_
_
_
_
_

Telefónica y Cellnex se acomodan a los tipos para controlar la deuda y los costes financieros

Las compañías afirman que, con su liquidez, cubren los vencimientos de 2024 y 2025. La teleco prevé estabilizar los pagos por intereses de la deuda

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Marco Patuano, CEO de Cellnex.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Marco Patuano, CEO de Cellnex.Pablo Monge

En los últimos días, Telefónica y Cellnex han actualizado ante los inversores las líneas de trabajo en su estrategia financiera para acomodarse a las subidas de los tipos de interés, y aminorar el impacto en los costes financieros.

En su presentación en el Día del Inversor, Telefónica señaló que ha contenido el impacto de la subida de tipos y ha controlado su efecto en la actividad de refinanciación, gracias a factores como el mix de divisas que permite al grupo contener el impacto de la refinanciación con bajos cupones. De hecho, la operadora destaca que las menores tasas en reales compensan el incremento de las tasas en euros.

Telefónica prevé que los pagos por intereses relativos a la deuda se sitúen en 2026 en un rango entre 1.100 y 1.200 millones de euros, frente a los 1.100 millones de 2023. Según la compañía, habrá un efecto gradual del mayor coste de la deuda en la refinanciación.

La teleco, que rebajó el coste de la deuda al 3,61% en septiembre (un 4,12% en el mismo mes del pasado año), señaló que cubre los vencimientos de los dos próximos años con su liquidez actual, que supera los 20.772 millones.

Telefónica defiende también que la subida de los tipos en euros no está afectando al portfolio, dado el posicionamiento de tipos fijos en el conjunto de la deuda (un 80%). La deuda financiera neta, incluyendo arrendamientos, ascendía a 35.358 millones de euros a final de septiembre. La vida media de la deuda se sitúa cerca de 12,3 años.

En los nueve primeros meses de 2023, los gastos financieros netos disminuyeron un 8%, hasta 1.282 millones de euros, como consecuencia de los menores gastos relacionados con la deuda, por una menor deuda denominada en reales brasileños y una sólida posición a tipo de interés fijo en divisas fuertes que neutraliza la subida de los tipos de interés en estas divisas.

Cellnex, por su parte, dijo a los inversores que, asumiendo un euríbor constante del 4% hasta mediados de 2025, el coste medio de la deuda se situará ese año cerca del 2,3% (un 1,8% en 2022 y un 2,2% en 2023 y 2024). De incluirse nuevas desinversiones, el coste de la deuda sería menor en 2025.

Estrategia

La empresa, que tiene entre sus principales ejes estratégicos el alcanzar el grado de inversión con S&P antes de final de 2024, dijo que los vencimientos para 2024 y 2025 están cubiertos con su liquidez actual y los fondos procedentes de las desinversiones. Por ejemplo, Cellnex afronta vencimientos los dos próximos años por 2.600 millones de euros, y prevé captar 730 millones por la venta de la participación del 49% de Cellnex Dinamarca y Cellnex Suecia, que se cerrará durante el primer trimestre. Además, acaba de percibir 630 millones por la venta de torres en Francia.

El gigante de las infraestructuras de telecos cuenta con una posición de liquidez de 4.600 millones de euros, de los que 1.200 millones son efectivo y equivalentes, y 3.400 millones corresponden a líneas de crédito sin disponer.

La deuda total de Cellnex asciende a 17.600 millones de euros a final de septiembre (300 millones menos que a la conclusión del semestre), de los que un 75% son a tupo fijo.


Respaldo de la generación de caja

Tanto Telefónica como Cellnex han defendido su capacidad de generar caja en sus últimas reuniones con los inversores. Cellnex prevé, a partir de 2027, generar un flujo de caja para pagar todos los vencimientos, señalando que tiene una alta visibilidad dado los contratos ya asegurados que superan los 100.000 millones de euros. El grupo señaló que, en los nueve primeros meses del año, registró un flujo de caja libre positivo, y adelantó que, para 2023, habrá consolidado este objetivo, inicialmente previsto para el ejercicio de 2024.

A su vez, Telefónica prevé un crecimiento anual del 10% del flujo de caja libre entre 2023 y 2026, para alcanzar los 5.000 millones de euros en este último ejercicio, dentro de su nuevo plan estratégico para ese periodo de tiempo. En 2023, la previsión de la operadora es llegar a 4.000 millones. Telefónica señaló que esta generación de caja permitirá pagar un dividendo anual mínimo de 0,30 euros por acción hasta 2026.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_