen confiar más en las divisas fiduciarias

Para el pensamiento mainstream, resultan desconcertantes los argumentos de los seguidores, casi creyentes, del bitcóin y otras criptomonedas. Quién sabe, quizás acaben teniendo razón y, tras un derrumbe generalizado de la economía y del sistema social, quizás por una tormenta solar o por un meteorito, o por una rebelión de las masas, se conviertan en el nuevo patrón monetario. Pero por ahora son poco más que jugar a la ruleta, con la sensación de que siempre gana la banca, o sea, los intermediarios del sector, algunos de los cuales, como los de FTX, han demostrado que en lo único que confiaban era en las monedas fiduciarias.

El abaratamiento de la energía debería de ir filtrándose al resto de los productos

Que la energía haya dejado de subir, o incluso baje respecto a los récords del año pasado, debería repercutir en el coste de todos los productos; así que empieza a resultar inquietante que los alimentos, en concreto, sigan al alza. Más allá de factores específicos, como la sequía, existe la opción de que los vendedores aprovechen la inelasticidad de la demanda de los artículos básicos para mantener los precios (absorbiendo así, incluso, la bajada del IVA). Parece, eso sí, que empieza a haber margen para reducciones de precios, como ha hecho Mercadona. En cuanto a servicios como el turismo, es más comprensible que el sector intenten aprovechar que el consumo siga en rebote pospandémico y no se esté viendo afectado, aún, por el mayor coste de las cosas.

La frase del día

Una escalada militar en el estrecho de Taiwán, por el que fluye diariamente el 50% del comercio mundial, sería un escenario de terror para el mundo. Un cambio unilateral, por no decir violento, del statu quo sería inaceptable para nosotros como europeos (Annalena Baerbock, ministra de exteriores alemana, de visita en Pekín)

Los consumidores mayores son cada vez más, y tienen más dinero para gastar

Tal y como están los salarios de los más jóvenes, en comparación con los sueldos o las pensiones de los de edades más provectas, y también por el dese­quilibrio de la pirámide de población, las marcas van a tener que fijarse más en los consumidores de mayor edad para incrementar sus ventas. Los sectores de ocio y bienes de consumo tienen mucho margen de mejora en un mercado que hasta ahora estaba más bien centrado en la salud y el bienestar.

Muchos mayores, cierto es, dedican buena parte de sus sueldos o pensiones a ayudar a su familia a comprar un piso o a pagar otros gastos; pero quizás no les vendría mal darse algunos caprichos a sí mismos, y ahí es donde las empresas pueden ofrecerles nuevas opciones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_