_
_
_
_
_

Más de un tercio de los beneficios de las multinacionales tributan en Sociedades por debajo del 15%

Los tipos legales han caído en picado en los últimos 20 años. Los países de alta tributación ofrecen más ventajas a los grandes grupos

Tasas OCDE Gráfico
Belén Trincado Aznar

Los tipos impositivos que se aplican en el impuesto sobre sociedades han caído en picado en los últimos años alrededor de todo el globo. El promedio de gravamen oficial de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha disminuido en ocho puntos porcentuales, pasando del 32% registrado en 2000 al 24% anotado en 2023. Si a ello se le suman los mecanismos con los que cuentan las multinacionales para minorar su factura fiscal, y que principalmente se aplican en aquellos territorios considerados de alta tributación, el resultado es que más de un tercio de sus beneficios terminan pagando un tipo efectivo inferior al 15%. Es una de las conclusiones a las que llega el organismo con sede en París y que se recogen en el informe Tasas impositivas efectivas de las multinacionales: nueva evidencia sobre los beneficios globales con bajos impuestos, publicado ayer. Las cifras se complementan con las estadísticas del impuesto sobre sociedades del año 2023.

El análisis parte de una doble dimensión. Por un lado, los tipos oficiales o legales que existen en cada región. Por el otro, los tipos efectivos, es decir, los que realmente se pagan después de poner en marcha ciertas maniobras y fórmulas fiscales con las que cuentan las multinacionales. “El tipo medio efectivo a menudo es muy distinto al legal y hay grandes diferencias entre jurisdicciones”, señala el informe.

En el apartado que analiza los tipos oficiales o legales destaca la carrera a la baja registrada en los últimos ejercicios. En el año 2000 había 17 jurisdicciones con tipos en Sociedades superiores al 40% y a día de hoy ya no queda ninguna. En el mismo periodo, los países con tipos entre el 30% y el 40% han pasado de 71 a 27. Por el contrario, la tendencia ha sido la opuesta en los territorios con tasas más bajas, por debajo del 30%, que han crecido en la misma proporción. Por ejemplo, las regiones con tasas que oscilan entre el 20% y el 30% se han disparado un 130% desde las 29 a las 67.

A partir de aquí, sin embargo, la OCDE constata que muchos de los países que aparentemente son de alta tributación aplican incentivos, beneficios fiscales y regímenes especiales de los que se nutren principalmente las grandes multinacionales. Tanto es así que más de la mitad de los resultados gravados “con una tasa efectiva por debajo del 15% se generan en jurisdicciones de alta tributación”. Así, en los países con tipos legales entre el 15% y el 25%, entre los que se encuentra España, una gran parte de los beneficios se grava por debajo del 5%, apunta el organismo.

Estas fórmulas que permiten reducir la factura final suelen estar relacionadas en última instancia con los créditos fiscales, una suerte de beneficios y reducciones en la cuota final que una empresa debe pagar. La mayor parte de ellos, constata la OCDE, están vinculados a las actividades de investigación y desarrollo, pero también a otras como la inversión o el fomento del empleo.

“Los nuevos datos y estimaciones sobre la tributación de las ganancias de las grandes empresas multinacionales muestran cómo los incentivos fiscales y otras concesiones en jurisdicciones con tasas impositivas oficiales altas permiten a algunas empresas pagar tasas impositivas efectivas bajas”, argumenta la OCDE. Por todo ello, la introducción del mínimo global del 15% sobre el resultado contable ajustado, un pacto alcanzado en el seno de la propia OCDE, “crearía nuevas oportunidades para la movilización de recursos internos tanto para jurisdicciones con altos impuestos como para aquellas con tasas más bajas”.

El análisis de la OCDE se basa en los resultados obtenidos por una muestra de 7.600 multinacionales con ingresos superiores a los 750 millones de euros entre 2017 y 2020 y procedentes de 222 jurisdicciones. La media anual de los beneficios de este selecto grupo asciende a los 5,9 billones de dólares, a los que se aplica una tasa impositiva efectiva del 19%. Sin embargo, de esta cantidad, unos 2,1 billones soportaron tasas por debajo del 15%. De esta última cantidad, en concreto, unos 753.000 millones de dólares están sujetos a una tributación efectiva inferior al 5%, mientras que otros 1,39 billones lo están entre el 5% y el 15%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Pablo Sempere
Es redactor en la sección de Economía de CINCO DÍAS y EL PAÍS y está especializado en Hacienda. Escribe habitualmente de fiscalidad, finanzas públicas y financiación autonómica. Es graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_