_
_
_
_

Puig lanza su salida a Bolsa para captar más de 2.500 millones de euros

El grupo catalán realizará una ampliación de capital de 1.250 millones y lo combinará con una venta de acciones aún mayor

Dvd1153 Barcelona, 23/03/2023

Marc Puig, presidente de Puig, fotografiado en su despacho.

Foto: Gianluca Battista
Dvd1153 Barcelona, 23/03/2023 Marc Puig, presidente de Puig, fotografiado en su despacho. Foto: Gianluca BattistaGianluca Battista
Álvaro Bayón

Puig se lanza a la Bolsa tras más de un siglo de historia. La compañía catalana ha registrado este lunes el documento, el llamado ITF (intención de cotizar, por sus siglas en inglés), que da el pistoletazo de salida a su inminente estreno en el parqué. En él se detalla que la empresa buscará del mercado más de 2.500 millones de euros, lo que valorará el grupo catalán en más de 10.000 millones de euros.

La compañía ya ha diseñado las líneas maestras de su salida a Bolsa. Será una combinación entre una ampliación de capital, por importe de 1.250 millones, con la que espera refinanciar la deuda de sus dos últimas adquisiciones, Byredo y Charlotte Tilbury, así como el crecimiento futuro de la empresa. Además, espera que su accionista —la sociedad Exea, patrimonial de la familia Puig— coloque en el mercado parte de sus acciones, por un importe de más de 1.250 millones, pero que retenga la mayoría del capital y de los derechos de voto.

Con el objetivo de blindar el poder de la familia catalana en el capital, Puig dividirá sus acciones en dos tipos, A y B. Cada acción A, las que en principio ostentarán los Puig, tendrán cinco derechos de voto, mientras que las B, las que en principio se venderán en la salida a Bolsa, tendrán solo uno. Al mismo tiempo, Puig utilizará la ocasión para adquirir las participaciones minoritarias que no controla en Byredo y Charlotte Tilbury, a cuyos socios minoritarios les otorgará acciones B de la matriz.

Además, y en virtud del apetito del mercado, la empresa se reserva la opción de incrementar la oferta de acciones en un 15%, en lo que en la jerga bursátil se conoce como green shoe. Tanto la compañía como la familia Puig y esos nuevos accionistas minoritarios se comprometen a no vender sus acciones en 180 días desde la salida a Bolsa, un periodo que se incrementa a 365 días en el caso de los directivos de la sociedad y de algunos empleados, pero solo vinculado a ciertas acciones B.

Goldman Sachs ha trabajado como el asesor financiero exclusivo de la sociedad en el diseño de la operación, así como será junto a JP Morgan los coordinadores globales de la transacción. En un segundo escalón trabajan Santander, Bank of America, CaixaBank y BNP Paribas. BBVA y Sabadell están en un tercer escalón. Linklaters, Cuatrecasas y David Polk & Wardwell se encargan de los asuntos legales.

La publicación de este documento supone dar el pistoletazo de salida al estreno de Puig en Bolsa. La empresa llevaba semanas sondeando a posibles inversores, en un proceso que se conoce como early look. A partir de esta semana, comenzará el siguiente paso, el llamado pilot phising, en el que la empresa y sus bancos asesores tratan de alcanzar acuerdos preliminares con grandes inversores para asegurar el éxito de la transacción. A partir de ahí, y tras la publicación del folleto de salida a Bolsa por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que se prevé para finales de mes, comienza el roadshow, las reuniones con inversores y analistas para fijar el precio del debut. Se prevé que la compañía toque la campana del parqué a principios de mayo.

En estas reuniones con inversores Puig exhibirá sus últimas cifras, las mejores de su historia. Según recuerda el documento remitido este lunes al mercado, la compañía de cosméticos cerró 2023 con 4.304 millones de euros de ingresos, un 19% más que el año pasado. El ebitda (o resultado bruto de explotación) se ha situado en los 863 millones y el beneficio neto en los 463 millones, un 16% más, con 1.196 millones de deuda.

De cara al futuro, la compañía de cosméticos busca con la operación potenciar el crecimiento en Asia y también en el negocio del cuidado de la piel. También deja la puerta abierta a seguir realizando adquisiciones, tras la realizada en enero, al hacerse con la enseña Barbara Sturm.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_