_
_
_
_
Mercados

Las renovables evaporan 6.580 millones en Bolsa en tres semanas

Solaria y Acciona Energía lideran las caídas del Ibex ante el ajuste de las expectativas de rebaja de tipos

Los inversores hacen caja con la corrección de las renovables
Carlos Cortinas Cano
Gema Escribano

La euforia que recorría los mercados en la recta final de 2023 se ha ido moderando en las primeras semanas del recién estrenado ejercicio. Detrás de la corrección que impera en las Bolsas, además de las señales sobrecompra que mostraban los índices, se encuentra el reajuste de las expectativas de rebaja de tipos, algo que tiene una especial incidencia en las cotizadas vinculadas a las energías limpias. Declaraciones como las efectuadas por la presidenta del BCE, Christine Lagarde, aclarando que el primer recorte de las tasas podría llegar como pronto en verano ha servido para ajustar las valoraciones. En apenas tres semanas, las renovables que cotizan en la Bolsa española han evaporado 6.578,92 millones de capitalización bursátil.

Juan José Fernández Figares, director de inversiones en Link Gestión, señala que las firmas vinculadas a las energías limpias son especialmente sensibles al entorno de tipos porque trabajan con apalancamientos financieros muy elevados. Como se ya pudo comprobar durante el pasado ejercicio, las empresas más endeudas son las gran perjudicadas por el aumento del coste de financiación derivado del agresivo endurecimiento monetario del último año y medio. La idea de tipos altos durante más tiempo significa que estas compañías tendrán que pagar más por su deuda, algo que inevitablemente acabará pasando factura a los márgenes y a la generación de caja. Unos menores beneficios se traducen en un peor desempeño en Bolsa. El aumento del coste de financiación ha puesto fin al boom generado por los procesos de descarbonización implementado por la UE,

Aunque la tendencia es generalizada en todos los mercados –el índice S&P Global Clean Energy cede un 10,3% este año– en la Bolsa española adquiere un mayor protagonismo. Con descensos del 21% y 13,8% en el año, Solaria y Acciona Energía son dos de las firmas con peor desempeño este año. Solo les supera Grifols (-25%), en la diana de los inversores después de las acusaciones de falseamiento de las cuentas lanzadas por Gotham City.

De las 17 sesiones hábiles de 2024, Solaria, que cuenta con una ratio de deuda sobre ebitda de 5,3 veces, ha cerrado 14 de ellas en negativo. Es decir, se trata de la racha bajista más larga desde 2008. Junto al entorno de tipos, la empresa ha tenido que hacer frente en las últimas semanas a las presiones de los bajistas y la rebaja de las recomendaciones por parte de las firmas de análisis. La fotovoltaica lleva siendo desde hace meses una las víctimas de los bajistas. Aunque el caso Grifols no ha provocado en aumento significativo de las posiciones cortas sobre el conjunto de la Bolsa española, en las últimas semanas AHL Parterns y BlackRock han aprovechado las caídas para aumentar la presión bajista sobre el valor hasta alcanzar el 0,51% y el 1,77% del capital respectivamente. La lista de posiciones cortas la completan Squarepoint Ops (0,51%) y Helikon Investments (0,94%). A precio de mercado estas participaciones están valoradas en 68,7 millones de euros.

Pero más efecto que los bajistas ha tenido la rebaja de la recomendación por parte de Citi. El departamento de análisis del banco estadounidense reduce de comprar a neutral su consejo y fijan como precio objetivo los 15,5 euros, frente a los 17 anteriores. Es decir, limita el potencial al 15,6%, a gran distancia del 30,6% que fija el consenso de Bloomberg que establece como precio objetivo los 19,3 euros. Al igual que sucede con el precio objetivo, el grueso de las firmas que sigue al valor dispone de unas recomendaciones más altas. El 60% aconseja comprar, frente al 30% que opta por mantener y solo el 10% cree que los más oportuno en el contexto actual es la venta.

“La exposición de Solaria a la generación comercial es demasiado alta para sentirse cómodo en un entorno de caída de precio”, señalan desde la entidad. Los analistas aprovecharon la ocasión para reducir de las estimaciones ebitda 2024 y 2025 en un 12% y un 8%, respectivamente. Todo ello ha llevado a la firma a decir adiós a 489 millones en el arranque de año, a gran distancia de los 4.730 millones que pierde Iberdrola o los 1.277,5 de Acciona Energía en el mismo periodo. La caída experimentada por la capitalización de la eléctrica se debe en parte a que la compañía se encuentra inmersa en el proceso de retibución al accionista. El 23 de febrero concluye el plazo para que los inversores que lo deseaban solicitaran la compra de los derechos y recibieran el efectivo. Cuando las nuevas acciones se pongan circulación es de esperar que la capitalización vuelva a repuntar.

Al margen del impacto generado por el aumento del coste de financiación, Antonio Castelo, analista de iBroker. señala la excesiva de competencia. “Hay muchas empresas operando en el mercado de energías renovables y con unos precios de la energía contenidos, cuanto no a la baja, será mucho más difícil que estas compañías consigan ser rentables en los próximos ejercicios, teniendo en cuenta que todavía tienen muchos proyectos que poner en marcha”, remarca el experto.

Veto de China

La lista de obstáculos que han frustrado la recuperación de las renovables la completa la decisión de China, el pasado diciembre, de prohibir la exportación de las denominadas tierras raras. Es decir, minerales esenciales para la fabricación de chips, turbinas y paneles fotovoltaicos. “Este embargo repercutirá en todo un espectro de sectores de alta tecnología, que abarcan la electrónica, los vehículos eléctricos y las energías renovables, ya que la fabricación de turbinas y sobre todo de paneles fotovoltaicos dependen fundamentalmente de estas materias primas”, señala Castelo. China es además uno de los mayores proveedores de estos elementos y las restricciones pueden terminar incidiendo en las cadenas de suministro, un problema que se había logrado solventar.

Aunque Diego Morín, analista de IG, se muestra optimista y señala que cuando los bancos centrales empiecen a bajar las tasas estas firmas están llamadas a revalorizarse, es de esperar que el corto plazo prosiga el castigo. En sintonía con lo apuntado por los responsables de política monetaria, Morín retrasa a la segunda mitad del ejercicio el recorte de los tipos. “Pese a ser empresas que puedan estar infravaloradas, después de la debacle sufrida durante el 2023, las guías para este año han mejorado gracias al mejor desempeño de las cadenas de suministro y a la esperanza de los recortes de tasas de interés, lo que le puede permitir un mayor ahorro en costes. Las desinversiones con la venta de activos también les ayudarán a lograr un mejor desempeño” remarca. El mejor ejemplo de esto último son las desinversiones que planea Acciona Energía durante 2024 para mantener el grado de inversión por parte de las agencias de calificación crediticia.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Más información

Archivado En

_
_