_
_
_
_
_
EL GRÁFICO DE LA SEMANA POR ALBERTO ESPELOSÍN
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Platero y yo, y el precio de la plata

La alta demanda de este metal para el sector eléctrico lo convierte en una opción a largo plazo para los inversores

Lingotes de plata.
Lingotes de plata.Sheryll Quimosing (Getty Images)

La plata se encuentra luchando desde finales de 2020 con la barrera de los 25 dólares, cuya ruptura de forma consistente podría provocar un escape alcista para llegar a la barrera definida por los máximos de los 40/50 dólares. La plata sigue siendo un metal noble que quizás ha vivido siempre como ciudadano de segunda clase frente al oro, pero sus excelentes condiciones de maleabilidad y el hecho de que sea el metal con la conductividad térmica y eléctrica más alta hacen que cada vez sea más relevante en esta nueva economía de lo eléctrico.

Evolución de la plata Gráfico
Belén Trincado Aznar

La demanda mundial de plata excede a la oferta actual y esto puede seguir sucediendo en los próximos años, con lo que los fundamentales no son malos teniendo en cuenta que un 48% de la demanda viene del mundo industrial. Más en concreto, el 11% de la demanda total viene ahora del mundo fotovoltaico y seguirá creciendo de forma notable en la economía verde a pesar de que los tipos de interés actuales están frenando los proyectos. Otro 25% de la demanda viene por parte del sector de la joyería, cuyo peso siempre suele ser estable, y un 27% procede del mundo de la inversión, que busca quizás defenderse frente a la devastación silenciosa del valor del dinero al que estamos sometidos en la subvención monetaria necesaria para poder vivir los occidentales en globalización.

La gran demanda de plata para las aplicaciones de lo eléctrico creo que hace de este metal, junto con el cobre, una opción a largo plazo y cualquier inversor debería pensar tenerlo en su cartera o al menos no vender la cubertería de plata que alguna abuela adinerada haya podido dejar en testamento. La extracción de plata depende de la extracción del oro, cobre o zinc, con lo que habrá que tener siempre un ojo puesto en el cisne amarillo, ya que el coeficiente de correlación entre el precio de oro y de la plata se sitúa en los últimos 40 años en el 0,92.

México, China, Perú y Chile son los grandes productores de plata y quienes más se pueden beneficiar de una hipotética subida del precio que, como pueden ver en el gráfico de esta semana, depende en gran medida de que la barrera de los 25 dólares sea superada de manera consistente durante varios meses. En este aspecto jugará un papel importante el hecho de que el oro se adentre en la zona de los 2.000 dólares o no.

A largo plazo creo que la mayor demanda industrial hará que el precio de la plata se pueda desligar un poco del oro, aunque el hecho de que la plata sea un subproducto de las minas de oro y cobre hará que siempre exista un idilio ente ambos. Aunque desde 2008 el patito feo ha sido la plata, que no se ha movido de precio frente al oro que ha doblado. Para los que vayan a pesar la plata en casa les recuerdo que una onza troy son 31,1035 gramos.


Alberto Espelosín es gestor de Renta 4 Alpha


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Más información

Archivado En

_
_