_
_
_
_

Luca Paolini (Pictet): “Francia podrá ser ingobernable, pero eso es mejor que una mayoría absoluta ultra”

El estratega jefe de la firma de inversión suiza destaca la importancia de las políticas sólidas y apunta a que la deuda corporativa será la mejor inversión para los próximos cinco años

Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, en su sede de Madrid.
Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, en su sede de Madrid.Samuel Sánchez
Pierre Lomba

La racionalidad de los mercados aflora con especial fuerza en momentos políticos convulsos. Con la extrema derecha a las puertas del Ejecutivo francés, y las lecciones del terremoto de deuda que hizo caer a Liz Truss en Reino Unido aún frescas —tanto que explican, en parte, la contundente victoria laborista de este jueves— Luca Paolini, estratega jefe de la firma de inversión suiza Pictet AM, insiste en una idea recurrente: a los mercados no les gusta el populismo. Aprecian las políticas sólidas y la seguridad jurídica, y otorgarán una prima a quien sea capaz de llevarlas a cabo. El ejecutivo apunta, en la línea marcada por todas las firmas estas semanas, a las nuevas tendencias de los mercados: deuda empresarial y Bolsa europea.

La convocatoria de elecciones anticipadas en Francia provocó fuertes movimientos en los mercados. Pasada la primera ronda (con victoria momentánea de la ultraderecha de Marine Le Pen), ¿qué esperan para esta segunda vuelta?

Lo que importa a los mercados son las sorpresas, y la victoria de la ultraderecha en primera ronda era previsible. Si no ha habido ahora grandes movimientos, es porque el sistema francés es muy difícil de prever, por las dos rondas. La sensación del mercado es que la alianza tácita entre Macron y la izquierda impedirá una mayoría absoluta de Le Pen. Esto hará que el país sea ingobernable, pero es percibido por los mercados como un resultado mejor que una mayoría absoluta ultra. En cuanto a la prima de riesgo francesa, no esperamos que el precio del bono baje mucho. Hay una nueva normalidad en su prima de riesgo, que se ronda los 80 puntos básicos, y creemos que se mantendrá así porque la situación fiscal de Francia es increíblemente desafiante.

Estamos en un año de ciclo electoral, con elecciones en Reino Unido, India y Francia que definirán las políticas que marcarán los próximos años. ¿En qué mercados o sectores habrá que fijarse a largo plazo?

A largo plazo esperamos que la dispersión de las ganancias se reduzca. Se perderá el factor liderazgo. La pregunta entonces será: ¿Qué hago si el mercado está muy concentrado en EE UU y espero que la mayoría de los mercados se comporten parecido? Pues quitarle peso al mayor mercado y diversificar hacia otros, como Europa o Japón. Nos gusta mucho el sudeste asiático, porque tiene una combinación de crecimiento alto, baja inflación y buenas valoraciones. Y también porque esperamos políticas que favorecen los negocios y menos vulnerabilidad al populismo. El inversor va a pagar unas primas significativas por unas políticas sólidas. Vemos una tendencia a países más autocráticos, menos abiertos a los negocios, por lo que aquellos que hagan lo contrario se verán recompensados por los inversores.

La crisis de Francia ha puesto el foco en la deuda, en los dos últimos años se ha hablado de que era “el año de la deuda”, pero no ha llegado a ocurrir. ¿Es este el momento de la renta fija?

Creemos que en este ciclo ya hemos visto a la deuda pública tocar su techo de rentabilidad. La bajada será relativamente suave, por la razón obvia de que la inflación sigue ahí y el crecimiento baja, pero no del todo. No creemos que haya una huelga compradora: la idea es que si los Ejecutivos no pueden controlar la situación fiscal, los inversores dejarán de comprar. Ya pasó en Reino Unido hace unos años. Dicho esto: las rentabilidades están a unos niveles que hacen atractivos los bonos. Hay demanda, también entre minoristas: si tienes deuda pública que se paga al 4% o 5%, con una inflación que ronda el 2%, la gente está contenta con eso. La gente se hace mayor y no tendrá la seguridad de un sueldo, y un bono así, en una población que envejece, es muy atractivo.

Luca Paolini, estratega jefe de Pictet, en su sede, en Madrid.
Luca Paolini, estratega jefe de Pictet, en su sede, en Madrid.Samuel Sánchez

¿Y qué hay de la deuda corporativa? No está pagando mucho mejor que la pública, a pesar del riesgo implícito, pero tiene también una gran demanda.

Hay que partir de que el diferencial entre deuda pública y privada es una media de riesgo: si miras el balance del sector privado comparado con el público, ¿cuál es mejor? El público está muy endeudado, mientras que las empresas están en una buena situación. El riesgo es menor. Es verdad que el diferencial entre la deuda pública y corporativa está bajo, pero pensamos diferente: en los bonos con más riesgo en EE UU, puedes conseguir rentabilidades del 7% u 8%.

La deuda corporativa es probablemente el mejor activo para los próximos cinco años porque tenemos una bajada moderada de los retornos pero al mismo tiempo altas rentabilidades. Y todo sin tener la cara rotación de las acciones. Comparada con la Bolsa, está barata. Quizá no especialmente barato respecto de la deuda pública, pero por una buena razón.

¿Qué oportunidades ven, entonces, en Bolsa? La tendencia en las últimas semanas es decir que Estados Unidos está caro y que hay buenas oportunidades en Europa.

Estados Unidos está caro, sí, gracias también hay que hay varios valores que están tirando con fuerza de los mercados. Relacionados sobre todo con inteligencia artificial. Si miras a las valoraciones medianas, no son tan altas. La cuestión es que hay empresas que tienen fundamentales increíblemente altos, como Nvidia. Básicamente, son máquinas de hacer dinero, muy difíciles de valorar. No puedes esperar que esto continúe para siempre, y probablemente el mercado piense que va a seguir por demasiado tiempo. Nosotros optamos por una visión más cauta en el corto plazo con la tecnología y con Estados Unidos. Hemos reducido nuestras posiciones a neutral hace unas semanas.

Estamos sobreponderando Europa porque creemos que el ritmo de ganancias está ahí. Los últimos datos económicos han sido débiles, para qué mentir, pero lo que importa es la tendencia, y en Estados Unidos la tendencia es a la baja. En Europa tienes una moneda más barata, recortes de tipos y, además, aún no hemos visto una tendencia del consumo como hemos visto en Estados Unidos. Si los comparas, a seis meses vista, Europa tiene mejor pinta. Dicho esto: sigue habiendo un riesgo político importante y estamos muy por detrás en cuestiones como la inteligencia artificial.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Pierre Lomba
Redactor de la sección de Economía. Graduado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y la Sorbona de París. Después de ejercer la abogacía, realizó el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_