_
_
_
_
_
Breaking Views
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La dieta de Enel va por buen camino

La posible salida de Starace al final en mayo es, sin embargo, una preocupación

Francesco Starace, consejero delegado de Enel.
Francesco Starace, consejero delegado de Enel.Pablo Monge

El plan de adelgazamiento del consejero delegado de Enel, Francesco Starace, no está recibiendo suficiente atención. El año pasado, las acciones de la eléctrica, valoradas en 53.000 millones de euros, se resintieron por el aumento de su deuda neta hasta 70.000 millones, la subida de los tipos de interés y su base en una Italia, que luchaba contra la espiral de los costes de la energía, lo que asustó a los inversores. Ello llevó al grupo a vender activos en Chile, Argentina y Rumanía para reducir su deuda en 21.000 millones.

El plan de Enel va por buen camino. Hasta el jueves, había hecho ventas equivalentes a unos 8.000 millones, mientras que la deuda neta se había reducido a 60.000 millones. Esto y la perspectiva de una rentabilidad por dividendo del 8%, superior a la media del 5% de sus homólogas, deberían de ayudar al valor a reducir la diferencia de valoración del 30% con respecto a sus rivales en términos de múltiplo precio/beneficio.

La posible salida de Starace al final de su tercer mandato en mayo es, sin embargo, una preocupación. Desde que tomó el timón en 2014, el ejecutivo italiano de 67 años ha situado a la compañía eléctrica controlada por el Estado en una clara trayectoria de energía verde, con uno de los mayores proyectos de generación verde.

Bajo su mandato, la capacidad de energía renovable de Enel, una fuente de energía cada vez más barata que los combustibles fósiles, casi se duplicó, pasando de 36 gigavatios en 2013 a 59 gigavatios en 2022. A pesar de una caída del 35% desde 2021, las acciones de Enel han generado una rentabilidad total del 100% durante su mandato, menos que su rival española Iberdrola, pero por delante de las alemanas RWE y E.ON.

Sin embargo, la primera ministra, Giorgia Meloni, no está dispuesta a renovar el mandato de Starace, han informado esta semana los medios de comunicación italianos. Si Enel sustituye a su paladín verde por alguien menos competente, los inversores podrían seguir inquietos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Más información

Archivado En

_
_