_
_
_
_
_

Telefónica culminará en abril el primer apagado de la red de cobre en Europa

España, que sólo tiene 589.000 usuarios de ADSL, se adelanta a Alemania, Reino Unido y Francia. La fecha será el 19 de abril, coincidiendo con el centenario

Telefónica
Sede histórica de Telefónica.Pablo Monge

Telefónica se enfrenta a un momento histórico. El próximo 19 de abril de 2024, coincidiendo con la celebración de su centenario, apagará su histórica red de cobre, un hito para el sector en Europa, que comenzó el despliegue de estas redes legacy hace 150 años. De esta manera, España se convertirá en el primero de los grandes países europeos, y uno de los primeros del mundo, en dar el salto definitivo a la fibra óptica hasta el hogar (FTTH), tras los ambiciosos despliegues de infraestructuras llevados a cabo durante la última década. Hace diez años, la compañía cubría con fibra 3,5 millones de hogares. La teleco tiró de otros competidores como Orange, que también ha convertido a la fibra en una de sus apuestas en España, MásMóvil, Vodafone, Adamo, Avatel, Digi y Onivia, entre otros.

Bajo el calendario establecido, el servicio de cobre de Telefónica se cerrará definitivamente para clientes minoristas esa fecha. La operadora, de hecho, dejó de dar altas en cobre el 19 de abril de 2023.

Entre los países europeos, Alemania todavía no tiene fecha para el posible apagado del cobre. El CEO de Deutsche Telekom, Tim Höttges, reconoció la pasada primavera que todavía era demasiado pronto para especular. En Francia, Orange y el regulador Arcep pretenden que el apagado sea en 2030, pese a la aceleración en los despliegues realizada por la operadora.

En Reino Unido, el operador mayorista Openreach planea fijar el final de 2025 como fecha para el apagado del cobre PSTN (red pública), para realizar el apagado completo en 2030. Otras compañías como la noruega Telenor ha hecho apagados de cobre, pero a una escala menor; KPN comenzó el proceso en algunas zonas de Países Bajos a principios de este año; la finlandesa DNA prevé apagar sus redes en la primavera de 2024; mientras que la Comisión Europea ha pedido a Irlanda que acelere el cambio. Las telecos coinciden en que la migración de los usuarios del cobre a la fibra es un eje estratégico.

En este escenario, Telefónica ha mantenido su ritmo de crecimiento en la fibra en España. En el tercer trimestre, sumó 103.000 clientes y ya representa el 91% de la base de banda ancha de usuarios. Su red ya ronda los 29 millones de unidades inmobiliarias pasadas, con un uptake del 30%. Orange, en proceso de fusión con MásMóvil, llega con su red de fibra a 17,1 millones de hogares, mientras que un 90% de los clientes de banda ancha han adoptado esta tecnología de nueva generación.

Con el apagado del cobre, los clientes de Telefónica accederán a la red a través de fibra, con excepción de algunos casos aislados, especialmente en zonas remotas, que accederán a los servicios digitales mediante tecnologías alternativas como el móvil o vía satélite.

Según los últimos datos oficiales publicados por la CNMC, al cierre de septiembre había en España en torno a 589.000 accesos con las tecnologías de XDSL, vinculadas al cobre, apenas un 3,5% del total, que supera los 17 millones. La fibra ofrece una solución de operador óptima, basada en las tecnologías de XGS-PON, para los próximos 50 años, que ya permite velocidades de acceso de 10 Gbps.

Regulación

Junto al apagado comercial, hay un proceso regulatorio de cierre de centrales que Telefónica debe cumplir. Entre el denominado fin de garantía y el cierre definitivo de la central debe transcurrir un periodo de seis meses, en los que la compañía debe facilitar el servicio a otros operadores.

La reconversión de la red, iniciada en 2015 con el cierre de las instalaciones de Los Peñascales en Torrelodones y Can Rabella, en Madrid y Barcelona, respectivamente, que incluirá el cierre de 8.532 centrales.

Menor impacto ambiental

De partida, el apagado del cobre ya supone un ahorro para Telefónica, puesto que dejará de tener dos redes en funcionamiento, para tener únicamente encendida la de fibra óptica. Además, según la compañía, la red de fibra óptica logra reducir el impacto ambiental (entre energía y otros recursos materiales) hasta el 94% en España. En el caso del cobre es 18 veces mayor, ante un consumo de datos equivalente.

El apagado de la red de cobre y la migración definitiva a la fibra es uno de los argumentos de Telefónica para justificar el expediente de regulación de empleo abierto en las grandes filiales en España, puesto que, con la nueva tecnología, que sufre menos averías, necesitará menos personal.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_