_
_
_
_
_

Arde la zona de confort: cinco expediciones para la llamada de lo salvaje

Escondite en el K2, ‘surftrip’ en el ártico o parapente en el desierto. En tiempos de TikTok, propuestas de viajes con adrenalina

Campo base del K2 (Pakistán).
Campo base del K2 (Pakistán).Kitti Boonnitrod (Getty Images)

Surfear bajo la aurora boreal, volar sobre un océano de dunas, dormir al pie del K2 o competir en una de las regatas más desafiantes del mundo. Para alcanzar los confines de la Tierra, no hace falta ser explorador. O quizá sí. Es el momento de ponerse a prueba. Pues en tiempos de TikTok, de la inteligencia artificial y del mundo hiperconectado, parece más urgente que nunca revivir el espíritu de las antiguas expediciones para acudir a los rincones más espectaculares del planeta y explorarlos así.

Hablamos de turismo de aventura y de una industria al alza. Este sector generó aproximadamente 309.000 millones de euros en 2023 y se estima que pueda alcanzar los 918.000 millones para 2032, según el informe publicado por la consultora Expert Market Research. Pero no buscamos números, sino adrenalina. Estos son cinco viajes de aventura para 2024.

Olas tubulares en los fiordos de Islandia.
Olas tubulares en los fiordos de Islandia.Arctic Surfers

‘Surfari’ boreal

Hawái, Bali o Tahití. Quizá sean estos los lugares que aparecerán en su imaginario de destinos de surf. Sin embargo, cambiaremos la arena por la nieve, el bañador por el neopreno (6/5 mm) y las olas masificadas por las que aún están por surfear. Velkomin (bienvenido en islandés) a Islandia.

“La mayoría de estas áreas remotas aún están siendo exploradas”. Son palabras de Ingó Olsen, pionero del surf en este país y guía de expediciones de Arctic Surfers. Esta empresa ofrece recorridos a medida por las zonas más desconocidas de Islandia para exprimirlas al máximo practicando deportes extremos. Rutas en 4x4 hacia escarpados fiordos donde surfear olas tubulares o hacia volcanes nevados para un descenso freeride único de esquí y snowboard. Arctic Surfers también propone travesías en stand up paddle entre icebergs en estos tours privados de varios días, donde no faltan baños en aguas termales y alojamiento en lodges.

La regata de los volcanes

“Hablamos de una de las regatas más escénicas y tácticamente desafiantes del mundo”, según Michele Tognozzi, regatista y fundador de la revista FareVela. La Rolex Middle Sea Race es una competición organizada por el Royal Malta Yacht Club, con salida y llegada al Gran Puerto de la isla. La travesía parte rumbo norte hasta bordear la isla de Sicilia, pasando por Siracusa, Catania y cruzando el famoso estrecho de Mesina, entre acantilados, vientos cambiantes y leyendas de monstruos marinos. Contemplaremos dos volcanes activos, el Etna y el Estrómboli, además de pasar por las islas Égadas, en el extremo norte del recorrido, y las Pelagias, en el sur.

Salida de la Rolex Middle Sea Race, en Malta.
Salida de la Rolex Middle Sea Race, en Malta.J.M. M.

La competición atrae cada octubre a una flota diversa de más de 100 yates, que incluyen multicascos y monocascos de última generación además de veleros clásicos. “Es una regata icónica que ya va por su 44ª edición”, comenta David Cremona, presidente de la entidad organizadora. “Para los marineros de todo el mundo, se ha convertido en una gran inspiración y en un evento obligatorio en su calendario”, añade el comodoro.

Pero si no se ve como un lobo de mar curtido para esta competición, siempre puede contactar con el Malta Yacht Club y optar por alquilar un velero con patrón y tripulación incluida y navegar plácidamente por este mismo itinerario (de entre 10 y 14 días) con paradas estratégicas en estos rincones paradisiacos del Mediterráneo.

La Costa de los Esqueletos

Buscamos el territorio donde las dunas del desierto se desploman sobre el Atlántico. El Namib es la zona desértica más antigua del mundo, vestigio del Terciario y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En esta expedición por Namibia, partimos desde Windhoek hacia este desierto para recorrerlo a pie, en buggy o quad, en vuelo en avioneta o en parapente, la más extrema.

Vuelo en parapente en el desierto de Namib.
Vuelo en parapente en el desierto de Namib.P. Medicus (Getty Images)

El viaje por esta zona del suroeste de África continúa por la reserva de leones marinos de Cape Cross, Spitzkoppe, la montaña sagrada de los bosquimanos, la Costa de los Esqueletos, el refugio de elefantes Damaraland y las cataratas Epupa, de la tribu Himba. ¿Safari? El Parque Nacional Etosha. ¿Cómo? Contacte con Kananga Viajes y Aventuras y Bushtrails Tours and Safaris.

La fiebre del Yukón

“Este viaje es un homenaje a la época de la fiebre del oro”, dice Alfonso Palazuelos, guía de la agencia Eland Expediciones. Partimos rumbo al territorio del Yukón, en Canadá, para descender en canoa por uno de los ríos que más aventuras ha inspirado. Desde Jack London a Javier Reverte, entre historias de buscadores de oro y tramperos remamos por rápidos para atravesar bosques de coníferas donde habitan osos grizz­ly y alces y acampar bajo el cielo estrellado en una de las regiones más vírgenes de Norteamérica.

El descenso en canoa del Yukón sigue el rastro de la fiebre del oro por uno de los territorios más vírgenes de Canadá

El cauce del Yukón conecta poblaciones como Whitehorse, Minto o Dawson City y nos guía hasta el Parque Territorial de Tombstone, entre praderas de bisontes salvajes y yacimientos de los primeros pobladores de esta zona situada en las inmediaciones del círculo polar ártico.

Dos personas en canoa por el río Yukón.
Dos personas en canoa por el río Yukón.GibsonPictures (Getty Images)

El ‘trekking’ del Baltoro

Dicen los expertos que Nepal se ha convertido en el Benidorm del senderismo. Por ello, volamos a Pakistán para adentrarnos en el corazón de la cordillera del Karakórum y descubrir una de las rutas más exigentes y desconocidas del mundo: el trekking del Baltoro.

La ruta del glaciar Baltoro conduce hasta el campo base del K2 y ofrece una panorámica de las Torres Trango en Pakistán

Este recorrido circular avanza bajo un anfiteatro dibujado por picos como el K2 (8.611 m), el Broad Peak (8.051), el Gasherbrum IV (7.925 m) o el Chogolisa (7.665 m). Atravesamos glaciares como el Baltoro y valles como el Hushe por senderos que acarician el abismo y ascendemos por laderas que conducen hasta el campo base del K2 y a los miradores de las Torres Trango. ¿Cómo? La agencia The Bear Outdoor organiza el trekking desde Islamabad y Skardu.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_