_
_
_
_

BBVA y Caser se ofrecen a gestionar los fondos públicos de pensiones con comisiones ultra bajas

Santander, VidaCaixa e Ibercaja tienen ya casi garantizado un puesto para llevar las riendas de estos nuevos productos

Miguel Moreno Mendieta
José Luis Escrivá
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.Enric Fontcuberta (EFE)

Hay tortas para gestionar los nuevos fondos de pensiones de empleo de promoción pública (FPEPP). Se trata del producto estrella diseñado por el ministro Escrivá para fomentar el ahorro complementario de cara a la jubilación, y siete entidades se han presentado al concurso para llevar sus riendas. Hay tanto furor que BBVA y Caser han presentado unas ofertas excepcionalmente bajas (con comisiones anuales del 0,15% y el 0,1%, respectivamente). Tanto, que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones les ha pedido que justifiquen estas bajas temerarias.

Siete gestoras de fondos de pensiones se han presentado al concurso. Las de CaixaBank, Santander e Ibercaja tienen una de las cinco plazas aseguradas. Las otras dos las ocuparían BBVA y Caser siempre que consigan explicar cómo han podido realizar unas ofertas tan competitivas. Si alguna de estas dos cae, probablemente entraría la aseguradora neerlandesa National-Nederlanden (NN). Quien ha quedado prácticamente descartada es Mapfre, que ha presentado la oferta con las comisiones más caras, del 0,299% anual.

Desde el ministerio de Seguridad Social se está pisando el acelerador para dejar este asunto resuelto antes de las elecciones generales del 23 de julio. Se trata de uno de los proyectos estrella del Gobierno, que ha querido desincentivar los planes de pensiones individuales (restringiendo la aportación anual a 1.500 euros) y fomentar los planes de pensiones colectivos, que dota la empresa en beneficio de sus empleados.

Para que los planes colectivos lleguen a los autónomos y los empleados de pymes, se creó la figura de los planes de pensiones de empleo simplificados (PPES), que puede promover cualquier asociación de empresarios. Y se ha impulsado como vehículo inversor los mencionados FPEPP, conocidos como los fondos públicos de pensiones.

El departamento de Seguridad Social va a escoger a cinco gestoras para que cada una de ellas administre tres de estos FPEPP (cada uno con un perfil de riesgo distinto). Además de las cuatro grandes del sector (VidaCaixa, filial de CaixaBank; BBVA; Santander e Ibercaja), también se sumaron a la puja tres aseguradoras, Mapfre, Caser y NN.

La mesa de contratación tendrá en cuenta, además del coste de las comisiones (puntúan más, cuanto más baratas), la rentabilidad media de los últimos años (donde VidaCaixa ha obtenido la mejor valoración). También se dan puntos adicionales por incluir una perspectiva de inversión sostenible, por dedicar una parte de la inversión a startups, que se tenga en cuenta el ciclo de vida de los partícipes (con mayor peso de la inversión en Bolsa para los trabajadores más jóvenes, que se va reduciendo a medida que se aproxima la edad de jubilación...).

La gestora de VidaCaixa, que es la líder sectorial, se ha situado en primera posición de forma destacada. Luego estarían BBVA, Santander, Caser e Ibercaja . La asignación definitiva, que se espera para la próxima semana, dependerá de que BBVA y Caser puedan justificar sus bajas temerarias (del 0,1% y el 0,15%). Normalmente, los planes de pensiones colectivos tienen comisiones de gestión que superan el 0,5%, pero para el FPEPP el tope máximo fijado era del 0,3%.

A la espera de se constituyan estos fondos de pensiones ultrabaratos, varias entidades ya han empezado a lanzar planes de pensiones de empleo simplificados (PPES), para dar acceso a los autónomos, que pueden llegar a aportar 5.750 euros al año. También se ha constituido el primer plan simplificado sectorial, para el millón de trabajadores de la industria de la construcción. Estará gestionado por VidaCaixa y las primeras aportaciones comenzarán este verano. En tres años se espera que llegue a 3.000 millones de euros.

La idea del Gobierno es que algunos de los nuevos planes simplificados para autónomos que se constituyan metan el dinero en alguno de los nuevos 15 FPEPP que van a gestionar las gestoras mencionadas. La gran ventaja de integrarse en estos productos es que tendrán unas comisiones muy bajas. La teórica desventaja es que en estos vehículos quien monitoriza cómo van las inversiones es una comisión de control especial (con mayoría de funcionarios), mientras que en los fondos de pensiones colectivos tradicionales hay una comisión de control paritaria (mitad con trabajadores y mitad con representantes de la empresa), que se encarga de estas funciones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Más información

Archivado En

_
_