_
_
_
_
_

Novo Nordisk, la firma danesa que vale más que su país y que Biden pone en la diana

Sube el 37,31% en el año gracias a su dominio en los fármacos contra la diabetes y la obesidad. Se enfrenta a problemas de desabastecimiento y al riesgo de la competencia de la industria china

Una caja del medicamento Ozempic para el mercado estadounidense.
Una caja del medicamento Ozempic para el mercado estadounidense.Mario Tama (Getty Images)

El presentador de televisión estadounidense Jimmy Kimmel, celebre por conducir The Late Night Show, empezó su discurso en los Óscars de 2023 con un chiste. “Todos se ven muy bien”, dijo al público. “Pero cuando miro a esta sala no puedo evitar preguntarme: “¿Ozempic sería adecuado para mí?”. El público reaccionó a carcajadas. Ozempic, un medicamento indicado para tratar la diabetes, producido por la empresa Novo Nordisk, ha sido rebautizado como la droga de Hollywood, porque desde hace tiempo las estrellas del cine lo usan para adelgazar.

Sin embargo, su apodo se queda corto. En Tik Tok, miles de personas comparten videos hablando del “milagro de Ozempic” y enseñando los efectos en su cuerpo. El frenesí por este fármaco ha engordado los bolsillos de la empresa danesa, cuyas ventas han subido un 29% en el primer semestre, hasta los 14.450 millones de euros. En el último trimestre, se embolsó unos 2.960 gracias a este tratamiento. Pero este no es el único medicamento contra la obesidad que comercializa la firma, líder mundial en la producción de insulina. Wegovy y Saxenda son otros protagonistas del GLP-1, como se conocen en la jerga médica, que produce la empresa y que ayudan a perder hasta un 15% de peso. Gracias a estos fármacos, la multinacional ganó en el semestre un 43% más, y alcanzó un beneficio de 5.266 millones.

Evolución de Novo Nordisk en Bolsa

El dominio de Novo Nordisk en el tratamiento de la diabetes está siendo reconocido por el mercado –el valor cotiza en máximos, con un alza del 37,31% este año– y también está en el punto de mira del gobierno de Joe Biden. El presidente de Estados Unidos ha anunciado que topará el precio de algunos medicamentos para ahorrar costes al programa sanitario Medicare, entre los que figuran algunos fármacos contra la diabetes de Novo Nordisk. Pero la acción apenas ha reaccionado al anuncio y la compañía continúa reforzándose en los fármacos contra la obesidad. Ayer se conoció que pagará 471 millones de euros para adquirir Embark Biotech, con lo que recibe todos los derechos para desarrollar y comercializar el principal activo del laboratorio, dirigido a combatir la obesidad y otras enfermedades cardiometabólicas.

El pasado 8 de agosto, la empresa también presentó un ensayo clínico que confirmaba que su fármaco Wegovy reduce en un 20% el riesgo de eventos cardiovasculares adversos, lo que disparó sus acciones un 17,27%. Novo Nordisk además se ha convertido en la segunda compañía europea por capitalización bursátil –solo por detrás de LVMH– alcanzando los 2,91 billones de coronas, unos 390.000 millones de euros. Con esta cifra supera el PIB de Dinamarca de 2022, que se sitúa en unos 380.618 millones de euros.

Ante su éxito, el 56,3% de las firmas de análisis aconsejan comprar sus acciones, frente al 25% que recomienda mantenerlas y al 18,8% que aconseja venderlas. Las firmas de análisis que siguen al valor coinciden en que el mercado ofrece un enorme potencial de crecimiento. En 2035, el 51% de la población mundial podría sufrir obesidad o sobrepeso frente al 38% de 2020, según la Federación Mundial de la Obesidad.

Los analistas de Citi otorgan a la compañía un precio objetivo de 161,01 euros, por debajo de su cotización, pero aconsejan comprar. “Consideramos que este precio es justificado dado el crecimiento de ingresos y las ganancias de calidad generadas por Novo”, afirman desde la firma estadounidense.

Jakob Westh Christensen, analista de los mercados nórdicos de eToro, advierte que los inversores deben ser conscientes de que “pagarán una prima por el valor, que cotiza con una prima de crecimiento. El precio ha subido más de un 61% en el último año y alrededor de un 37% en 2023″. De hecho, el valor cotiza a un ratio PER de 43 veces, “muy por encima de las 17 veces del índice S&P500 y de las 13 veces del Stoxx 600 europeo”, afirma.

Batalla de precios

Los analistas de la compañía reconocen que Novo Nordisk presenta un retorno “excepcional” sobre el patrimonio (ROE) debido a los márgenes, a una gestión eficiente de los activos y a su sólido balance que le permite tener cierta flexibilidad financiera para seguir creciendo. Además, considera que tiene grandes posibilidades de crecimiento. “Con más de 764 millones de personas obesas en todo el mundo y solo 15 millones recibiendo tratamiento, este mercado, que se espera crezca de 2.400 millones de dólares en 2022 a más de 50.000 millones para 2030, ofrece una enorme oportunidad”, consideran.

No obstante, recomienda vender las acciones de la compañía y le otorga un precio objetivo de 168,3 euros, un 2,62% por debajo de su cotización actual. Entre los riesgos que destacan los expertos, está la presión sostenida en los precios por la competencia creciente de los mercados emergentes como China, que pueden ofrecer un producto similar a precios reducidos: el costo mensual de Ozempic, por ejemplo, supera los 900 dólares en EE UU, sin cobertura del seguro.

Pese a los precios exorbitantes de estos fármacos, la empresa está viviendo una crisis de desabastecimiento por la alta demanda, que la obligó a reducir los suministros para proteger a los pacientes que ya tomaban el tratamiento. La escasez, según los expertos, no se resolverá hasta 2024.

Tope al precio de los medicamentos en Estados Unidos

Fármacos. El Gobierno estadounidense ha anunciado los nombres de diez medicamentos cuyo precio será limitado en virtud la Ley de Reducción de la Inflación (IRA), aprobada el año pasado tras la indignación pública por el coste de las medicinas. Estos topes de precios afectan a medicamentos destinados al tratamiento de dolencias cardíacas, cánceres, diabetes y enfermedades autoinmunes y supondrán un ahorro de unos 98.500 millones de dólares (90.646 millones de euros) para el programa sanitario Medicare en una década, según las estimaciones de la Oficina de Presupuestos del Congreso. Los fármacos afectados por el recorte de precio son: Eliquis, Jardiance, Xarelto, Januvia, Farxiga, Entresto, Enbrel, Imbruvica y Stelara, así como Fiasp –producido por Novo Nordisk– y otros compuestos de insulina, como el NovoLog, también de la empresa danesa.


Oposición.  Los recortes estarían vigentes desde 2026, aunque el presidente estadounidense, Joe Biden, anunció que seleccionará nuevos medicamentos pese a la fuerte oposición de la industria. “Durante mi mandato, la atención médica debería ser un derecho, no un privilegio en este país”, declaró. No obstante, las farmacéuticas ya han tratado de frenar la iniciativa. La ultima ha sido Johnson & Johnson, que a mediados de julio presentó una demanda en un tribunal federal de Nueva Jersey rechazando la capacidad del Ejecutivo para regular los precios.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_