_
_
_
_
_

Las criptomonedas hallan en Rusia una nueva oportunidad de negocio

El uso delictivo del dinero digital alcanzó en 2022 su máximo histórico de 19.517 millones de euros

FILE PHOTO: Illustration shows representation of cryptocurrency Bitcoin, Ethereum and Dash plunging into water
DADO RUVIC (REUTERS)

Los países de la Unión Europea demoraron un año para levantar diez paquetes de sanciones contra Rusia con el fin de bloquear al límite su economía y limitar su maquinaria bélica. Al contrario, solo cinco clics bastan para que los criptousuarios puedan burlar este muro de condenas y movilizar sus rublos hacia e mercado global.

Un informe de la firma de análisis Inca Digital resalta que al menos dos plataformas de criptoactivos, Kucoin y Huobi, permitían hasta hace pocas semanas a los usuarios rusos utilizar sus tarjetas de débito y crédito emitidas por bancos locales sancionados para comprar tokens. Posteriormente, los interesados podrían cambiar sus activos por otras monedas y recibirlas en otro país libre de sanciones. La explicación: ambas plataformas de intercambio están establecidas en Seychelles, un paraíso fiscal.

Incluso, señala la investigación, Binance, el exchange más grande del mundo , ofrece en la actualidad múltiples posibilidades a sus usuarios rusos para comprar tokens digitales sin ningún tipo de control ni registro. “Siempre habrá clientes que operen con malicia y que intenten eludir los más avanzados controles”, defiende ante Bloomberg Chagri Poyraz, jefe global de Binance.

Este es solo un ejemplo del uso de las monedas digitales para actividades ilícitas, que alcanzó en 2022 el máximo histórico de 19.517 millones de euros en transacciones anuales. Expresado de otro modo, el 0,24% de todos los criptointercambios corresponden a actividades ilícitas, lo que duplica el valor de 2021.

La investigación de la firma Chainalysis resalta que al menos el 43% de estos fondos, algo menos de 9.000 millones de euros, corresponden a operaciones realizadas por entidades sancionadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC), pero que aún operan en el mercado. La capacidad del regulador estadounidense es, por lo menos, limitada: en todo 2022 solo sancionó a diez individuos y empresas, principalmente por lavado de activos y tráfico de drogas. Entre los penalizados se encuentran firmas asociadas con el régimen ruso.

Cuando se elimina este segmento, el resto de las categorías tradicionales de delitos relacionados con las criptodivisas han disminuido, como los ataques cibernéticos. Desde Chainalysis relacionan el descenso de estas estafas con el criptoinvierno que comenzó en 2022. El mercado total de criptos pasó de 2,2 billones en 2021 a 900.000 millones de dólares al año siguiente, según la firma Invesco.

Optimismo

Juan Montaner, experto en Chainalysis España, matiza que uno de los puntos débiles del criptomundo puede ser su mayor protección para evitar su uso masivo para eludir las sanciones a Rusia. “Los mercados de criptomonedas son demasiado ilíquidos para soportar la evasión masiva de sanciones rusas, aunque eso no significa que esta actividad no esté ocurriendo, pero a una escala menor”, destaca Montaner.

Además, lo que para algunos es señal de la necesidad de prohibir estos activos, para los entusiastas de estas alternativas digitales se convierte en la máxima prueba de la transparencia y los beneficios de la tecnología que sostiene el criptomundo. A través del uso de los mismos protocolos, los reguladores pueden rastrear transacciones ilícitas de criptos hasta sus puntos de origen, presentar procesos legales a esas empresas y obtener información relevante.

La coordinación global parece lejos de ser una realidad. Mientras las autoridades estadounidenses parecen decididas a redoblar la presión en el sector, en una operación que la prensa ya bautizó como Operation Choke Point 2.0, en Europa, el primer reglamento (MiCA, Markets in Crypto-Assets, por sus siglas en inglés) aún espera su votación en el Parlamento.

El FMI resucita la idea de prohibir las criptos

  • Veto. Kristalina Georgieva, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), ha vuelto a reflotar la idea de que, quizá, las criptomonedas no puedan estar encuadradas en el marco legal. “Si la regulación falla, o la implementación es lenta, entonces prohibir estos activos debería ser una opción por los riesgos que generan a la estabilidad financiera”, señaló Georgieva.
  • Normativa. El organismo multilateral, muy crítico con el mundo cripto, ha resaltado en numerosas oportunidades los desafíos de crear una normativa que sea capaz de contener estas monedas. “Los criptoactivos no son nada, no pueden ser aceptados como moneda de curso legal”, resaltó la máxima representante de la entidad, que mantiene una mirada crítica sobre El Salvador, la nación centroamericana que ha apostado por el bitcóin.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Leandro Hernández
Periodista económico. Interesado en entender más de criptoactivos, transformación digital y energía. Se incorporó a este periódico en 2022 después de haber trabajado en diferentes países de América Latina y en Estados Unidos. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella (Argentina), y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Más información

Archivado En

_
_