_
_
_
_

El nuevo fármaco Ozempic contra la obesidad, una mina de oro para su fabricante

El medicamento, inicialmente frente a la diabetes, genera 2.960 millones trimestrales en ingresos. Su rival Mounjaro impulsa el negocio de Lilly en un 30% entre abril y junio

Ranking de ventas de las grandes farmacéuticas
Carlos Cortinas Cano
Alfonso Simón Ruiz

Los nuevos fármacos contra la obesidad y la diabetes están generando miles de millones de euros para sus fabricantes. Se trata concretamente de dos medicamentos, Ozempic de Novo Nordisk y Mounjaro de Eli Lilly, que han protagonizado en los últimos meses numerosos titulares por la ayuda a la pérdida de peso, aunque originalmente están indicados para diabetes.

Ozempic se ha convertido en una mina de oro para Novo Nordisk. Esta terapia ha impulsado las ventas de la farmacéutica danesa un 29% en el primer semestre a nivel global, hasta cerca de 14.450 millones de euros (ver gráfico). En el último trimestre, gracias a este tratamiento se embolsó alrededor de 2.960 millones.

Este medicamento superará en cifra de negocio al hasta ahora fármaco superventas Humira, de la biotech Abbvie, utilizado para enfermedades autoinmunes, según las previsiones trimestrales de Bloomberg. Al negocio de Ozempic se le suman otros dos nuevos medicamentos de Novo Nordisk frente a la obesidad, Saxenda y Wegovy, que añadieron cerca de 1.385 millones de abril a junio, un 188% más. La comercialización de estos nuevos fármacos ha provocado, adicionalmente, que la farma danesa gane en el semestre un 43% más, al alcanzar un beneficio de 5.266 millones.

La inyección Ozempic se aprobó como una terapia frente a la diabetes, que en muchas ocasiones está ligada a la obesidad. Por eso, los médicos endocrinos están abordando su uso para atacar ambos problemas con estos medicamentos de nueva generación.

En España, en la actualidad, una de cada siete personas sufre diabetes, según datos de Federación Internacional de Diabetes. Se trata de una enfermedad crónica muy vinculada al sobrepeso, el envejecimiento y el sedentarismo. En el caso de la obesidad, la sufre un 16% de los españoles, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Caja del medicamento Ozempic para el mercado estadounidense.
Caja del medicamento Ozempic para el mercado estadounidense.Mario Tama (Getty Images)

El caso de Mounjaro, del laboratorio estadounidense Lilly, también está indicado para la diabetes y su uso se ha extendido a la obesidad. Este medicamento, que comenzó a utilizarse en 2022, ha disparado sus ventas hasta los 1.425 millones en el primer semestre.

Este tratamiento ha impulsado las ventas de la compañía de Indianápolis un 7% de enero a junio, hasta alcanzar los 15.272 millones de cifra de negocio. Aunque el incremento fuerte ha llegado en el segundo trimestre, nada menos que un 28%, hasta alcanzar unos ingresos de 7.647 millones de abril a junio. A semejanza de Novo Nordisk, Lilly ha visto también engordar sus beneficios un 85% en el trimestre, hasta 1.620 millones.

Alta demanda

La compañía reconoce en su presentación de resultados del pasado mes que dada “la demanda significativa” de Mounjaro, “ha experimentado y sigue esperando retrasos intermitentes en el cumplimiento de pedidos”. El negocio con este medicamento ha llevado a la empresa a aumentar las previsiones de ingresos en 2.000 millones adicionales, hasta más de 33.500 millones a final de año.

Además, Lilly lleva a cabo ensayos clínicos en fase III (la última etapa de prueba con pacientes) para extender la autorización de Mounjaro de comercialización para obesidad, más allá de la autorización inicial de diabetes.

Lilly y Novo Nordisk han ascendido gracias a estas terapias en el ranking global de las grandes farmas en ventas en el primer trimestre. En esta clasificación, la suiza Roche ha superado como número uno del sector a Pfizer tras el hundimiento de la cifra de negocio de la facturación del gigante estadounidense por la reducción de ventas de su vacuna del Covid-19.

Roche encabeza la clasificación a pesar de dejarse un 8% de facturación por la caída de su división de diagnóstico (en parte, vinculada a test de detección del Covid-19). La compañía sigue sufriendo la pérdida de ingresos de sus fármacos oncológicos superventas en otras épocas como Mabthera, Herceptin y Avastin por la caducidad de los derechos de patente. Para esta compañía, ahora es el fármaco oftalmológico Vabysmo el que aporta el mayor crecimiento (más de un 500% semestral, según las cuentas de la empresa) al llegar casi a 1.000 millones en facturación.

Tras Roche y Pfizer aparece como tercer gran farmacéutica la estadounidense MSD (conocida como Merck en EE UU o Merck Sharp & Dohme en el resto del mundo). Sus ingresos cedieron un 3%, por pérdida de negocio en algunos tratamientos como Januvia frente a la diabetes, que compite ya contra genéricos. Su principal motor es el oncológico Keytruda, con un alza del 20% hasta los 11.095 millones en el semestre, que se ha convertido en el fármaco de mayor ventas del mundo. Este antitumoral, de inmunoterapia, está extendiendo exitosamente su uso a varios tipos de cáncer.

Keytruda de MSD y Ozempic de Novo Nordisk superan al hasta hace poco al medicamento con más ventas, Humira, según Bloomberg. Este último medicamento de Abbvie reportó hasta junio unas ventas de casi 3.200 millones. Esta terapia frente a diversas patologías del sistema inmune ha ido perdiendo mercado con la entrada de genéricos (llamados biosimilares en este tipo de productos biológicos).

Hundimiento en las ventas de las vacunas del Covid-19

El laboratorio Pfizer era hasta ahora el de mayor ventas del mundo gracias a su vacuna del Covid-19. El pasado año, logró convertirse en la primera farmacéutica que superaba la barrera de los 100.000 millones de dólares, gracias a los más de 35.000 millones que facturó su vacuna. Pero hasta junio, su negocio ha caído hasta los 4.552 millones debido al freno en las campañas de vacunación debido al avance de la inmunización a nivel global. Como consecuencia, Pfizer ha visto hundirse su facturación un 42% en el semestre, hasta 28.525 millones.

En vacunas del Covid, el socio de Pfizer, BioNTech, ha perdido un 95% de su facturación en el semestre. Igualmente, Moderna cae un 80%. Para AstraZeneca, ese negocio cayó un 98%, aunque  aguantó el negocio con un alza del 4% gracias a otras innovaciones. Novavax se dejó un 56%. El gigante Johnson & Jonhson, sin embargo, fue capaz de mantener ventas de estas vacunas por encima de los 1.000 millones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Alfonso Simón Ruiz
Graduado en Economía y máster de Periodismo UAM / EL País. En Cinco Días desde 2007. Redactor especializado en información empresarial, especialmente sobre el mercado inmobiliario, operaciones urbanísticas y, también, sobre la industria farmacéutica y compañías sanitarias.

Archivado En

_
_