_
_
_
_

Reino Unido despeja las dudas y autoriza la compra de VMware por Broadcom por 63.000 millones

La investigación de las autoridades británicas concluye que no reducirá la competencia en su territorio

Logo de Broadcom en una de sus oficinas en California.
Logo de Broadcom en una de sus oficinas en California.Reuters

La Autoridad de la Competencia y los Mercados (CMA) del Reino Unido ha autorizado el acuerdo para la compra de VMware por Broadcom, valorado en 69.000 millones de dólares (63.433 millones de euros), al considerar al término de una investigación en profundidad que la transacción “no reduciría sustancialmente la competencia” en el Reino Unido.

De este modo, el panel independiente encargado de llevar a cabo la investigación en profundidad, ha confirmado su decisión de que “el acuerdo no reduce sustancialmente la competencia”, lo que lo autoriza a proceder con la transacción en el Reino Unido.

“En este caso, después de haber considerado cuidadosamente la evidencia y no haber encontrado problemas de competencia, hemos concluido que el trato puede seguir adelante”, declaró Richard Feasey, presidente del panel independiente encargado de la investigación en profundidad.

El pasado mes de julio, la CMA concluyó de manera provisional que el acuerdo de Broadcom para comprar VMware “no debilitaría la competencia” en el suministro de componentes críticos para servidores en Reino Unido, después de que el pasado mes de marzo hubiera decidido abrir una investigación en profundidad sobre la operación tras identificar problemas de competencia.

El fabricante estadounidense de circuitos integrados Broadcom alcanzó en mayo de 2022 un acuerdo para adquirir la empresa de software en la nube VMware por 61.000 millones de dólares en efectivo y acciones, además de asumir otros 8.000 millones de dólares en deuda de la compañía.

La Comisión Europea anunció en julio su visto bueno a la compra de VMware por Broadcom, si bien condicionó su aprobación a que Broadcom cumpla con todos sus compromisos de garantizar el acceso de rivales a interfaces y códigos fuente de las tarjetas de fibra.

Para responder a las dudas de Bruselas y obtener su luz verde, Broadcom se comprometió a garantizar el acceso por parte de terceros a las interfaces de aplicaciones de interoperabilidad y también a materiales, herramientas y soporte técnico necesario par el desarrollo y certificación de los FC HBA de otros.

El gigante informático de los chips planea extenderse por Europa y, en el caso de España, planea crear unos 500 empleos en su futura fábrica de procesado de obleas, según confirmaron a CincoDías fuentes de la industria española de semiconductores y microelectrónica. El proyecto supondrá una inversión de unos 1.000 millones de dólares (920 millones de euros). Los planes de la multinacional para el territorio nacional en la que sería la única instalación de este tipo en Europa, se desarrollarán en dos fases: en la primera construiría el edificio e introduciría las primeras líneas de equipamiento, y en la segunda, añadiría otras líneas de equipamiento.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_