_
_
_
_

Volvo se convierte en la primera gran marca europea en dejar de fabricar coches diésel

Abandonará su producción a principios de 2024

Volvo S60 en la fábrica de Volvo Cars de Ridgeville (Carolina del Sur, EE UU).
Volvo S60 en la fábrica de Volvo Cars de Ridgeville (Carolina del Sur, EE UU).REUTERS
Manu Granda

La marca de coches de origen sueco Volvo (está controlada por la china Geely) dejará de fabricar vehículos diésel a principios de 2024. Así lo ha confirmado este martes en un comunicado la automovilística, que se convierte en la primera gran firma europea en abandonar la producción de este tipo de coches (Lexus, japonesa, también había anunciado que dejaría de fabricarlos), que desde el estallido de la crisis del dieselgate en 2015 han ido perdiendo peso paulatinamente en las matriculaciones.

“Nuestro objetivo para 2030 es vender únicamente vehículos eléctricos puros y, para 2040, ser una empresa neutra desde el punto de vista climático. Esta clara hoja de ruta hacia la electrificación total es uno de los planes de transformación más ambiciosos que haya puesto en marcha cualquier fabricante de automóviles tradicional”, ha indicado Volvo. En este sentido, una de las apuestas de la compañía ha sido la creación de Polestar, una marca prémium 100% eléctrica.

“Este hito llega tras nuestra decisión del pasado año de abandonar el desarrollo de nuevos motores de combustión. En noviembre de 2022, vendimos nuestra participación en Aurobay, la joint venture que albergaba todos nuestros activos en motores de combustión. Ya no dedicaremos ni una sola corona de nuestro presupuesto de I+D al desarrollo de nuevos motores de combustión interna”, ha añadido el fabricante.

Como muestra del declive del diésel, la patronal europea de fabricantes de coches, Acea, señaló que en junio se matricularon más coches eléctricos que de gasóleo en Europa, un hecho inédito para una tecnología que fue la predominante durante varios años, con una cuota notablemente superior a la de los vehículos de gasolina. En el caso de España, si bien a los coches eléctricos aún les falta un trecho largo para alcanzar a los vehículos diésel, estos apenas supusieron el 13% de las matriculaciones entre enero y agosto.

A pesar de ello, los vehículos diésel siguen dominando con claridad en el mercado de ocasión, en el que el 56% de las ventas hasta agosto fueron de coches propulsados por gasóleo, según datos de Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores). En este mercado, la gasolina representó el 36,8% de las ventas de los coches usados en los primeros ocho meses de 2023.

Otros fabricantes como Stellantis, que posee marcas como Opel, Peugeot o Citroën, también tienen ambiciosos planes de electrificación. La automovilística con sede en Países Bajos se ha puesto como objetivo solo vender vehículos eléctricos puros en Europa a partir de 2030, año para el que también pretende que la mitad de sus matriculaciones en EE UU sean coches eléctricos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_