_
_
_
_

La nueva vida de los gigantes tecnológicos con la IA

Las grandes tecnológicas han resucitado este 2023, después del duro castigo del pasado año, por la nueva megatendencia de la inteligencia artificial (IA) y sus buenos fundamentales 

Una captura de la aplicación de inteligencia artificial ChatGPT.
Una captura de la aplicación de inteligencia artificial ChatGPT.Florence LO ( Reuters)

Dicen los analistas que jamás se había visto en el índice estadounidense S&P 500 una concentración tan grande de la subida en un reducido número de valores. La culpa la tienen los rebautizados como “siete magníficos” (Apple, Microsoft, Google, Amazon, Tesla, Meta y Nvidia) que han permitido a este indicador del mercado subir un 15% en lo que va de año. Ellos son los responsables de 13 puntos del alza: el S&P 493 hubiera solo ganado el 2%.

Sin irnos tan lejos como el año 2000 con el burbujón de las puntocom, las grandes tecnológicas han vivido años de euforia que conocieron su cénit con la pandemia del Covid-19, beneficiadas por el confinamiento de la población mundial. Tras esta alegría llegó la brusca caída de las cotizaciones, los despidos y, por vez primera, el control de costes en estas compañías. El renacer de las tecnológicas en este 2023 ha pillado por sorpresa a muchos inversores y especialmente a los hedge funds que con posiciones cortas (apuestan por las caídas) superiores al billón de dólares aguantan pérdidas de más de 100.000 millones de dólares.

Tecnológicas gráfico
Belén Trincado Aznar

¿Cuál es la explicación de esta meteórica recuperación de estas grandes tecnológicas?: Apple (47%), Microsoft (42,3%), Google (34,7%), Amazon (49,5%), Tesla (155,8%), Meta (134%) y Nvidia (187,9%). Simon Webber, gestor de Schroders, ofrece dos razones para esta nueva fiebre tecnológica pese a un alza de tipos de interés que se mantiene y justificó el desplome del pasado año. “Empresas como Microsoft, Apple y Nvidia están disfrutando de una evolución empresarial muy sólida. Los fundamentales han ido mejorando en lo que respecta a la línea superior [ventas o ingresos] e inferior [mejora de la eficiencia operativa o recorte de costes para aumentar la rentabilidad] de los miembros de este grupo de grandes tecnológicas”. Y añade como otro factor “la rotación hacia valores de crecimiento, especialmente en Estados Unidos, después de las tensiones vividas en marzo con el sector bancario”.

Pero esta visión quedaría miope sin incluir las grandes expectativas que ha creado para las tecnológicas la inteligencia artificial (IA). Alexandre Drabowicz, jefe de inversión de la gestora del banco Indosuez destaca su importancia en un reciente informe: “La inteligencia artificial se ha convertido en el tema principal para los inversores. La tecnología y la revolución que supone son indiscutibles, y los inversores están dispuestos a pagar y mucho por cualquier empresa que tome parte en este movimiento”. El gestor explica que “el primer detonante fue el lanzamiento de ChatGPT en noviembre de 2022, seguido de los astronómicos resultados del fabricante de chips Nvidia”, que este año ingresó en el selecto club del billón de dólares de capitalización.

Este experto se muestra cauteloso para calificar de burbuja la cotización de esta compañía, aunque apunta unos datos preocupantes si no se cumplen las expectativas ya que cotiza a 200 veces sus beneficios actuales y a 40 veces sus ventas. Un temor que también manifiestan desde la gestora Fidelity: “el buen comportamiento de EE UU, aupado por los titanes tecnológicos, ha creado un riesgo de concentración que podría traer problemas si la expectación en torno a la IA no cumple las expectativas”, indican.

Dejando momentáneamente de lado los retos éticos y las advertencias de caos de una inteligencia artificial descontrolada, estas dos palabras se han convertido en sinónimo de ganancias rápidas presentes y futuras para los inversores, mientras día a día van apareciendo vehículos de inversión que las acercan a todos los bolsillos. Los analistas ya hablan de estas compañías como de las grandes vencedoras de una revolución que Sam Altman, cofundador de Open AI y padre de ChatGPT, ha comparado con el invento de la rueda o el descubrimiento del fuego por parte de nuestra especie, pero serán muy numerosas las empresas perdedoras.

