_
_
_
_

Iberdrola facilitará la recarga eléctrica en el mayor nudo de tráfico de Levante

Pone en servicio una subestación eléctrica en Cuenca que permitirá desplegar 120 electrolineras de alta potencia

Carmen Monforte
Electrolinera ‘Supercharge’ de Tesla, en Cuenca.
Electrolinera ‘Supercharge’ de Tesla, en Cuenca.

La distribuidora eléctrica del grupo Iberdrola, i-DE, ha puesto en servicio la nueva subestación eléctrica de ST Caparral en el municipio conquense de Atalaya del Cañavate. Se trata de uno de los mayores nudos de tráficos de España: la encrucijada entre la autovía del Este a Valencia (A-3), la autovía de Alicante (A-31) y la autovía del Guadiana (A-43).

Según informa la energética que preside Ignacio Sánchez Galán, la instalación, en la que ha invertido 4,3 millones de euros, va a permitir el despliegue de una importante red de puntos de recarga de alta potencia para vehículos eléctricos, “además de contribuir al desarrollo económico y a la mejora de la garantía de suministro en las comarcas conquenses de La Mancha y Manchuela”.

En concreto, la nueva infraestructura contará con un transformador con una potencia de 20 megavoltioamperios (MVA), suficiente para atender simultáneamente 120 puntos de recarga de 150 kW (súper rápida) o 50 puntos de 350 kW (ultra rápida). Esta es la potencia mínima establecida para los puntos de recarga destinados a vehículos pesados, según el Reglamento de Infraestructura de Combustibles Alternativos, “lo que mejorará la garantía del servicio a los clientes de las poblaciones aledañas”, indica la empresa.

Además, añade, es susceptible de ampliación hasta con tres transformadores de 40 MVA, lo que supondría albergar hasta 120 MVA, capacidad que multiplicaría por seis el número de puntos recarga.

En esta misma localización, Tesla cuenta con una de sus electrolineras Supercharger. Puesta en marcha en 2018, fue actualizada este enero y ya cuenta con 10 conectores de hasta 150 kW. Por su parte, Iberdrola junto a Beeplanet inauguraron en 2021 el primer sistema de almacenamiento comercial a partir de baterías de segunda vida para alimentar puntos de recarga de vehículo eléctrico.

Este sistema de baterías cuenta con una potencia de 100 kW y una capacidad de 200kWh, lo que permite la recarga ininterrumpida durante dos horas a máxima potencia, “lo que ha permitido una solución óptima para esta ubicación al no contar hasta ahora con suficiente potencia de red”. Numerosas compañías han solicitado reforzar la red en esta zona para poder instalar electrolineras.

La construcción de la subestación conquense se encuadra en el plan de inversiones de i-DE para el fomento de la electrificación del transporte por carretera mediante el desarrollo y repotenciación de las redes eléctricas de distribución con el objetivo de hacer viable a corto, medio y largo plazo el despliegue de una importante red de puntos recarga de vehículos eléctricos de acceso público, asegurando la máxima eficiencia.

La instalación contribuye a cumplir con el Reglamento de Infraestructuras de Combustibles Alternativos, recientemente aprobado por la Comisión Europea, que obliga a los países miembros a instalar antes del año 2026 estaciones de recarga rápida para coches, furgonetas y vehículos eléctricos pesados cada 60 kilómetros en los principales corredores de transporte de la Unión Europea.

El plan estratégico de Iberdrola prevé una inversión en todo el mundo 47.000 millones de euros en el periodo 2023-2025, de los que 27.000 millones de euros se destinarán a redes, para alcanzar una base de activos de 56.000 millones.

La apuesta de la energética por el camión eléctrico

El pasado 10 de julio, Iberdrola y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) firmaron un acuerdo para la creación de la primera alianza para la electrificación de España que reúne a todos los sectores implicados en la electrificación del transporte pesado por carretera: fabricantes, infraestructura de recarga, operadores logísticos y clientes finales. Su objetivo es establecer una colaboración estratégica entre sus miembros y posicionar a la industria española como tractora en la electrificación, más específicamente, al transporte de mercancías por carretera. 

La expectativa del sector es que para 2030 los camiones eléctricos alcancen una cuota de mercado del 50% en Europa. Si a finales de 2022 había 4.000 camiones eléctricos en Europa, las previsiones apuntan a  que serán más de 80.000 en 2025, hasta alcanzar los 600.000 en 2030. 

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carmen Monforte
Es redactora de Energía de Cinco Días, donde ocupó también los cargos de jefa de Especiales y Empresas. Previamente, trabajó como redactora de temas económicos en la delegación de El Periódico de Cataluña en Madrid, el Grupo Nuevo Lunes y la revista Mercado.

Archivado En

_
_