_
_
_
_
_

El abogado de la UE pide anular la sentencia que dio la victoria a Apple por las ayudas fiscales en Irlanda

El dictamen, un duro golpe para la compañía, no es vinculante pero generalmente es seguido por los jueces

Logo de Apple.
Logo de Apple.

La victoria inicial de Apple por los 13.000 millones de euros en impuestos no pagados (14.300 millones con intereses) que le reclama Bruselas por las ventajas fiscales otorgadas por Irlanda ha durado poco. Este jueves, el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha rechazado la sentencia del Tribunal General de la UE de julio de 2020, que dio la razón a la compañía y al Gobierno de Dublín al dictaminar que Bruselas no había demostrado la existencia de una ventaja fiscal selectiva concedida a Apple, y ha recomendado volver a juzgar el caso de las devoluciones de impuestos en Irlanda que enfrenta al fabricante del iPhone con la Comisión Europea.

En sus conclusiones, el abogado general Giovanni Pitruzzella ha propuesto al Tribunal de Justicia que anule la sentencia y devuelva el asunto al Tribunal General para que este resuelva nuevamente sobre el fondo. Aunque el dictamen no es vinculante generalmente es seguido por los jueces. Ahora, el tribunal tendrá que decir en los próximos meses si sigue o no esta opinión.

El asunto se remonta a 2016, cuando Bruselas ordenó al gigante americano reembolsar 13.000 millones de euros a Irlanda en impuestos impagados. Según la Comisión Europea, Irlanda había alcanzado un acuerdo con Apple que permitió a la compañía desviar hacia la isla su factura en todo el continente y reducir casi a cero su factura fiscal en Europa durante decenas de años. Dublín le ofrecía, según denunció el ejecutivo comunitario, una tasa impositiva que empezó en el 1% en 2003 y acabó siendo del 0,005% en 2014, aunque el impuesto de sociedades era del 12,5%.

El tribunal de la UE anuló esta decisión en 2020 al considerar que la Comisión “se equivocó” al declarar que se había otorgado a Apple una “ventaja económica selectiva” y, “por extensión una ayuda estatal”, pero la Comisión Europea apeló la decisión posteriormente ante el TJUE al considerar que la exclusión de la base imponible de los beneficios derivados del uso de licencias de propiedad intelectual de dos sociedades de la multinacional tecnológica constituían una ayuda de Estado incompatible con las normas europeas.

Ahora, la Comisión Europea ve reforzada su reclamación, pues el abogado general ha dictaminado que “el Tribunal General incurrió en una serie de errores de Derecho al declarar que la Comisión no había demostrado de manera suficiente que las licencias de propiedad intelectual de las que son titulares Apple Sales International y Apple Operations Europe [las dos sociedades que utilizaba Apple en Irlanda], y los beneficios correspondientes, generados por las ventas de los productos Apple fuera de los Estados Unidos, debían atribuirse a efectos fiscales a las sucursales irlandesas”.

El abogado general estima asimismo que el Tribunal General “no apreció correctamente” la existencia y las consecuencias de ciertos errores metodológicos que, según la decisión de la Comisión, viciaban las decisiones fiscales anticipadas. Por lo tanto, ha determinado que es necesario que el Tribunal General proceda “a una nueva apreciación del asunto”, según recoge un comunicado emitido por el TJUE.

Las conclusiones de Pitruzzella son un duro revés para Apple, pues abren la puerta a que Bruselas pueda ganar el caso, el de mayor cuantía de los que tiene abiertos por ayudas fiscales. La falta de armonización fiscal entre los países de la UE ha llevado a la Comisión a enfrentase a varias multinacionales por la misma razón, pero ha recibido notables reveses. En noviembre de 2022, la justicia europea tumbó la sanción a Fiat de 30 millones por impuestos no pagados en Luxemburgo. Y Starbucks ganó su caso en un litigio en Países Bajos, aunque esta decisión todavía no es firme.

El fabricante del iPhone no se ha pronunciado sobre el dictamen de Pitruzzella, pero sí recordó en un comunicado la sentencia de primera instancia que le fue favorable: “La decisión del tribunal fue muy clara: Apple no se benefició de ninguna ventaja selectiva ni de ninguna ayuda estatal, y creemos que esta decisión debe ser confirmada”.

El abogado de Apple, Daniel Beard, ya defendió el pasado mayo en una audiencia ante el tribunal que la empresa había pagado los impuestos debidos en Irlanda, de acuerdo con las normas fiscales del país. El ministro de Finanzas irlandés, Michael McGrath, dijo ayer, según AFP, que “la posición de Irlanda siempre ha sido, y sigue siendo, que se ha pagado la cantidad correcta de impuestos irlandeses y que Irlanda no ha dado ninguna ayuda estatal a Apple. Ahora estamos esperando una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre este tema”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_