_
_
_
_
_

Más inversión en I+D, el reto para que crezca la economía

Durante el año 2022 se destinaron al sector 19.325 millones de euros, el mayor registro de la serie histórica. Supone un 1,44% del PIB y el Gobierno cifra en un 3% el objetivo a alcanzar en 2030

María Jesús Montero, vicepresidenta cuarta y ministra de Hacienda, (centro) y Pilar Gil, vicepresidenta de Prisa, posan con los premiados.
María Jesús Montero, vicepresidenta cuarta y ministra de Hacienda, (centro) y Pilar Gil, vicepresidenta de Prisa, posan con los premiados.Pablo Monge
Manme Guerra

Economistas como, entre otros, Paul Romer o Robert Lucas, premio nobel en 1995, defienden en sus trabajos que el principal motor del crecimiento económico es la innovación. A ellos, sin citarlos expresamente, hizo referencia Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, en su discurso durante la entrega de los XVI Premios CincoDías a la Innovación Empresarial, en el que aseguró, en base a datos de Eurostat, que España gasta en I+D la mitad que el resto de países. “Existe mucha evidencia empírica de que esta brecha es generadora de menor crecimiento económico. Es una de las razones por la que la economía española desde hace ya algunas décadas no está siendo capaz de converger con el resto de los países europeos”, añadió.

En concreto, en España se invirtieron 19.325 millones de euros en I+D durante 2022, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Es la mayor cantidad de la serie histórica, como se recoge en el informe anual que publica la Fundación Cotec en el que se analiza la evolución del sector, y supone un 12% más que en 2021.

La mitad del objetivo del Gobierno

En el informe también se recoge que “la ratio de inversión en I+D sobre el producto interior bruto aumentó en 2022 solo tres centésimas, para situarse en el 1,44%. La explicación está en que el año pasado también creció de forma notable el PIB nominal, hasta un 10,2%”. Concluye el trabajo que, aunque la inversión mostró un “muy fuerte aumento nominal” en 2022, su impacto relativo en el PIB “ha sido limitado, debido al fuerte crecimiento económico del país”.

Este porcentaje del 1,44% sobrevoló el discurso que pronunció, en la misma entrega de galardones, María Jesús Montero, vicepresidenta cuarta y ministra de Hacienda y Función Pública, quien defendió hacer de la investigación y la innovación ejes de crecimiento de la economía española. En su alocución, se refirió a las palabras pronunciadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su investidura, en las que se fijó “un crecimiento económico justo, basado en la sostenibilidad, la reindustrialización en clave verde y digital, en la autonomía estratégica y la gestión inteligente del conocimiento”. Montero, además, urgió a duplicar la inversión en I+D y fijó como objetivo alcanzar el 3% del PIB en 2023. Esta cifra engloba tanto el dinero que sale de las arcas públicas para este fin como el que destina el sector privado.

En 2022, según el informe de Cotec, el sector público, que abarca tanto a las Administraciones como a las universidades, registró un nivel de inversión de 8.356 millones, lo que representa un 0,62% del producto interior bruto. La cifra que el Ejecutivo quiere alcanzar en 2030 es del 1,25%. Mientras tanto, el sector empresarial, que aúna tanto a compañías públicas como privadas y las instituciones privadas sin ánimo de lucro, alcanzó una inversión récord de 10.969 millones, un 0,81% del PIB.

En su intervención, Montero hizo un llamamiento a la colaboración público-empresarial, “especialmente a las pymes, que tienen que saber que el Gobierno quiere ayudarlas y animarlas a dar ese salto de gigante, porque estará ahí para protegerlas”. “Serán más competitivas, tendrán mejores beneficios y estarán ofreciendo un valor añadido a la sociedad”, puntualizó.

Sobre el apoyo que las Administraciones públicas pueden brindar a las empresas, Hernández de Cos, por su parte, apuntó varios instrumentos, entre los que destacó los incentivos fiscales a las compañías innovadoras. “La evidencia internacional muestra que el diseño de incentivos fiscales con tasas de subvención más elevadas para las empresas de nueva creación, las cuales presentan mayores restricciones a la inversión en I+D, resulta una política particularmente efectiva de cara a incrementar el esfuerzo y los resultados de la innovación”, sostuvo. Otro de los aspectos que reseñó el gobernador del Banco de España es la importancia de la selección de proyectos, ya que se ha demostrado que “una inversión pública bien diseñada puede incrementar los incentivos para que las empresas aumenten su inversión y productividad”.

Futuro

La vicepresidenta cuarta afirmó también en su intervención que para el Gobierno la I+D es una materia fundamental para así tener una economía moderna basada en el conocimiento y capaz de generar productos y servicios competitivos en un mundo globalizado. “Si queremos empleos de calidad que robustezcan nuestra clase media, si queremos un capital humano formado para atender los grandes desafíos de las próximas décadas o si queremos un país más autónomo y sostenible con menor dependencia estratégica, la ciencia, el conocimiento y la innovación son la única respuesta”, sentenció.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Manme Guerra
Redactora de la sección Fortuna, donde escribe de recursos humanos, empresas, sostenibilidad, lujo y estilo de vida. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de la Escuela de Periodismo UAM-El País. Ha trabajado en El País, Vozpópuli, Microsoft News y la revista ¡HOLA! antes de incorporarse a Cinco Días en 2022.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_