_
_
_
_
_

LaLiga volvió a beneficios la pasada temporada gracias a las palancas del Barcelona

La patronal de los clubes no prevé volver a una rentabilidad sostenida y relevante hasta la campaña 2025-2026

Los jugadores del FC Barcelona celebran un gol durante un partido reciente.
Los jugadores del FC Barcelona celebran un gol durante un partido reciente.Román Ríos (EFE)
Javier García Ropero

Los 42 equipos profesionales del fútbol español, repartidos entre la Primera y la Segunda División, registraron a 30 de junio 2023, fecha de cierre de su ejercicio contable, unos beneficios netos acumulados de 200 millones de euros, lo que supone el primer resultado positivo tras dos temporadas seguidas en negativo por el impacto de la pandemia en las cuentas de los clubes.

Sin embargo, ese beneficio fue generado por un elemento extraordinario: las operaciones corporativas que el FC Barcelona llevó a cabo durante el verano de 2022, ya dentro del nuevo año fiscal, y que le permitió finalizar el ejercicio con una ganancia por encima de los 300 millones de euros. Esas operaciones, llamadas desde la entidad culé como palancas, se elevaron a 808 millones de euros, según la información financiera que este martes ha desglosado LaLiga, la patronal del fútbol español.

Unas cantidades que, salvo operación de última hora que se firme de aquí a junio, no se repetirán en la actual temporada, lo que conllevará una vuelta a cifras negativas. LaLiga estima que la temporada se cerrará con una pérdida antes de impuestos de unos 300 millones, de la que la mitad se considera por la patronal como déficit permitido, es decir, que se genera por aportaciones de propietarios o por la utilización de los fondos entregados por CVC para inversiones no relativas a infraestructura, mientras que la otra mitad sí se identifica como pérdidas problemáticas. En torno a ocho clubes de los 42 que componen el fútbol profesional cerrarán el ejercicio con pérdidas identificadas como relevantes, o superiores al 3% de su cifra de negocios.

La patronal estima que el fútbol español volverá a la senda de una generación estable y recurrente de beneficios en dos años. La campaña 2024-2025 se identifica como de transición, en la que el resultado neto estará cercano a cifras positivas, para elevarse a magnitudes propias del periodo pre Covid en la 2025-2026. Antes de la crisis sanitaria, en la temporada 2018-2019, los 42 equipos profesionales de LaLiga superaron los 200 millones de euros de beneficio, la mejor cifra hasta la fecha. En esa evolución, tendrá mucho que ver la vuelta a la rentabilidad ordinaria del FC Barcelona, que aún arrastra serios problemas financieros.

Las palancas del club culé también influyeron en otras variables, como los ingresos totales de los clubes, que rozaron los 5.700 millones, aunque 808 fueron por esas operaciones. Sin las mismas, la facturación estaría aún por debajo de la que generaban antes del Covid 19, pero además con una caída del 40% en los ingresos por traspasos de futbolistas. Con todo, la cantidad final se ha compensado con unos mayores ingresos comerciales, que alcanzaron en la pasada temporada un récord de 1.200 millones de euros.

La patronal apunta a un mercado de fichajes que se situará en un entorno de los 600 millones de ingresos anuales, debido a las restricciones financieras que están empezando a limitar los movimientos de los clubes de la Premier League, y que engordaba de forma importante la venta de futbolistas. Algo que, como reconoce LaLiga, “seguirá lastrando” las magnitudes de rentabilidad mientras esos ingresos no se compensen con otras vías de negocio.

Por su parte, los ingresos televisivos recibidos por los clubes fueron de 1.531 millones, un 6,4% menos que el año anterior, después de que el FC Barcelona vendiese un 25% de sus ingresos anuales al fondo Sixth Street, y de descontar la parte que le corresponde a CVC por el acuerdo de inversión de 2.000 millones en 38 de los 42 equipos profesionales del fútbol profesional español.

Deuda y costes salariales

A cierre de la temporada 2022-2023, la deuda total de los clubes alcanzaba los 3.330 millones de euros, de los que casi 1.500 correspondían a deuda ligada a reforma de estadios y otros 818 millones a financiación ligada al acuerdo con CVC.

Por otro lado, el coste de las plantillas deportivas llegó a los 3.025 millones de euros, casi un 2% superior al de la temporada anterior. Esa cifra representaba el 73% de los ingresos de los clubes, sumados también los beneficios obtenidos por traspasos, seis puntos porcentuales menos. La UEFA obligará a los equipos de Europa que ese ratio se sitúe en el 70% a partir de la temporada 2025-2026.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Javier García Ropero
Redactor de la sección de empresas, especializado en distribución, gran consumo y economía del deporte. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Especialista en información económica de la UIMP. Desarrolla su carrera en CincoDías desde 2011 tras haber pasado por El Mundo y Vocento.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_