_
_
_
_

El S&P 500 bate otra marca histórica y supera los 5.000 puntos

El Ibex, incapaz de recuperar la cota del 9.900 ante la debilidad de la banca, cede un 1,65% en la semana

Las principales Bolsas a 9 de febrero de 2024
Carlos Cortinas Cano

Con los inversores tomando conciencia de que la rebaja de tipos se retrasa, la cautela se impone en las Bolsas. La prueba más clara fue el comportamiento del Ibex 35 el viernes, una jornada en la se movió sin rumbo fijo. El selectivo español concluyó en tablas y se le resiste la barrera de los 9.900 puntos. Más pobre fue el desempeño en la semana, un periodo marcado por las caídas de Santander después de las informaciones que apuntan a que la entidad habría facilitado una cuenta bancaria empleada por Irán para saltarse las sanciones internacionales. Siguiendo la estela de las últimas jornadas el Ibex 35 fue el índice con peor desempeño en el balance semanal al caer un 1,65%.

Los nuevos máximos registrados por Wall Street en la apertura no sirvieron para acabar con la apatía de las Bolsas europeas. El hecho de que el IPC de EE UU en la recta final confirmara en su dato definitivo la lectura inicial (incremento del 3,3% en el último trimestre) fue visto como un alivio para los inversores. Aunque el presidente de la Reserva Federal afirmó el fin de semana pasado que la idea de un recorte de los tipos en marzo era poco probable, la ausencia de novedades contribuyó a que el S&P 500 marcara nuevos máximos. El índice más seguido por gestores y analistas no ha parado de revalidar sus máximos en el arranque de 2024 y en los primeros minutos de negociación el viernes superó la barrera de los 5.000 puntos con mayor holgura que el jueves. Finalmente, el índice ha cerrado en los 5.026,61 puntos confirmando así un nuevo hito histórico. La solidez de la economía de EE UU y la buena campaña de resultados, con la Inteligencia Aritificial en el punto de mira, están sirviendo de impulso a la renta variable estadounidense que de nuevo vuelve a batir a la europea pese a sus altas valoraciones.

El S&P 500, en máximos históricos

Los grandes beneficiados de este proceso continúan siendo los siete magníficos. Aunque los ascensos que registran las grandes tecnológicas lleva a muchos a revivir los fantasmas de la crisis de la puntocom, Yves Bonzon, jefe de inversiones de Julius Baer, aclara que la situación es muy distinta. Además de lograr unos espléndidos resultados, “la generación de cajá alcanzando cotas sin precedentes y los anuncios de recompra de acciones siguen produciéndose a buen ritmo”, subraya el experto.

Acciona Energía no consigue sacudirse la presión bajista y fue por partida doble la cotizada más bajista. Después de caer un 3,83% el viernes amplía las pérdidas en la semana al 8,87%. Más que el repunte de las rentabilidades derivado de un entorno de tipos altos más tiempo lo que más está pesando son los precios de la energía. Los expertos consideran que con unos precios contenidos e incluso a la baja es complicado que las firmas de energías limpias sean rentables en los próximos ejercicios y más si se tiene en cuenta que tienen muchos proyectos que poner en marcha.

El castigo a las renovables fue generalizado. Con una caída del 4,95%, Solaria se cuela en el ranking de firmas más castigadas. Junto a estas, Colonial, una de las cotizadas más castigadas por los tipos altos, bajó un 5,36%.

Los bancos, que con la ayuda de los resultados y la mejora de las valoraciones se convirtieron en los principales motores para la Bolsa española la semana pasada, actuaron esta vez de lastres. Santander, que el viernes sumó un 0,55%, fue el valor que más puntos restó al selectivo en la semana al ceder un 5,25%. A las noticias sobre el régimen iraní se suman los temores que vuelven a despertar la banca regional de EE UU. Un año después de la caída de Silicon Valley Bank ahora todas las miradas están puestas en New York Community Bank. La entidad ha intentado con poco éxito aplacar las dudas derivadas de las pérdidas del cuarto trimestre y la rebaja de la calificación a bono basura por parte de Moody’s.

Índice Stoxx 600 de la banca europea

La excepción a esta corriente en la Bolsa española la encarnó Unicaja. El patito feo del sector bancario español sigue disfrutando del buen sabor de boca que ha dejado sus resultados. Aunque la entidad ganó un 4% menos en 2023 los inversores optan por dejar atrás el castigo y el banco se anota un 4,46% en la semana. Por encima de Unicaja, se coló Acerinox (8,56%), el valor con mejor desempeño en una semana marcada por la compra de Haynes para ampliar su negocio en EE UU.

El comportamiento del Ibex el viernes se situó en línea con el del resto de índices europeos. No obstante, el mejor desempeño de días anteriores fue suficiente para escapar a las caídas en la semana. Junto al selectivo español solo el FTSE británico sucumbió a las pérdidas con una caída del 0,56% en las últimas cinco jornadas. El Dax alemán final izó la semana en tablas (0,05%) mientras el Cac francés se anotó un 0,73%; el Mib italiano, un 1,43% y el Euro Stoxx 50, un 1,32%.

La revisión sin incidentes del IPC de EE UU en la recta final de año no fue suficiente para contener el repunte de las rentabilidades de la deuda. Sesión a sesión los rendimientos han ido repuntando y se sitúan en máximos de 2024. El bono español sube al 3,36% con la deuda alemana al mismo plazo en el 2,38% y la estadounidense en el 4,18%. A la espera de que la próxima semana se publique la inflación de enero en EE UU, los inversores reajustan sus expectativas de subidas de tipos. Las probabilidades de un repunte de las tasas en mayo se limitan al 54%, porcentaje que sube al 82% en junio.

En el mercado de materias primas el Brent encadenó su quinta sesión consecutiva al alza, algo que no se veía desde septiembre. Con un avance del 5,9% en la semana el crudo se sitúa al filo de los 82 dólares. Los analistas de JP Morgan creen que ante el exceso de oferta el petróleo podría subir 10 dólares a medio plazo.

Hermés y L’Oréal, cara y cruz de la Bolsa francesa

Caídas. No todo en la tempora de resultados están siendo noticias positivas. La empresa de cosméticos francesa, L’Oréal, cedió un 7,58% el viernes. El castigo obedece a unas decepcionantes cuentas que se vieron lastradas por la debilidad en China. La desaceleración de las ventas orgánicas en el gigante asiático supuso un freno a los márgenes. Los analistas aprovecharon la ocasión para actualizar sus valoraciones. El departamento de análisis de Bankinter rebaja su recomendación de neutral a vender y considera que en el corto plazo la compañía tiene una escasa visibilidad.
Subidas. La cara opuesta la representó la firma del lujo Hermés que avanzó un 4,8% el viernes. ascensos que en la semana se amplía al 7,49%, el mejor balance desde enero de 2023. Además de lograr unos buenos resultados, la compañía anunció unas proyecciones muy optimistas. Después de lograr unas ganancias de 4.311 millones de euros en los últimos 12 meses, un 28% más que un año antes, la cada de modas francesa anunció que propondrá un dividendo de 15 euros por acción.


BOLSAS - DIVISAS - DEUDA - TIPOS DE INTERÉS - MATERIAS PRIMAS

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_