_
_
_
_
_

Del rally al frenazo en seco: el pinchazo del coche eléctrico desploma a litio, níquel y cobalto

La sobreoferta de minerales críticos en medio de un mercado bajista para el coche eléctrico frena la senda de los cuatro metales esenciales

Los precios de niquel, litio y cobalto se desploman tras una ola de oferta
Monique Z. Vigneault

El mercado ha aparcado su idilio con el coche eléctrico. La ralentización de ventas está poniendo en aprietos la gran apuesta de los fabricantes automovilísticos, pero también está provocando la caída de precios de las materias primas esenciales para esta industria, castigando, también, los beneficios de las grandes mineras. En el parqué de Londres, donde cotizan los precios de los componentes principales de las baterías, el hidróxido de litio (producto con mayor concentración que el carbonato) se ha desplomado un 82% interanual, el níquel un 30%, el grafito un 26% y el cobalto, un 18%. El índice Nasdaq de empresas mineras de litio ha bajado un 15%.

El enfriamiento del vehículo eléctrico ya lo han notado, de primera mano, los fabricantes automovilísticos: las acciones de Tesla se han desplomado un 50% de sus máximos históricos de 407,36 dólares por acción (375,18 en euros). Es más, el grupo presidido por Elon Musk perdió unos 80.000 millones de dólares (74.000 millones de euros) en valor bursátil en solo un día tras presentar resultados que la propia empresa calculó como “notablemente inferior”. Audi, Volkswagen y Tesla han registrado algunos de los mayores descensos de precios en sus modelos de vehículos eléctricos desde el inicio de 2024 ante esta inesperada pérdida de interés en el mercado. El precio de la gama e-tron de Audi y del Model 3 de Tesla, por ejemplo, se han reducido casi un 30% en un año, seguidos por el modelo Zoe de Renault y el EQS de Mercedes-Benz, ahora un 26% más baratos que al cierre de 2023. Además, la mayoría de los fabricantes chinos se quedaron cortos de sus expectativas de ventas para 2023, y se estima que esa tendencia seguirá a lo largo de 2024.

Para muchas de estas empresas la preocupación, en los últimos años, había sido la escasez de los materiales imprescindibles para fabricar las baterías y los componentes de los motores. Ahora las tornas han cambiado, y el mercado debe afrontar un exceso de oferta provocado por la ralentización del principal mercado, China, y a un sector minero que produce más metales de los que los fabricantes pueden absorber. Los analistas dudan ahora sobre su opinión respecto a estas materias primas, que marcaron máximos al calor de la fuerte demanda mundial de vehículos eléctricos en 2022 y 2023.

Citi y Goldman Sachs, entre otras firmas de análisis, contemplan que este superávit de recursos seguirá a lo largo del año. Otros son más pesimistas y esperan la sobreoferta dure hasta el cierre de la década. Y los inversores en acciones de estas materias primas ya consideran deshacerse de lo que en su día era la zona más caliente del mercado. Salma, de 23 años, ha retenido un ETF de acciones de litio de varias empresas de su Australia natal, pero ha observado retornos mínimos de su inversión desde que la adquirió a 80 dólares australianos (47,94 euros) en 2023. A día de hoy, roza los 90 dólares (53,85 euros). “Aunque no esté en sus máximos, siento que tiene gran potencial de crecimiento” ha explicado a CincoDías.

Cuatro materiales críticos

En el caso del litio, la sobreproducción del hidróxido de litio en China lo ha propulsado a mínimos históricos. Goldman Sachs estima una sobreoferta de 200.000 toneladas de carbonato de litio, el 17% de la demanda global. Las perspectivas del New Energy Outlook de Bloomberg, en cambio, asumen una sobreoferta mayor: predicen que la oferta de litio seguirá inundando el mercado en 2026 con más de 2,1 millones de toneladas métricas de oferta, un 62% más respecto a 2022. La estadounidense Albemarle, el mayor productor de litio del mundo, anunció en febrero la suspensión de su nuevo proyecto en Carolina del Sur (Estados Unidos) valorado en 1.300 millones de dólares, tras la caída en los precios de litio. Además, han rebajado sus proyecciones de demanda para 2030 ante la caída en ventas.

El cobalto, que estabiliza las baterías compuestas de litio y evita incendios, ha aumentado su producción un 17% interanual gracias a la oferta proveniente de minas en la República Democrática del Congo (RDC) e Indonesia, según Darton Commodities. Estos mercados son más baratos y sujetos a menos regulaciones que Estados Unidos y Australia. Pero es el níquel, metal plateado que suele utilizarse en las monedas, quien se está llevando la peor racha de suerte. Este componente, que potencia la capacidad de almacenamiento de las baterías, ha perdido un 63% de su valor desde los últimos máximos que tocó en 2022, y se debe también a la sobreproducción proveniente de Indonesia, país que con casi 200 minas de níquel acapara más de la mitad de la oferta de este mineral.

Obreros monitorean el proceso de fundición del níquel en Sorowako (Indonesia).
Obreros monitorean el proceso de fundición del níquel en Sorowako (Indonesia).Ajeng Dinar Ulfiana (REUTERS)

La minería frena sus beneficios

La sobreoferta ya está teniendo un efecto secundario en los mayores productores de estos cuatro materiales. Además de Albermarle, que ha dejado de financiar algunos proyectos de litio frente los precios actuales, el gigante australiano, BHP, ha decidido cerrar varios proyectos de níquel frente una caída en beneficios de estas operaciones. Este no es un caso aislado: BHP, AngloAmerican y Rio Tinto están entre los castigados en Bolsa por la caída en precios de las materias primas.

Australia, que cuenta con la mayoría de las grandes mineras cotizadas, ha tomado pasos para contraponer el exceso de oferta de Indonesia a través de varias subvenciones y recortes fiscales para los mineros. “Los exploradores de níquel y litio se han visto muy afectados, ya que ambos han experimentado reducciones en el precio de las acciones y de las materias primas,” ha manifestado este lunes la Asociación de Compañías de Minería y Exploración australiana.

Indonesia ahoga el mercado del níquel

M.Z.V
  • Regulación. BHP, entre otros mineros referentes del sector, han pedido una ‘prima verde’ en el mercado de Londres este lunes para el níquel procedente de países como Australia, para hacer frente a la sobreoferta de Indonesia 
  • Competencia. Indonesia ha acelerado su producción de níquel en el último año lo que lo sitúa como el mayor productor de este metal, aunque no sigue reglamentos ambientales 
  • Producción. La consultora Wood Mackenzie proyectó que la producción del níquel de Indonesia aumentó un 200% entre 2019 y 2023

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Monique Z. Vigneault
Periodista multilingüe. Interesada en geopolítica y comercio global. Cursó el Máster de Periodismo UAM-El País.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_