_
_
_
_
_

Revés para ACS y Abertis en Texas: su autopista estrella SH-288 se enfrenta a un posible fin de plazo anticipado

La Comisión estatal de Transportes decide hoy sobre la reversión de la concesión que opera en Houston

Javier F. Magariño
ACS Autopista Texas
Imagen panorámica de la autopista SH-288, en el entorno de Houston (Texas, EE UU).

Problemas para el grupo ACS y la participada Abertis en Estados Unidos. Su activo concesional más importante en el país norteamericano, la autopista SH-288, podría revertir a manos de la Administración de forma anticipada, según ha reconocido el grupo que preside Florentino Pérez ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De hecho, hay muchas posibilidades de que así sea, aunque el proceso se llevaría meses.

“La Comisión de Transportes de Tejas (EEUU) tiene previsto reunirse hoy 28 de marzo para autorizar la creación de una corporación de transportes y la posible terminación anticipada del contrato de concesión de la autopista SH-288, actualmente propiedad del Grupo ACS y Abertis”, se explica en una nota remitida por ACS al regulador bursátil. La creación del referido ente que actúe en nombre de la Comisión texana de Transporte viene amparada por el capítulo 431 del Código de Transporte de ese Estado. A través de la nueva corporación se puede adquirir, desarrollar, financiar, construir, remodelar u operar cualquier carretera de peaje en Texas, así como poner fin a un contrato de concesión. Ello es posible, en el caso de la SH-288, en virtud de un convenio firmado el 4 de marzo de 2016.

Al activo le restan más de 40 años de plazo de explotación, pero la Comisión de Transporte ha expresado en distintos documentos que en estos momento es más ventajoso para ella finiquitar el contrato concesional que seguir adelante. Es decir, la opción de recompra del activo está por debajo del valor de la cartera de ingresos futuros de la autopista.

Desde ACS se argumenta que la infraestructura “ha venido funcionando con notable éxito desde su entrada en funcionamiento en noviembre de 2020″. Y deja abierta una ventana a una posible solución favorable con la habilitación de un plazo de seis meses “para negociar un nuevo acuerdo con la concesionaria actual que evite dicha terminación anticipada y que refleje el interés del Estado de Tejas y de los accionistas inversores”.

ACS alcanzó hace justo un año el 100% del capital de la concesionaria de la citada SH288 (Blueridge Transportation Group), carretera de peaje que da servicio a la ciudad de Houston. Entonces se hizo con un 21,62% del capital en manos de Shikun & Binui, a través de su filial Iridium, por 450 millones de dólares. Anteriormente, la constructora había pagado 1.063 millones de euros por el 78,38% que ostentaba antes de esa última operación.

Con el control total del activo, la siguiente decisión fue traspasar la mayoría a Abertis, firma de autopistas que comparte con la italiana Mundys y que tiene en EE UU su destino prioritario de desarrollo. La catalana pagó el pasado diciembre 1.423 millones por el 56,8% del capital, lo que dejó una plusvalía neta de 180 millones para ACS al cierre de 2023.

La SH288 es explotada hasta ahora por ACS, en un tramo de 17 kilómetros de longitud, gracias a un contrato de participación público-privada (P3) a 52 años adjudicado en 2015 por el Departamento de Transporte del estado de Texas. El consorcio ganador estaba liderado por ACS Infrastructure Development (Iridium) con el 21,62% y también participaban, en labores de construcción, otras empresas del grupo ACS como Dragados USA y Pulice Construction. Otros accionistas de la concesionaria fueron la citada Shikun & Binui (21,62%), InfraRed (21,62%); Northleaf (18,03%); Clal Houston Road (9,54%), Clal Shoreland, LP (2,57%), y Star America (5%).

En el contrato se incluyó la financiación, diseño, construcción y operación de cuatro nuevos carriles de peaje en la mediana del corredor y sus accesos, la rehabilitación y mejora de las calzadas y enlaces de la autopista existente, y el acceso al complejo hospitalario conocido como Texas Medical Center. Esta fue, por tanto, una de las obras de infraestructura más importantes ejecutadas en el área metropolitana de Houston. La SH-288 acoge de media a 160.000 vehículos diarios, de los que un 10% optan por circular por los carriles de pago. La tarifa de peaje varía en función del nivel de congestión.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Javier F. Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_