_
_
_
_

Puig: 22 empresas y una conexión suiza detrás de la salida a Bolsa del año

La tercera generación de la familia controla el accionariado del grupo a través de un conglomerado de mercantiles que representan a las cuatro ramas que la componen. Una de las más relevantes tiene su matriz en Suiza y antes la tuvo en la isla de Curazao

Entramado Puig
Belén Trincado Aznar
Javier García Ropero

Más de una veintena de sociedades están pendientes de la que, se espera, será la salida a Bolsa más importante de una empresa española en más de una década. Puig, el gigante cosmético catalán, deshoja la margarita para definir su salto al parqué antes del próximo verano, si el mercado lo permite y el proceso iniciado con asesores financieros y jurídicos no da marcha atrás.

Una operación histórica para la compañía. Creada en 1914 por Antonio Puig Castelló, la empresa ha estado únicamente bajo la gestión y la propiedad de las sucesivas generaciones de la familia. Cuando se cumplen 110 años desde su fundación, y bajo la gestión de la tercera generación desde principios de siglo, Puig es hoy una multinacional de referencia en el campo de la cosmética, las fragancias y la moda, con una facturación que en 2023 habrá superado los 4.000 millones de euros, una deuda bajo control y unos beneficios al alza, con un foco cada vez más pronunciado en el mundo del lujo, como demuestran sus últimas adquisiciones.

Las cifras crecientes, y la poca perspectiva de que la cuarta generación vaya a recoger el testigo, explican la intención de la familia de buscar nuevos inversores. Puig puede alcanzar en el mercado una valoración superior a los 10.000 millones de euros, una cantidad que, por si no lo estaban ya, puede solucionar la vida de varias generaciones de los Puig.

La operación se articulará a través de Puig Brands, empresa que el grupo convirtió en la primavera del año pasado en su nueva cabecera operativa. Esto significa que, desde 2023, consolida las cuentas de sus decenas de filiales y nombra al consejo de administración. Se trata de una sociedad anónima, a diferencia de la anterior matriz, un elemento indispensable para poder afrontar una salida al parqué.

Tras la propiedad de Puig Brands hay hasta 22 sociedades ligadas a los miembros de la tercera generación de la familia que, de forma directa o indirecta, participan en su accionariado. Son los descendientes de los cuatro hijos del fundador: Mariano, Antonio, Enrique y José María Puig Planas, este último fallecido a principios de febrero a los 92 años. Era el único de los cuatro que se mantenía con vida tras la muerte, en 2021, de Mariano Puig, padre del actual presidente ejecutivo, Marc Puig, y que lideró la empresa durante décadas. Los cuatro se incorporaron a la enseña en la década de los años 50 del siglo pasado, y pusieron los cimientos del alcance internacional que hoy ostenta.

Los cuatro hermanos Puig Planas, Antonio, José María, Enrique y Mariano, segunda generación de la familia, en un homenaje recibido en  1998 junto al entonces ministro de Industria, Josep Piqué, y el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol.
Los cuatro hermanos Puig Planas, Antonio, José María, Enrique y Mariano, segunda generación de la familia, en un homenaje recibido en 1998 junto al entonces ministro de Industria, Josep Piqué, y el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol. TONI ALBIR (EFE)

La conexión suiza

A partir de Puig Brands, se empieza a deshacer la madeja de la propiedad familiar del grupo cosmético. La dueña de sus acciones es Puig SL, antigua cabecera del grupo operativo, y desde ella parten los distintos caminos a través de los que la tercera generación ejerce el control accionarial. Incluido uno que lleva hasta el cantón de Friburgo, en Suiza, con escala en Ámsterdam.

Puig SL divide su capital en tres sociedades, cada una de distinta naturaleza: Exea Ventures, registrada como holding; Exea Empresarial, de carácter inversor; y Puig Gest, una sociedad de cartera que al 90% es propiedad de la anterior. Las tres vinculadas a la familia, pero con distintas ramificaciones.

Exea Ventures SL es, según los últimos registros públicos disponibles, primer accionista de Puig SL con el 48% de sus acciones. Fue creada en 1963, pero hasta hace apenas cuatro años estuvo domiciliada en Países Bajos. En 2020 fue trasladada a Barcelona, como reflejan sus cuentas anuales de 2022. Entre1963 y 2020, tuvo diferentes nombres. La mayor parte de ese tiempo, hasta 2017, se denominó Centrabu BV, como muestra su rastro en el registro mercantil neerlandés. En 2019 cambió su nombre a Exea International, para rebautizarse por última vez a Exea Ventures hasta su traslado a España.

Como tantos casos, disponer de una sociedad holding en Países Bajos permitía a la familia beneficiarse de su laxa política fiscal. Entre 2009 y 2020, periodo en el que se mantuvo en ese país como primer accionista de Puig, se repartieron 634 millones en dividendos, de los que casi la mitad fueron a parar a su accionista neerlandés.

Pese a su traslado a Barcelona, sus vínculos con países con políticas fiscales relajadas no se han roto. El 100% de sus acciones son propiedad de Exea Ventures SA, empresa radicada en el cantón suizo de Friburgo, y antes denominada Interscents SA. Como muestra el registro mercantil de dicho cantón, fue inscrita en Suiza en 2011 como fruto de un traslado desde la isla caribeña de Curazao, donde se ubicaba desde 1982. En la actualidad este territorio no está considerado como un paraíso fiscal, aunque sí aparece en la lista de la Unión Europea de países que tienen “compromisos pendientes” en transparencia fiscal. Durante aquella etapa, aparecía como directivo Mariano Puig Planas, tal y como muestra el registro mercantil de la isla.

