_
_
_
_

El Banco de España urge al ministerio de Economía a tomar medidas para facilitar las cuentas de pago básicas

Estas cuentas son gratuitas para los colectivos vulnerables y tienen una comisión máxima de tres euros al mes para el resto de clientes

Ricardo Sobrino
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, en una imagen de archivo.
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, en una imagen de archivo.Pablo Monge (CINCODIAS)

El Banco de España ha detectado deficiencias en la comercialización de las cuentas de pago básicas y quiere ponerle fin. El gobernador del supervisor bancario español, Pablo Hernández de Cos, ha detallado que los bancos aplican ciertas trabas que impiden que este tipo de cuentas gratuitas para los colectivos vulnerables se comercialicen adecuadamente. Por ello, ha pedido al ministerio de Economía que tome medidas al respecto.

“Hemos observado que las entidades informan de este producto tanto en los tablones de anuncios como en sus sitios web y que los empleados conocen su existencia. No obstante, hemos detectado ciertas carencias en la relación con sus conocimientos sobre las características de este tipo de cuentas, en especial sobre el régimen de gratuidad para algunos colectivos y la información previa que se debe facilitar a los solicitantes. Hemos identificado, además, cierta falta de proactividad de las entidades a la hora de ofrecer este producto”, ha señalado Cos, durante su intervención en unas jornadas financieras organizadas por el diario La Voz de Galicia.

Las cuentas de pago básicas son un producto cuyo precio está regulado por ley y que todos los bancos están obligados a ofrecer, pero que son desconocidas para el público en general. Para clientes que cuentan con pocos recursos, estas cuentas son gratuitas. En el caso de España, según la última actualización del Boletín Oficial del Estado (BOE), pueden acceder a ellas las personas cuyos ingresos sean inferiores a tres veces el IPREM (21.600 euros brutos) cuando no pertenezca a ninguna unidad familiar. En el caso de personas integradas en familias con menos de cuatro miembros, los ingresos deben ser inferiores a 3,5 veces el IPREM (25.200 euros) y para personas integradas en familias numerosas los ingresos deben ser inferiores a cuatro veces el IPREM (28.800 euros). El resto de ciudadanos también pueden acceder a una cuenta de pago básica, pero se les puede aplicar una comisión que es de tres euros al mes (36 euros al año).

El requisito general para optar a estas cuentas es no tener ya otra cuenta bancaria abierta en España. Y ahí reside el principal escollo para acceder a ellas. Por eso, el Banco de España ha propuesto al ministerio de Economía que diseñe alguna medida que permita a los clientes que tienen una sola cuenta hacer el traslado a la cuenta de pago básica. “Teniendo en cuenta que la principal causa de denegación de la apertura de la cuenta es disponer de otra abierta en el sistema, se ha trasladado la sugerencia de facilitar al cliente el ejercicio de su derecho de traslado o conversión de su cuenta tradicional en la otra de pago básica, bien en su propia entidad, bien entre distintas entidades, lo que reduciría notablemente la tasa de rechazo”, ha señalado Cos.

En teoría, cualquier persona mayor de 18 años podría acceder a estas cuentas. Pero especialmente están dirigidas a colectivos vulnerables, ya que son las únicas cuentas cuyo precio no depende de las políticas comerciales del banco, por lo que el precio de cero euros se va a mantener invariable. A efectos prácticos, la mayoría de bancos ofrecen cuentas gratuitas online para las que no piden requisitos de vinculación. En ese sentido, las tarifas de las propias entidades ya son más baratas que las cuentas básicas y permiten contratar una mayor gama de servicios.

No obstante, las asociaciones de consumidores detallan que en ciertos casos una cuenta básica es más conveniente. En zonas rurales, donde los colectivos de mayores prefieren tener la cuenta en el banco que tiene una oficina en su pueblo, es posible que el cliente esté pagando comisiones más altas. Si no se cumplen ciertos requisitos de vinculación, los bancos aplican comisiones que pueden alcanzar los 120 euros al año. Si el cliente lo único que quiere es una cuenta en la que guardar su dinero y una tarjeta con la que poder pagar u operar en los cajeros, es posible que la cuenta de pago básica sea una opción más barata para ellos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Ricardo Sobrino
Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_