_
_
_
_
_

El Brent baja este martes un 3,67% y enfila su peor racha de caídas semanales consecutivas desde 2018

El petróleo de referencia en Europa no arrastraba tantos balances semanales seguidos en negativo desde la guerra comercial entre China y EE UU. Lo mismo sucede con el West Texas estadounidense

Pozo de petróleo.
Pozo de petróleo.Getty
Fernando Belinchón

Las palabras que la OPEP+ pronunció a finales de noviembre prometiendo más recortes de producción no han sido suficiente para reanimar los precios del petróleo. Este martes, el Brent, crudo de referencia en Europa, ha bajado un 3,67% hasta 73,24 dólares el barril. El West Texas, el que sirve de baremo en Estados Unidos, por su parte, recoge un castigo que en su caso ronda el 3,8% dejándolo en 68,61 dólares el barril. Ambas referencias quedan de este modo en mínimos del pasado mes de junio y las dos ponen rumbo a la peor racha de caídas semanales consecutivas desde 2018. Tanto Brent como West Texas van camino de acumular siete semanas seguidas de bajadas de precio, algo que no sucedía desde el peor momento de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Si bien es cierto que esta depresión amenaza con replicar la del 2018 en cuanto a duración, no es así en lo que a intensidad de la misma se refiere. En el caso del Brent, en la semana previa a la racha bajista del 2018, el barril cotizaba a 74,34 dólares, mientras que en el estertor final de la misma, quedó en 50,42 dólares. En términos porcentuales, se dejó un 30,24% en el transcurso de esas siete semanas. En la actualidad, partiendo desde 92,16 dólares antes de las caídas consecutivas, los 73,24 dólares que de este martes suponen una relativamente más moderada caída que queda en el entorno del 21%. Para el Texas, en 2018 la reducción fue del 32,17%, la de la actualidad supone un 23%.

En el fondo, tanto detrás de la racha bajista del 2018 como de la de la actualidad está un mismo temor: el de que el mercado afronte un exceso de oferta en medio de una demanda renqueante. En aquel entonces, los tambores de la guerra comercial entre las dos economías más potentes del planeta prometían frenar el consumo de crudo, ahora, lo hace una economía global lejos de estar boyante y las pistas que apuntan a que, pese a los recortes de la OPEP+, la producción de otros países como Estados Unidos está manteniendo la posibilidad de un exceso de oferta encima de la mesa.

Incluso, los protagonistas de una debacle y otra han permanecido inalterados. El archirepetido riesgo de una recesión en Estados Unidos y la decepcionante recuperación económica de China tras el covid están pesando en las expectativas de consumo de crudo actuales. “Los futuros del mercado de petróleo están luchando por marcar un suelo tras las ventas de la semana pasada”, afirma a Bloomberg Dennis Kissler, vicepresidente de trading en BOK Financial Securities. “La estructura de contango que refleja este mercado está marcando la pauta de que la oferta actual parece abundante”, añade.

Esta semana, la Agencia Internacional de la Energía (el jueves) y la OPEP (el miércoles) publicarán sus más actualizadas percepciones sobre los fundamentales del mercado de crudo. Paralelamente, los inversores también estarán pendientes a las palabras de la Reserva Federal de este miércoles. Hasta que lleguen los nuevos datos para definir el ritmo a no mucho tardar, las sensaciones, hasta este martes pesimistas, seguirán marcando el paso del petróleo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_