Christian Gattiker, jefe de análisis en Julius Baer, da unas pinceladas sobre los líderes de la IA que reúne a las grandes tecnológicas estadounidenses: “Los líderes de la carrera por la IA en el mundo del software añadirán estas capacidades a los productos existentes y crearán productos nuevos. Los semiconductores (y en general toda su cadena de valor), la infraestructura del almacenamiento en la nube y otros productores de hardware también están bien posicionados para hacerse con una parte considerable del valor creado por las soluciones de IA”, concluye.

Daniel Maier, jefe de inversión temática y gestor de cartera en Vontobel concreta más, dividiendo en tres grupos las empresas beneficiadas con la IA. De un lado las compañías de hardware ya que se requieren arquitecturas de chip avanzadas y centros de datos de última generación para abordar el importante consumo de energía involucrado. “Las empresas especializadas en semiconductores, memoria y redes se beneficiarán de estos avances”. En cuanto al software, aquellas con experiencia en áreas como las bases de datos en la nube, la infraestructura en la nube y la ciberseguridad son las que probablemente cosecharán los frutos, ya que poseen profundos conocimientos sobre el manejo de grandes cantidades de datos”.

Por último, se refiere a los servicios de la IA. “En términos de indicadores directos, todas las grandes empresas tecnológicas están invirtiendo en IA. Es probable que Google y Meta posean cantidades considerables de datos en comparación con otras empresas tecnológicas, lo que les dará una ventaja competitiva con sus modelos lingüísticos. Microsoft, con su inversión en OpenAI y las capacidades de Azure para la formación, también se encuentra en una posición fuerte”, indica.

Sin duda, los datos que han ido recopilando las grandes tecnológicas en los últimos años serán decisivos en este nuevo mundo de la IA. Jacques-Aurélien Marcireau, gestor del Edmond de Rothschild Fund Big Data, explica que el famoso ChatGPT nos recuerda que para entrenar un modelo a tan gran escala es necesario tener acceso a un gran conjunto de datos. “No cabe duda de que quien controla los datos sigue siendo el eslabón más poderoso de la cadena de valor, tanto más cuanto mayor es el número de algoritmos que compiten entre sí”, explica.

Ganadores y perdedores

Según apuntan los analistas, la IA empezó a cotizar con fuerza el pasado mes de febrero. Además, apuntan que la IA tiene la capacidad de utilizarse en una amplia gama de industrias, mientras que modas recientes como el metaverso se limita a aplicaciones específicas. Además, la IA para Mathieu Racheter, jefe de análisis de acciones de Julius Baer, ha provocado ya una disrupción la Bolsa estadounidense, que podría ser el primer síntoma de una historia más prolongada en el tiempo de ganadores y perdedores de esta nueva tecnología.

En su reciente análisis indica que la IA pone en peligro sectores como el publicitario, el de servicios educativos, los recursos humanos, la agencias de viaje online, la edición profesional y los servicios relacionados con el diseño y mantenimiento de las webs. Racheter es contundente: “A raíz del riesgo de disrupción, una cesta de empresas con actividad en estos segmentos ha rendido peor que el mercado general desde febrero de 2023, lo que coincide con el inicio del revuelo en torno a la IA. Para nosotros, esto es una prueba de que la IA es una tecnología real con repercusiones ya palpables que seguirá creciendo en el futuro”.

La IA ya se está cotizando en el mercado y a buenos múltiplos. Pero, como todo lo nuevo, incorpora una gran carga de incertidumbre. Falta ver su impacto en las cuentas de resultados de las compañías protagonistas de esta tendencia y la repercusión que acabará teniendo en el conjunto de las cotizadas si todas las expectativas terminan por convertirse en realidades.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Más información

Archivado En

_
_