_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Las OPV tecnológicas se descongelarán pronto

Las empresas necesitan efectivo con urgencia, incluso para pagar a los empleados, y los banqueros, ingresos

Apoorva Mehta, fundador de Instacart, en 2016
Apoorva Mehta, fundador de Instacart, en 2016.Beck Diefenbach (Reuters)

Si la gente se fatiga de la recesión –se cansa de preocuparse por su suerte financiera y empieza a gastar de nuevo–, ¿no podría producirse también la fatiga de la sequía de OPV? Datos recientes del equipo de mercados de capital de Morgan Stanley sugieren que podría ser así. Y aunque sea interesado, hay buenas razones para pensar que tienen razón.

Varias empresas tecnológicas respaldadas por capital riesgo que pretendían salir a Bolsa el año pasado pisaron el freno cuando la Reserva Federal de Estados Unidos subió los tipos y los sectores de mayor riesgo cayeron en desgracia. El mercado de ofertas públicas de venta quedó prácticamente paralizado, con solo dos empresas tecnológicas saliendo a cotizar en las Bolsas de EE UU en todo el año, el menor número desde la crisis financiera de 2008. En el año anterior, 2021, se había producido un récord de 124 salidas al parqué.

A pesar de la subida del 16% registrada este año por el índice Nasdaq Composite, de gran peso tecnológico, los directivos de las empresas siguen mostrándose nerviosos. Solo dos OPV tecnológicas se han completado en EE UU en lo que va de 2023; la última de ellas, oferta al alza de 190 millones de dólares del fabricante chino de sensores Hesai Group, el 10 de febrero. Nombres muy esperados como Reddit (de foros de internet) e Instacart (de reparto de comida a domicilio) siguen el banquillo, donde llevan sentados desde 2021.

Los precedentes históricos muestran que las sequías solo duran un tiempo. Incluso el año pasado, el peor para las OPV tecnológicas desde 2001, la ventana solo permaneció cerrada 272 días. Tras la crisis financiera, el mercado estuvo 237 días sin operaciones. Otros cierres recientes, en 2016 y en 2020 tras el brote de Covid-19, duraron menos.

La sequía actual dura 62 días. Incluso si se batiera el récord de sequía anterior por un día, la próxima OPV llegaría en algún momento a principios de noviembre. El sentimiento hacia las empresas tecnológicas ha ido mejorando lentamente, junto con el Nasdaq. En febrero, la valoración interna de Instacart había aumentado un 18% respecto a diciembre. Según The Information, se trata de un 70% menos que hace dos años, pero va en la buena dirección. La empresa de automatización de marketing Klaviyo ya ha contratado a Goldman Sachs para una OPV a finales de este año, informó la semana pasada el Wall Street Journal.

Las empresas necesitan efectivo con urgencia, y no solo porque lo estén fundiendo. Los fundadores de Stripe, Patrick y John Collison, acudieron recientemente a inversores privados para apaciguar a los empleados a los que se había prometido una paga a pesar de haber sufrido un recorte del 50% en el precio. Los banqueros de ECM, que no cobran a menos que se cierre una operación, también han estado haciendo mucho trabajo gratis. El mercado de las OPV tecnológicas podría abrirse muy pronto, aunque solo sea porque todo el mundo está harto de estar arruinado.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Más información

Archivado En

_
_