_
_
_
_
_

JPMorgan cae con fuerza en Bolsa tras avisar del deterioro de su margen de intereses

El banco mejora su beneficio un 6% gracias a la compra de First Republic, pero advierte de que está teniendo que pagar más por los depósitos

El presidente y consejero delegado de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, en una comparecencia en el Senado de Estados Unidos, en diciembre.
El presidente y consejero delegado de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, en una comparecencia en el Senado de Estados Unidos, en diciembre.Evelyn Hockstein (REUTERS)
Miguel Jiménez

JPMorgan Chase, el mayor banco de Estados Unidos, aumentó un 6% sus beneficios en el primer trimestre del año, hasta 13.419 millones de dólares (unos 12.600 millones de euros), según ha comunicado este viernes a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC). El aumento del beneficio se debe sobre todo a la aportación de First Republic, la entidad que compró hace un año a precio de saldo. Sin embargo, la entidad ha caído con fuerza en Bolsa por el deterioro de su margen de intereses.

El presidente y consejero delegado de la entidad, Jamie Dimon, ha advertido de lo que llama una “normalización” del margen de intereses y el coste del crédito, que viene a traducirse en unos menores márgenes entre lo que el banco cobra por los créditos y lo que paga por los depósitos. Esa advertencia, el hecho de que ese margen de intermediación ya haya caído con respecto al cuarto trimestre de 2023, y un crecimiento de los gastos mayor que lo esperado, no han gustado a los inversores y ha provocado la caída de las acciones de la entidad en Bolsa al conocerse las cuentas. Los títulos caían casi el 6% en Bolsa.

Los ingresos netos ascendieron a 42.548 millones de dólares, un 8% más (un 4% más sin First Republic). El margen de intermediación fue de 23.200 millones de dólares, un 11% más, o un 5% más sin First Republic. Los ingresos netos por intereses excluidos los mercados ascendieron a 23.000 millones de dólares, un 10% más (un 4% más sin First Republic). En el trimestre mejoran las comisiones de gestión de activos y de banca de inversión, aunque eso se ve compensado en gran medida por el descenso de los ingresos no financieros del negocio de mercados.

Jamie Dimon, presidente y consejero delegado de la entidad, ha calificado en un comunicado los resultados de “sólidos”, subrayando que el beneficio sería de 14.000 millones de dólares (una cifra récord) sin la derrama para el fondo de garantía de depósitos. Tamnién ha destacado el aumento del 10% en el dividendo y la fortaleza del capital, pero ha admitido: “Este trimestre, el margen de intereses (NII) disminuyó un 4% secuencialmente y, como se esperaba, el NII sin mercados disminuyó un 2% secuencialmente debido a la compresión del margen de los depósitos y a los menores saldos de depósitos, principalmente en CCB [banca de consumo y comunitaria]. De cara al futuro, esperamos que continúe la normalización tanto del NII como de los costes crediticios”.

Tras la fuerte subida de los tipos de interés de los últimos dos años, los bancos han repercutido en el crédito el encarecimiento del precio del dinero. En cambio, las entidades han arrastrado los pies a la hora de mejorar la remuneración del pasivo. En un contexto de turbulencias bancarias, JPMorgan ha sido visto por muchos clientes como un refugio seguro al que acudir, lo que le permitía aumentar los depósitos sin pagar más por ellos. Eso ha impulsado de forma anormal el margen de intermediación. Sin embargo, poco a poco hay clientes que reclaman más por sus depósitos o buscan alternativas, lo que provoca que el coste para la entidad suba.

El panorama de tipos de interés sigue siendo incierto en Estados Unidos, especialmente tras el último dato de inflación, que ha llevado al mercado a descontar tipos más altos durante más tiempo. Esa es solo una de las incertidumbres que menciona Dimon en la nota de resultados.

“Muchos indicadores económicos siguen siendo favorables. Sin embargo, de cara al futuro, seguimos atentos a una serie de importantes fuerzas inciertas. En primer lugar, el panorama mundial es inquietante: las terribles guerras y la violencia siguen causando sufrimiento, y las tensiones geopolíticas van en aumento. En segundo lugar, parece haber un gran número de presiones inflacionistas persistentes, que probablemente continúen. Y, por último, nunca hemos experimentado realmente el pleno efecto de un endurecimiento cuantitativo a esta escala. No sabemos cómo se desarrollarán estos factores, pero debemos preparar a la firma para una amplia gama de posibles entornos a fin de garantizar que podamos estar siempre a disposición de los clientes”, señala el primer ejecutivo del mayor banco estadounidense.

Los ingresos de la banca de inversión ascendieron a 2.000 millones de dólares, por encima de las expectativas de los analistas. Los ingresos de los mercados cayeron un 5%, menos de lo previsto, y tanto la negociación de renta variable como la de renta fija superaron las estimaciones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_