Según explican fuentes conocedoras, tras la sociedad suiza Exea Ventures se encuentran las ramas familiares en la misma proporción que en el resto de las sociedades que comparten. Desde Puig no se han hecho comentarios sobre esta distribución accionarial a consulta de este periódico.

Las empresas de la familia

El otro gran accionista de Puig SL, con un 41%, es Exea Empresarial, radicada en Barcelona. Este es el vehículo con el que las cuatro ramas familiares participan de forma directa en el gigante cosmético a través de sus respectivas sociedades mercantiles: Consilium, Maveor, Valldan y Neuquen. Exea Empresarial redirige a estas los dividendos que recibe de Puig: entre 2013 y 2022 les entregó un total de 334 millones.

De las cuatro, Consilium es la que tiene un mayor peso en Exea Empresarial, un 37%. Tras ella están los hermanos Puig Guasch, hijos de Mariano Puig Planas. Entre ellos, el actual presidente ejecutivo del grupo, Marc Puig, y Marian, consejero de este y presidente de Isdin. También figuran como accionistas sus hermanos Antonio y Daniel. Cada uno de los cuatro participa en Consilium a través de otras tantas sociedades. Por ejemplo, Marc Puig, a través de Dendera 2002 SL, tiene un 25,5%. Hay una quinta hermana, Ana Puig, que no figura entre los accionistas y que, según los registros del BORME, fue revocada como consejera de Consilum en enero de 2023.

El caso de Maveor, que tiene un 24% de Exea Empresarial, es particular. Detrás de ella está Manuel Puig Rocha, vicepresidente del grupo, y único hijo de Antonio Puig Planas, lo que le convierte en el accionista a nivel individual más relevante del grupo. Este, a su vez, posee esta participación a través de Lyskamm 1861, a la que representa en el consejo de Puig. Puig Rocha es, tras su primo Marc, la cara más visible del grupo.

En Valldan SL, dueña del 21% de Exea Empresarial, están los cuatro hijos de Enrique Puig Planas. Como sucede en Consilium, cada hermano participa en ella con su propia mercantil, aunque, mientras Jordi, Oriol y Josep Puig Alsina tienen cada uno el 27,66%, su hermana Sara solo tiene el 14,9%. Jordi representa a esta rama en el consejo de administración de Puig.

El último elemento en esta ecuación es Neuquen, con el 18%, y correspondiente a la familia de José María Puig Planas. Tras ella, de nuevo, cuatro hijos, Xavier, Pere, Berta y Clara, con sus cuatro mercantiles. El primero es consejero de Puig.

Últimos cambios

Este enjambre societario está en constante movimiento. En las últimas semanas, Puig SL ha modificado su consejo: los que pasaron a ser consejeros de Puig Brands han sido sustituidos por Exea Empresarial, Consilium, Maveor, Valldan y Neuquen. También ha ejecutado una reducción del 1% de su capital, porcentaje que coincide con el que se atribuye a “otros” accionistas en sus cuentas anuales.

Además, muchas de las sociedades de cartera vinculadas a los Puig han trasladado su domicilio social al número 34 de la Plaza Europa de Hospitalet. Allí se acaba de inaugurar la segunda Torre Puig, inaugurada la semana pasada por los Reyes en compañía, entre otros, de Marc y Manuel Puig.

Consejo administración Puig Gráfico
Belén Trincado Aznar

Nombres habituales

En su conglomerado de empresas, los Puig cuentan con personas de confianza fuera del ámbito familiar. El más claro es Andrés Sterba, que figura como apoderado o administrador de 18 de las 22 sociedades que están detrás de Puig Brands. Este figura como consejero delegado de Exea Empresarial. Otro es Josep Oliu, El presidente de Banco Sabadell también lo es de la nueva Puig Brands, de Puig SL y también de Exea Empresarial. Es consejero del grupo desde 2011.

Un consejo replicable en una cotizada... salvo en paridad

En los últimos años, Puig ha introducido cambios de calado en su consejo de administración para asemejarlo a las estructuras de gobernanza que siguen las empresas cotizadas. En la actualidad, el órgano de gobierno cuenta con 14 miembros, entre los que están Marc Puig como presidente y Manuel Puig como vicepresidente. La representación familiar se completa con Marian Puig, presidente de Isdin, y sus primos Xavier y Jordi. 

En la mesa también se sitenta Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell y que representa al family office de los Puig, Exea Empresarial. El resto de personas que la completan, siete, son todos independientes. Los últimos en incorporarse fueron, hace un año, Nicolas Mirzayantz , Ángeles García-Poveda, Christine A. Mei. Estas dos son las únicas mujeres con presencia en el consejo, apenas el 14% del mismo. La Ley Orgánica de Representación Paritaria y Presencia Equilibrada de Mujeres y Hombres, que entrará en vigor el 30 de junio, que exigirá que el sexo menos representado tenga una presencia mínima del 40%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier García Ropero
Redactor de la sección de empresas, especializado en distribución, gran consumo y economía del deporte. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Especialista en información económica de la UIMP. Desarrolla su carrera en CincoDías desde 2011 tras haber pasado por El Mundo y Vocento.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_