_
_
_
_

Los BRICS dan un paso al frente y suman seis nuevos miembros en la primera expansión del grupo desde 2010

El bloque representará un 32% del PIB global, superando de esta manera al club de naciones ricas del G7

El discurso telemático de Vladimir Putin en la cumbre de líderes de los países BRICS, que se desarrolló en Johannesburgo.
El discurso telemático de Vladimir Putin en la cumbre de líderes de los países BRICS, que se desarrolló en Johannesburgo.POOL (via REUTERS)

Las cinco naciones del grupo BRICS admitirán a Arabia Saudita, Irán, Etiopía, Egipto, Argentina y los Emiratos Árabes Unidos, según han oficializado este jueves. Esta medida tiene como objetivo aumentar la influencia del bloque mientras busca reequilibrar el orden mundial vigente, alterado por el conflicto militar que mantiene uno de los países fundadores en Ucrania.

“BRICS ha iniciado un nuevo capítulo en su esfuerzo por construir un mundo que sea justo, un mundo que sea equitativo, un mundo que también sea inclusivo y próspero”, afirmó Cyril Ramaphosa, presidente de Sudáfrica, quien está siendo anfitrión de una cumbre de líderes. Este país africano fue el último en sumarse al bloque en 2010.

La creciente polarización geopolítica a raíz de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y las deterioradas relaciones entre China y Estados Unidos están impulsando los esfuerzos de Beijing y Moscú por convertir a BRICS en un contrapeso viable frente a Occidente. Ninguno de los socios de Moscú han condenado de manera directa la ofensiva militar del Kremlin sobre Ucrania, a la vez que tampoco han implementado las sanciones económicas en su contra. Sin embargo, la asistencia de China y los nuevos negocios con India no han impedido la debacle acelerada del rublo.

Esta expansión también podría allanar el camino para que decenas de países más busquen ingresar al grupo, que se ha comprometido a abordar sus quejas sobre un orden mundial que muchos sienten que está en su contra. Los seis países candidatos se convertirán oficialmente en miembros el 1 de enero de 2024. Ramaphosa y el Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dejaron la puerta abierta a la posibilidad de admitir a otros países en el futuro.

Los analistas han destacado rápidamente la inclusión de Irán y Arabia Saudita, los mayores productores de petróleo del mundo además de Estados Unidos. Históricos enemigos, ambas naciones participan en un dialogo moderado por Pekín para normalizar sus relaciones. De cualquier manera, la inclusión de los nuevos seis miembros solo aumentará en forma moderada la cuota de los BRICS en el producto interno bruto global, que pasará del 27% actual al 32%, según datos del Banco Mundial. De esta forma, superaran en peso económico al G7, el grupo de potencias occidentales liderado por Estados Unidos y la Unión Europea, al que solo corresponde un tercio de la producción global. Sin embargo, la principal expectativa es que las once economías participantes sumen más de la mitad del PIB mundial antes de 2050.

Por lo pronto, en el terreno económico, las cinco naciones que actualmente conforman el grupo han decidido avanzar en sus esfuerzos para reducir su dependencia del dólar estadounidense en el comercio entre sus economías. “Hay un impulso global para el uso de monedas locales, arreglos financieros alternativos y sistemas de pago alternativos”, sostuvo Ramaphosa al terminar el evento. Incluso, el presidente brasileño insistió en su llamado por una moneda común, algo que ya había anunciado a comienzos de año en alianza con Argentina.

Brasil también controla, a través de la expresidenta Dilma Rouseff, el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB, por sus siglas en inglés), establecido en la ciudad china de Shangai y que busca ser una alternativa a instituciones multilaterales como el Banco Mundial. Creado en 2015, la organización cuenta con un capital inicial de 100.000 millones de dólares.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, afirmó poco antes de la cumbre que el bloque busca establecer un sistema alternativo de pagos internacionales a SWIFT. Muchos de los principales bancos de Rusia fueron excluidos de este sistema como parte de las sanciones occidentales que siguieron a la invasión de Ucrania por parte de Moscú. Posteriormente, Rusia creó su propia alternativa.

La cita en Johannesburgo también coincidió con el exitoso aterrizaje de una misión espacial india en el Polo Sur de la luna. El primer ministro indio, Narendra Modi, ha intentado capitalizar rápidamente esta noticia con un llamado a fortalecer la colaboración en la exploración aeroespacial entre las cinco potencias, a la vez que ha recibido los elogios de todos los mandatarios presentes.

Impacto en Argentina

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha resaltado este jueves la "relevancia singular" como "referente geopolítico y financiero" de la inclusión de su país en este bloque, además de que supone el 30 % de sus exportaciones.

El mandatario argentino ha recordado que las gestiones para el ingreso comenzaron hace un año, con la petición formal al entonces presidente del bloque, el chino Xi Jinping, con la "convicción" de que los BRICS son "una plataforma política y económica necesaria frente a un mundo inestable e inequitativo", en el que los países con economías emergentes precisan "mayores niveles de integración".

Sin embargo, la noticia no fue recibida de forma positiva por las fuerzas políticas de la oposición, a la espera de las elecciones generales que se celebrarán en octubre de este año. Patricia Bullrich, candidata del principal espacio de centro derecha, adelantó que está en contra de la decisión. “El Presidente acaba de comprometer a la Argentina a la entrada a los Brics, mientras se desarrolla la invasión a Ucrania y, con más razón, junto al ingreso de Irán, país con el que la Argentina tiene una herida abierta profunda por los ataques terroristas antisemitas en nuestro territorio y antiargentinos”, reclamó Bullrich, en referencia a los atentados terroristas sufridos en la década de 1990 en los que se investiga al gobierno iraní.

Por su parte, el polémico candidato ultra Javier Milei, ganador de las primarias de hace dos semanas, adelantó en numerosas entrevistas su reticencia a cualquier tipo de alianza con China ya que "no hará pactos con comunistas"

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_