_
_
_
_

La directora del FMI pide “intensificar los esfuerzos” sobre las monedas digitales de los bancos centrales

Según Kristalina Georgieva, pese a que más de 140 bancos centrales estudian actualmente su implementación, todavía quedan muchos elementos en el aire

Rabat -
FMI
Kristalina Georgieva, directora del FMI, en una imagen de archivo.JULIEN WARNAND (EFE)

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, ha hecho un llamamiento este lunes en Rabat a “intensificar los esfuerzos” internacionales para tomar una decisión sobre la Moneda Digital de Banco Central (MDBC), que se presenta como una alternativa a los riesgos que puedan suponer los proyectos privados de criptomoneda.

En el contexto de su viaje a Marruecos para informarse sobre los preparativos de la asamblea anual del FMI y el Banco Mundial que se organizará el próximo octubre en Marrakech, Georgieva indicó que “estamos en un punto en el que mucho aún no se ha decidido. Habrá que intensificar los esfuerzos para tomar una decisión sobre este tema”.

La directora generente del FMI hizo hincapié en la “gran importancia” que da la institución a esta tecnología y apuntó que al menos 140 bancos centrales en el mundo están en “fase de experimentación”, mientras que diez países, entre ellos China, “están en fase final”, pero añadió que otros bancos centrales pararon las discusiones sobre el tema “porque no es fácil”.

“Hay un gran cambio impulsado por una revolución digital en la que el papel de la moneda fue fuertemente impactado. Hay que reconocer que si no actuamos rápidamente vamos a perder la oportunidad y crearemos riesgos para nuestro futuro”, aseveró.

Georgieva defendió las ventajas de las MDBC para permitir mayor acceso a los servicios bancarios y mayor inclusión financiera, además de que ofrecerá menor coste, además de una mayor rapidez y agilidad de las transferencias bancarias transfronterizas.

En el mismo sentido, explicó que el coste de las transferencias se sitúa en un 6,3%, lo que supone una pérdida de 45.000 millones de dólares entre los intermediarios. La directora general del FMI apuntó que para conseguir una transición exitosa hacia la moneda fiduciaria digital hace falta un “sistema de interoperatividad” entre los países y añadió que el FMI está trabajando sobre una plataforma mundial de la moneda digital de los bancos centrales para hacer frente a los riesgos que podría generar la transición.

Un dinero diferente

Entre los bancos centrales que miran con interés a las MDBC están tanto el Banco Central Europeo (BCE) como el de Inglaterra. En anteriores estudios elaborados por los expertos de estas instituciones, se evaluó los posibles efectos que tendría esta nueva forma de dinero. El mayor temor al que hacían referencia es el de provocar un colapso bancario, y para evitarlo, tanto en el caso del BCE como en el del BoE, sugerían establecer límites a la cantidad de MDBC que cada ciudadano puede amasar.

Aún sin una definición clara ni sin conocerse con certeza en qué consistirá exactamente el euro digital, el Banco Central Europeo se pronunciará en octubre sobre sus conclusiones al respecto de esta tecnología. A juzgar por lo que ha ido trascendiendo hasta el momento, el BCE lo enfoca más como un complemento a las formas actuales de dinero que como un sustituto.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_