Ciudades patrimonio y paradores unen su oferta turística

Muestran la historia, la cultura y la gastronomía españolas

Segovia
Parador de Cuenca.

España es uno de los países con más ciudades Patrimonio de la Humanidad del mundo, 15 maravillas que reúnen muchos siglos de historia y son destino ideal para escapadas culturales y gastronómicas muy especiales. Ahora, además, el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España y Paradores de Turismo acaban de dar el pistoletazo de salida a la recuperación del turismo cultural con un ambicioso plan de promoción conjunta, con la calidad como eje principal.

España es el tercer país del mundo con más lugares de la Unesco

Once ciudades (Alcalá de Henares, Ávila, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Mérida, Salamanca, Santiago de Compostela, Segovia, Toledo y Úbeda) cuentan con un parador, la mayoría ubicados en edificios históricos. Iniciamos un recorrido por algunos de estos lugares que deberíamos visitar al menos una vez en la vida.

Acueducto y cochinillo

Panorámica de Segovia desde el parador.
Panorámica de Segovia desde el parador.

El casco histórico de Segovia se eleva sobre un promontorio rocoso flanqueado por los ríos Eresma y Clamores, una ubicación estratégica de la que los romanos ya se percataron cuando construyeron el acueducto, allá en el siglo II. Casas nobles, palacios, iglesias románicas y la catedral son algunos de los tesoros que guarda esta urbe castellanoleonesa, amable y de antigua historia; el cochinillo es otro tesoro gastronómico. El parador es un edificio moderno con una espléndida vista sobre la ciudad.

Paisajes de vértigo

Riqueza natural y cultural se complementan en una ciudad que despliega su belleza desde una formidable atalaya trazada por los ríos Júcar y Huécar durante siglos. Cuenca invita al viajero a adentrarse en su casco histórico que se despliega bordeando paredes de vértigo. El parador ocupa un convento dominico levantado en un insólito emplazamiento en la hoz del Huécar.

Esencia romana

Parador de Mérida.
Parador de Mérida.

La Emérita Augusta, fundada en el año 25 a. C. por Octavio Augusto, se convirtió en una de las poblaciones más florecientes de la época romana. El conjunto arqueológico de Mérida, reconocido por la Unesco en 1993, es la muestra de ese esplendoroso pasado. El anfiteatro y el teatro, escenario del Festival de Teatro Clásico, que se celebra desde 1933, son los símbolos de su riqueza histórica. Junto al arco de Trajano, un convento barroco sorprende por su sencillez. El parador, uno de los primeros de la red, se instaló en este edificio el mismo año que se inauguró el festival internacional.

Urbes cosmopolitas

Peregrinos. Meta de una milenaria ruta de peregrinación desde el siglo IX, Santiago de Compostela sigue acogiendo visitantes y peregrinos de todo el mundo. Es Patrimonio de la Unesco desde 1985. La plaza del Obradoiro, presidida por la majestuosa catedral y eje central de la ciudad, acoge varios monumentos reseñables, entre otros, el Hospital Real (actual parador), construido por los Reyes Católicos para atender a los peregrinos.

Cruce de culturas. Romana, musulmana, judía, cristiana… Córdoba es escenario del florecimiento de civilizaciones y culturas dispares que han dejado huella en esta ciudad, reconocida por la Unesco en 1984. Su icono, la mezquita, es el monumento más importante de todo el Occidente islámico y uno de los más bellos. La mezquita, el río y el puente romano conforman una de las vistas más bonitas de la ciudad. El Parador de la Arrazufa, con sus jardines que se asoman a la ciudad, se asienta sobre las ruinas del palacio de Abd al-Rahman.

Normas
Entra en El País para participar